Biden dará un discurso sobre la "batalla" para salvar la democracia de EE.UU.

·4  min de lectura

Washington, 31 ago (EFE).- El presidente estadounidense, Joe Biden, dará el jueves un discurso en horario de máxima audiencia sobre la "batalla por el alma" de EE.UU. y en el que planea denunciar el peligro que suponen para la democracia los miembros más extremistas del Partido Republicano.

Así lo adelantó este miércoles en su rueda de prensa diaria la portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre.

El discurso se producirá fuera del Independence Hall de Filadelfia (Pensilvania), un edificio considerado como la cuna de la democracia de Estados Unidos por ser el lugar donde se debatieron y firmaron tanto la Declaración de Independencia como la Constitución del país.

Con ese escenario de fondo, Biden denunciará el peligro que suponen para la democracia los republicanos que apoyan al expresidente Donald Trump (2017-2021) y a los que denomina "republicanos MAGA", acrónimo de "Make America Great Again" (Hagamos a Estados Unidos grande de nuevo), el eslogan de campaña y de la Presidencia del republicano.

"El presidente pedirá prestar atención a lo que está pasando en este país y denunciará a los 'republicanos MAGA', esa parte extrema del partido", manifestó Jean-Pierre.

Biden entró de lleno en la campaña para las elecciones legislativas de noviembre con un discurso la semana pasada en Maryland y, el martes, tuvo otro encendido mitin en el estado clave de Pensilvania.

Con esos y otros discursos, el mandatario ha intentado retratar las elecciones legislativas de noviembre como un referéndum entre aquellos que defienden la democracia de EE.UU. y aquellos que apoyaron el asalto al Capitolio del 6 de enero de 2021, que buscaba perpetuar a Trump en el poder.

Hay legisladores republicanos como Paul Gosar y Marjorie Taylor Greene que respaldaron ese ataque al Capitolio y han expresado públicamente en redes sociales su apoyo a la violencia contra miembros del Partido Demócrata y contra el propio Biden, recordó este miércoles Jean-Pierre.

Biden hizo campaña para las elecciones de 2020 con la promesa de sanar el alma de Estados Unidos y restaurar sus valores democráticos, además del respeto al Estado de derecho.

El mandatario ha dicho en varias ocasiones que una de las razones por las que decidió optar a la Presidencia fue el horror que le provocó la marcha de supremacistas blancos que tuvo lugar en 2017 en Charlottesville (Virginia) y en la que una mujer murió al ser embestida por el vehículo que conducía uno de los radicales.

En ese momento, Trump provocó una gran polémica al responsabilizar de la violencia tanto a los grupos neonazis como a los manifestantes de izquierda que se manifestaban en su contra y, además, llegó a considerar que había gente "muy buena" entre los supremacistas.

En 2017, antes de anunciar su candidatura, Biden escribió una columna en el diario The Atlantic en la que reflexionaba sobre esos acontecimientos y que encabezó con la frase: "Estamos viviendo una batalla por el alma de esta nación".

Al respecto, Jean-Pierre explicó este miércoles que el discurso del jueves en Filadelfia tocará alguno de los temas que delineó en esa columna el que fuera vicepresidente con Barack Obama (2009-2017), como el racismo, la violencia y el populismo.

Poco antes de que el mandatario se dirija a la nación, el líder de los republicanos en la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, tiene previsto dar un discurso en la localidad de Scranton (Pensilvania), cerca de Filadelfia y un sitio especialmente simbólico por ser el lugar donde nació Biden.

Filadelfia es la ciudad donde el mandatario ha hecho sus grandes anuncios en los últimos años: allí lanzó su candidatura a la Presidencia de Estados Unidos, su sede de campaña estuvo en esa urbe y, además, fue uno de los últimos lugares en los que celebró un mitin antes del día de los comicios.

Filadelfia es el municipio más poblado del estado Pensilvania, que es clave en todas las elecciones. Biden ganó en ese estado en las elecciones de 2020, pero en 2016 fue a parar a manos de Trump.

Las elecciones legislativas de noviembre determinarán si los demócratas mantienen su mayoría en las dos Cámaras del Congreso y Pensilvania podría tener un papel central en decidir quién controla el Senado.

Beatriz Pascual Macías

(c) Agencia EFE