Anuncios

EEUU ataca sitios de hutíes en Yemen; Biden reconoce que la ofensiva no ha detenido ataques a barcos

El presidente Joe Biden el jueves 18 de enero de 2024, en Washington. (AP foto/Yuri Gripas)

WASHINGTON (AP) — Las fuerzas de Estados Unidos perpetraron el jueves un quinto ataque contra sitios de los hutíes en Yemen respaldados por Irán, continuando una ofensiva que el presidente Joe Biden reconoció no ha frenado los ataques de los rebeldes contra navíos en el mar Rojo que han trastocado el transporte marítimo global.

Los bombardeos más recientes destruyeron dos misiles antibuque de los hutíes que “tenían como objetivo el sur del mar Rojo y estaban listos para ser lanzados”, dijo el Mando Central de Estados Unidos en un comunicado publicado en la red social X. Fueron realizados por aviones de combate F/A-18 de la Armada, informó el Pentágono.

Biden dijo que Washington continuará con los ataques militares, pese a que hasta ahora no han impedido que los hutíes dejen de atacar embarcaciones comerciales y militares. El Reino Unido también ha efectuado bombardeos como parte de la misma ofensiva.

“Si la pregunta es si están funcionando, si están deteniendo a los hutíes, no. En cuanto a si van a continuar, sí”, expresó el mandatario a la prensa poco antes de salir de la Casa Blanca rumbo a Carolina del Norte, donde daría un discurso sobre sus políticas internas.

Biden hizo sus declaraciones luego de una ronda significativa de ataques el miércoles por la noche, cuando las fuerzas militares estadounidenses lanzaron otra andanada de misiles desde buques y submarinos contra 14 sitios controlados por los hutíes. Los ataques fueron efectuados desde el mar Rojo e impactaron 14 misiles que el mando consideraba una amenaza inminente.

Su gobierno también ha vuelto a colocar a los hutíes en su lista de terroristas globales especialmente designados. Las sanciones que conlleva la designación oficial tienen por objeto separar a los grupos extremistas violentos de sus fuentes de financiación, y a la vez permitir que la ayuda humanitaria siga llegando a los yemeníes empobrecidos.

Pese a las sanciones y los ataques militares, incluida una operación a gran escala realizada por buques y aviones de guerra estadounidenses y británicos que impactaron más de 60 blancos en todo Yemen, los hutíes siguieron azotando buques comerciales y militares. Estados Unidos ha advertido enérgicamente a Irán que deje de proporcionarles armas a los hutíes.

“Nunca dijimos que los hutíes se detendrían inmediatamente”, señaló la subsecretaria de prensa del Pentágono, Sabrina Singh, durante una sesión informativa, luego de que le preguntaron por qué los ataques aparentemente no habían logrado frenar a los hutíes. Desde que empezó la operación conjunta de Estados Unidos y Gran Bretaña el viernes de la semana pasada —la cual ha impactado 28 sitios y alcanzado más de 60 objetivos en esa primera ronda— los ataques realizados por los hutíes han sido a “una menor escala”, comentó Singh.

Durante meses, los hutíes han atacado las embarcaciones en el mar Rojo que, según los rebeldes, estaban vinculadas con Israel o se dirigían a los puertos israelíes. Señalaron que el objetivo de sus ataques es poner fin a la ofensiva terrestre y aérea de Israel en la Franja de Gaza, la cual se desató tras el asalto de Hamás el 7 de octubre en el sur de Israel. Pero los vínculos con las embarcaciones impactadas en los ataques rebeldes se han vuelto más insignificantes a medida que los bombardeos continúan.

La ofensiva contra los hutíes también ha generado interrogantes sobre si el conflicto entre Israel y Hamás se ha expandido a una guerra regional más amplia.

“No buscamos la guerra, no pienso que estemos en guerra. No queremos ver una guerra regional”, dijo Singh.

Las fuerzas militares británicas advirtieron de un posible ataque nuevo contra el transporte marítimo a unos 160 kilómetros (100 millas) frente a la costa de Yemen en el golfo de Adén. La Organización de Comercio Marítimo de Gran Bretaña, que emite advertencias en relación con el transporte marítimo en Oriente Medio, no dio detalles al respecto.

Por otro lado, Washington y sus aliados han creado la Operación Guardián de la Prosperidad para proteger el tránsito marítimo, y actualmente buques de guerra de Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña están vigilando la zona.

“Estos ataques seguirán durante todo el tiempo que sea necesario”, dijo el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kirby, y añadió: “De ninguna manera voy a dar indicios de dónde vamos a atacar".

___

Los periodistas de The Associated Press Jon Gambrell en Jerusalén y Tara Copp, Lolita C. Baldor y Sagar Meghani contribuyeron a este despacho.