Belgrado suspende el EuroPride por la crisis con Kosovo

·2  min de lectura

Belgrado, 27 ago (EFE).- El presidente de Serbia, el populista nacionalista Aleksandar Vucic, anunció este sábado que el festival EuroPride 2022, prevista para mediados de septiembre en Belgrado, queda suspendido al menos provisionalmente debido a la actual tensión política con Kosovo.

"Esto sí afecta los derechos de la minoría y es un problema que tenemos, pero el país está cargado de problemas. Hay momentos en los que no es posible tenerlo todo", declaró Vucic en rueda de prensa en Belgrado.

"Será cancelado o pospuesto el EuroPride de septiembre", indicó el mandatario, y señaló que lamenta la decisión, que fue tomada junto con el Gobierno saliente, liderado por Ana Brnabic, una lesbiana declarada.

El mayor evento europeo de la comunidad LGBTI+ estaba previsto este año en Belgrado para la semana del 12 al 18 de septiembre, con un gran desfile del orgullo el día 17.

Vucic señaló que la actual tensión con Kosovo, un antigua provincia serbia que en 2008 proclamó su independencia pero que Serbia no reconoce, podría durar hasta finales de octubre o incluso profundizarse.

Serbia y Kosovo tienen grandes desacuerdos sobre el uso en territorio kosovar de documentos de identidad y matrículas de coches emitidos por Serbia, un problema que tratan de solucionar estos días enviados de Estados Unidos y la Unión Europea.

El coordinador del EuroPride 2022, Goran Miletic, anunció que los organizadores se quejarán ante la justicia, que deberá decidir en su favor.

"Sólo se puede prohibir el desfile. Pero incluso esa decisión hipotética sería contraria a la Constitución", dijo Miletic en declaraciones a la agencia de noticias Tanjug.

Añadió que los eventos que forman parte de la manifestación y se celebran en espacios cerrados no pueden ser prohibidos.

En el pasado, unas sentencias declararon inconstitucionales varias prohibiciones de la marcha del orgullo gay entre 2009 y 2013.

Desde entonces, las marchas se celebraron desde 2014 en Belgrado con pocos problemas.

Vucic criticó hoy las recientes protestas contra el EuroPride en Belgrado como "una vergüenza", organizada por los derechistas y "monjes enemigos de la Iglesia Ortodoxa Serbia" y gente "condenada por violencia doméstica".

Algunos partidos de la derecha antieuropeísta y prorrusa piden que se prohíba lo que calificaron como "Euro-OTAN-Pride" argumentando "razones morales, de seguridad, económicas y sanitarias".

Un obispo serbio llamó a rebelarse incluso con armas y "maldijo" a la primera ministra por ser lesbiana.

Serbia es un país candidato al ingreso en la UE, y la cancelación de EuroPride podría acarrearle críticas.

Belgrado logró hacerse con la celebración en 2019 frente a candidaturas como la de Barcelona, Lisboa o Dublín.

La comunidad LGBTI+ todavía sufre de discriminación legal y social en los Balcanes Occidentales.

En Serbia, la principal exigencia de esa comunidad es una ley que legalice las parejas homosexuales.

(c) Agencia EFE