Bass aumenta a más de 29.000 votos su ventaja y va camino a ganar la alcaldía de Los Ángeles

L.A. mayoral candidates Karen Bass and Rick Caruso.
Los candidatos a la alcaldía de Los Ángeles, Karen Bass y Rick Caruso. (Los Angeles Times)

La congresista Karen Bass se acercó a la victoria en la todavía indecisa carrera por la alcaldía de Los Ángeles, con un recuento de votos actualizado que muestra a la congresista por delante del promotor inmobiliario Rick Caruso por más de 4 puntos porcentuales casi una semana después del cierre de las urnas.

Los resultados aún no son definitivos, y probablemente queden miles de votos por contar. Pero los últimos resultados muestran que Bass sigue aumentando su ventaja, y los expertos dicen que les cuesta ver un camino para que Caruso recupere el terreno cedido a Bass en los últimos días de resultados.

Sería la primera mujer elegida como alcaldesa de Los Ángeles y sólo el segundo angelino negro en dirigir la ciudad.

Bass tiene ahora una ventaja del 52,15% contra el 47,85%, o 29.271 votos, según la oficina del Registro Civil del Condado de Los Ángeles. La actualización del lunes favoreció fuertemente a Bass, ya que la congresista obtuvo el 63% de los más de 76.100 votos recién contados. Los votos emitidos en la ciudad de Los Ángeles representaron alrededor del 40% del último tramo, que incluía 191.312 papeletas en total.

"Estos resultados significan que Karen Bass está en camino de ganar la alcaldía de Los Ángeles", dijo Fernando Guerra, director del Centro para el Estudio de Los Ángeles de la Universidad Loyola Marymount. "Para que Caruso gane, no sólo tendría que revertir esta tendencia, sino invertirla drásticamente, ganando el mismo porcentaje de votos que ella ha obtenido recientemente. No hay ningún indicio para creer que pueda hacerlo".

Aunque Caruso tenía una ligera ventaja después de la noche de las elecciones, Bass le ha superado en todos los resultados publicados desde entonces. La oficina del registrador estimó el lunes que quedan por contar 655.300 papeletas de todo el condado, y que las papeletas de la ciudad constituyen un número indeterminado de ese total.

Raphael Sonenshein, director del Centro Pat Brown para Asuntos Públicos en Cal State Los Angeles, dijo que los totales de votos parecían "moverse en una dirección irrevocable" a favor de Bass.

Paul Mitchell, un estratega demócrata y experto en patrones de votación, dijo el lunes que no podía ver un camino a la victoria de Caruso sobre la base de la información actualmente disponible.

"La información que tenemos ahora es que estos son todos los votos tardíos, que están distribuidos geográficamente en toda la ciudad, y no hay ninguna razón para sugerir que el próximo lote de boletas va a ser diferente del lote de boletas que acabamos de ver", aparte de las diferencias marginales, dijo Mitchell.

En este momento, "cerrar esa brecha significaría algún giro asombroso en estos números, y no hay realmente una razón intelectualmente creíble para sugerir por qué podría suceder", dijo Mitchell.

"Me siento honrado y agradecido por el apoyo que seguimos viendo. Soy optimista y espero la próxima actualización", dijo Bass en un comunicado. El lunes estuvo en Washington por asuntos del Congreso, según su campaña.

Caruso no comentó inmediatamente los últimos resultados.

Las reformas electorales que entraron en vigor en 2020 cambiaron el calendario electoral de la ciudad de años impares a años pares, sincronizando las carreras locales con las elecciones estatales y nacionales. La medida pretendía aumentar la participación de los votantes, y las elecciones del 8 de noviembre ya han cumplido ese objetivo, llevando a más votantes a las urnas que cualquier otra elección desde que Tom Bradley derrotó a Sam Yorty para convertirse en alcalde en 1973.

Las elecciones de 2022 van camino de superar fácilmente los 788.000 votos emitidos ese año. Los Ángeles tenía más de un millón de residentes menos en 1973 que en la actualidad.

Bass ya ha recibido más votos que ningún otro candidato a la alcaldía desde que Bradley se convirtió en el primer alcalde negro de la ciudad. Es casi seguro que superará esa marca, y posiblemente también el máximo histórico en una carrera por la alcaldía: los 449.572 votos que recibió Yorty en 1969, cuando derrotó a Bradley en su primer enfrentamiento.

La participación en las elecciones a la alcaldía de L.A. alcanzó el récord del 76% en 1969 y, desde entonces, ha ido disminuyendo de forma constante hasta este año.

Los resultados de la mayoría de las demás elecciones no cambiaron sustancialmente en los recuentos publicados el lunes.

Lindsey Horvath, miembro del Consejo Municipal de West Hollywood, vio su ventaja sobre el senador estatal Bob Hertzberg (D-Van Nuys) crecer en más de 7.000 votos en la carrera por el supervisor del Condado de Los Ángeles en el 3er Distrito. Horvath aventaja ahora a Hertzberg en un 51,19% contra un 48,81%.

En la carrera para sheriff del condado de L.A., el ex jefe de policía de Long Beach, Robert Luna, vio como su margen sobre el actual sheriff Alex Villanueva seguía aumentando, con una ventaja de Luna del 59,84% contra el 40,16%.

En la carrera por el Ayuntamiento para suceder a Mike Bonin y representar su distrito costero, la abogada Erin Darling siguió recortando ligeramente el margen de la abogada Traci Park, aunque ésta sigue teniendo una ventaja de más de 7 puntos sobre Darling, con un 53,71% de los votos frente a su 46,29%.

En la batalla por representar un escaño entre Glassell Park y Hollywood, el concejal en funciones Mitch O'Farrell siguió siendo muy vulnerable, ya que el organizador sindical Hugo Soto-Martínez aumentó su ventaja a más de 9 puntos, con el 54,57% de los votos frente al 45,43% de O'Farrell.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Este artículo fue publicado por primera vez en Los Angeles Times en Español.