Anuncios

El banco central australiano mantiene los tipos sin cambios al menos hasta febrero

FOTO DE ARCHIVO. Dos mujeres caminan junto a la sede del Banco de la Reserva de Australia en el centro de Sídney, Australia

Por Stella Qiu

SÍDNEY, 5 dic (Reuters) - El banco central de Australia mantuvo los tipos de interés estables el martes, tal y como se esperaba, lo que le da más tiempo para evaluar el estado de la economía y decidir si seguirá endureciendo la política monetaria el año que viene, a pesar de que se considera casi seguro que Estados Unidos y Europa los relajarán.

Al término de su reunión de diciembre, el Banco de la Reserva de Australia (RBA, por sus siglas en inglés) mantuvo los tipos en el 4,35%, su nivel más alto en 12 años, y añadió que los datos económicos recibidos desde noviembre —cuando subió un cuarto de punto— habían estado en línea con las expectativas.

Los mercados habían apostado fuerte por un resultado estable, dado que la inflación había bajado un poco más de lo esperado en octubre. La probabilidad de una nueva subida al 4,6% en el nuevo año se redujo ligeramente al 38%, desde el 43% anterior a la decisión de no cambiar.

El dólar australiano ampliaba las caídas anteriores y bajaba un 0,6%, a 0,6581 dólares estadounidenses, y el rendimiento de la deuda pública australiana a tres años descendía 5 puntos básicos, hasta el 4,00%.

"Mantener estable el tipo de interés en esta reunión dará tiempo para evaluar el impacto de las subidas de los tipos de interés sobre la demanda, la inflación y el mercado laboral", dijo Michele Bullock, gobernadora del Banco de la Reserva de Australia.

Bullock también mantuvo el sesgo restrictivo suavizado del mes pasado, afirmando que la necesidad de nuevas subidas de tipos dependería de los datos y de la evolución de la evaluación de riesgos.

Fue la última oportunidad del RBA de subir los tipos antes de su próxima reunión de febrero y supuso un alivio navideño para los titulares de hipotecas, muchos de cuyos pagos mensuales se han disparado en más de 1.000 dólares australianos (662 dólares estadounidenses) al mes debido al elevado coste de la vida.

"La declaración, en nuestra opinión, fue menos agresiva que la de noviembre y también menos agresiva de lo que esperábamos", dijeron los analistas de Barclays en una nota a clientes.

"Seguimos pensando que el ciclo de subidas ha terminado, aunque observamos que el enfoque del banco, dependiente de los datos, implica la posibilidad de otra subida tras las cifras de inflación del cuarto trimestre". Estas cifras se publicarán a finales de enero, antes de la próxima reunión del RBA, el 6 de febrero.

Bullock se ha mostrado restrictiva en recientes declaraciones públicas, advirtiendo de que la inflación está cada vez más impulsada por la demanda interna, lo que exige una respuesta más "sustancial" de los tipos de interés.

En la actualidad, no se prevé que la inflación vuelva al objetivo del 2% al 3% fijado por el banco hasta finales de 2025.

(Reporte de Stella Qiu; editado en español por Benjamín Mejías Valencia)