Anuncios

“Fue de gran ayuda para mí, un apoyo moral”: la adolescente argentina contó cómo fue el cautiverio en Gaza con su perra Bella

Mia Leimberg y su perra Bella, en el momento de ser liberada por milicianos de Hamas
Mia Leimberg y su perra Bella, en el momento de ser liberada por milicianos de Hamas

JERUSALÉN.- La adolescente argentina Mia Leimberg salió de casi dos meses de cautiverio en la Franja de Gaza con su perra Bella, Shih Tzu, en brazos, uno de los momentos más sorprendentes de un alto el fuego de una semana entre Israel y Hamas que terminó el viernes pasado.

“Cuando estábamos allí, teníamos que darle de comer nuestras sobras. Sí, estoy hablando de vos, Bella”, dijo Leimberg, de 17 años, mirando al pequeño perro blanco en sus brazos. “Y teníamos que asegurarnos de que ella no se volviera loca donde estábamos. Teníamos que retenerla para que no fuera a explorar y molestar a nadie allí”.

Mia y su madre, Gabriela, visitaban a su familia en el Kibbutz Nir Yitzhak cuando fueron tomadas como rehenes por Hamas durante su matanza del 7 de octubre en el sur de Israel, lo que desató la guerra con el grupo islamista palestino en Gaza.

La madre, la tía y la perra de Mia fueron liberadas como parte de un canje por prisioneros palestinos, pero su tío y la pareja de su tía siguen en cautiverio.

Fue difícil. La sostuve a Bella todo el camino hasta allí. Fueron cuatro kilos extra. Y tengo la suerte de poder mantenerla durante toda esa situación y traerla de regreso”, dijo Mia desde su su casa en Jerusalén en su primera entrevista con los medios.

También empezaron a surgir otros relatos del cautiverio de Hamas con el regreso a casa de algunos de los rehenes israelíes. Algunos descripciones alojamientos “asfixiantes”, sin acceso a medicamentos y con escasez de alimentos. Los niños han contado que se les ordenó siempre guardar silencio.

“Afortunadamente para mí, Bella no se parece a todos los otros perros pequeños que conozco personalmente, es bastante tranquila, a menos que esté jugando o enojada”, dijo. “Si la hubieran visto como una molestia, creo que no me habrían dejado quedármela, con toda honestidad”.

“Un apoyo moral”

Muchas mascotas murieron o desaparecieron durante el ataque de Hamas del 7 de octubre.

El padre de Mia, Moshe, dijo que buscaron a Bella durante las semanas que su familia estuvo en cautiverio. El día de su liberación, se sorprendió al escuchar que ella salió con el perro en brazos.

Describió con más detalle lo que pasó su hija para quedarse con Bella. “Le preocupaba que le pasara algo al perro si la dejaba atrás”, dijo.

Mia escondió a la perra debajo de su pijama mientras los subían a un vehículo que salía del kibutz.

“Luego los llevaron a túneles... ella tuvo a la perra con ella todo el tiempo”, dijo. “Cuando salieron del túnel tuvieron que subir por una escalera, fue entonces cuando la gente de Hamas se dio cuenta de que esto no era una muñeca, era un perro vivo que respiraba”.

“Se produjo una pequeña discusión y se decidió dejarla quedarse con la perra en lugar de dejarlo atrás”.

Los cautivos limpiaron los desechos del perro para evitar malos olores.

“Estaba muy decidida a traer a la perra de regreso, y una de las expresiones que tiene ahora, sobre el perro, es ‘Te amo hasta Gaza ida y vuelta’”.

Esta foto facilitada por GPO muestra a Gabriela y Mia Leimberg, en la parte trasera, hablando con su familia desde un punto de encuentro en territorio israelí tras ser liberadas por Hamás, el martes 28 de noviembre de 2023.
Esta foto facilitada por GPO muestra a Gabriela y Mia Leimberg, en la parte trasera, hablando con su familia desde un punto de encuentro en territorio israelí tras ser liberadas por Hamás, el martes 28 de noviembre de 2023.

Más de 100 rehenes fueron liberados en la tregua que finalizó el viernes. Desde entonces se han reanudado los combates e Israel continúa su ofensiva militar contra Hamás en Gaza.

Mia describió cómo el cautiverio fue una experiencia dura que “llevará bastante tiempo asimilarlo”. Pero tener a Bella ayudó. “Ella fue de gran ayuda para mí. Me mantuvo ocupada. Fue un apoyo moral”.

Dijo que lucharán por la libertad de los demás rehenes, incluida la pareja de su tío y su tía.

“Los extrañamos todos los días y se siente mal estar aquí sin ellos”, dijo. “Aunque estoy feliz de estar de regreso, todavía no hemos terminado”.

Agencia Reuters