Axel Kicillof criticó a la Corte Suprema y evitó comentar el arribo de Massa al Gobierno

·5  min de lectura
Axel Kicillof recorrió obras en General Villegas
Axel Kicillof recorrió obras en General Villegas - Créditos: @Prensa GBA

LA PLATA.– El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, criticó hoy con dureza a la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que debe resolver la demanda por fondos coparticipables iniciada por el gobierno porteño de Horacio Rodríguez Larreta. “Ahora la Corte Suprema de Justicia, esa que nombraron por decreto, le quiere dar toda la plata a la jurisdicción más rica, que es la ciudad de Buenos Aires, que es Larreta. Yo creo que esa discusión la tenemos que dar entre todos”, dijo el mandatario.

Fue durante una recorrida por General Villegas, donde Kicillof apuntó en particular al vicepresidente de la Corte, Carlos Rosenkrantz, aunque evitó nombrarlo. El gobernador apuntó al máximo tribunal ante una pregunta sobre las autonomías de las regiones y la posibilidad de dividir este territorio.

El fiscal Diego Luciani: “Hubo un direccionamiento grosero e inadmisible a favor de Báez”

“Yo estoy de acuerdo con la autonomía. Pero hay que ver de dónde sale la plata. Vieron que dicen que hay que dividir la provincia en seis. Si lo hacen con los mismos recursos que tenemos ahora, van a ser seis provincias que estén fregadas, no una sola. El problema es que hemos perdido muchos recursos desde la década del 80: la provincia aporta el 40 por ciento de los impuestos y recibe el 22. Conquistamos alguito la última vez. Ahora, la Corte Suprema de Justicia, esa que nombraron por decreto, le quiere dar toda la plata a la jurisdicción más rica que es la ciudad de Buenos Aires, que es Larreta. Yo creo que esa discusión la tenemos que dar entre todos. ¿Quién no quiere que haya energía? ¿Quién no quiere que haya escuelas? Necesitamos recursos”, reclamó.

En Villegas, Kicillof recorrió una estación transformadora de energía y la nueva línea de alta tensión que une esa localidad con Pehuajó. “Venimos a honrar y aportar al desarrollo de la provincia de Buenos Aires. Esta obra es inmensa. Es faraónica. Es una obra de infraestructura social básica que transforma para siempre la provincia”, expresó el gobernador, acompañado por el subsecretario de Energía de la provincia, Gastón Ghioni.

“Yo me canso de escuchar a dirigentes –de la oposición en su mayoría, pero no todos– decir que nuestra provincia es inviable. Que nuestra provincia es campo. Pero no es el campo lo que nos da la riqueza. Es el trabajo de nuestra gente aplicado a la industria, al agro. Nuestra provincia en su enormidad tiene deficiencias de infraestructura. No es que sea inviable”, afirmó, para agregar: “Esta sola línea sale más de 10.000 millones de pesos. Esta es una obra inabarcable para presupuestos municipales. Y lo es también para el presupuesto de la provincia. Son obras que superan la posibilidad de la provincia, pero si no se hacen la Provincia sí se vuelve inviable. Esto permite genera más valor en los productos que salen de nuestro campo, de nuestra tierra”, dijo.

Luego de agradecer a Alberto Fernández y Cristina Kirchner por la asistencia para la obra, Kicillof criticó a Rosenkrantz. “Escuchaba a un juez de la Corte Suprema decir que a veces es muy costoso hacer estas cosas. Claro que es costoso. Pero para nosotros donde hay una necesidad hay un derecho”, destacó.

Los medios presentes consultaron a Kicillof sobre los cambios en el gobierno nacional, dado que aún no se refirió al desembarco de Sergio Massa como ministro de Economía. Kicillof, sin embargo, evitó nombrar al expresidente de la Cámara de Diputados de la Nación .

“Es una situación de mucha incertidumbre y turbulencia mundial. El primer de ministro de Italia perdió su puesto. El Gran Bretaña el ministro Boris Johnson tuvo que formar gobierno. Estamos en una situación muy compleja porque se han sucedido cambios inesperados”, dijo Kicillof, a modo de introducción antes de dar una respuesta sobre los cambios de gabinete nacional. Pero volvió a apelar a un rodeo: “El Frente de Todos tiene una particularidad respecto de otros gobiernos: lo que nos interesa e incluso lo que genera a veces debates es cómo hacemos para ponerle más plata en el bolsillo a la gente. La verdad es una situación económicamente muy compleja”.

Finalmente, arriesgó las políticas que espera del ministro Massa: “Estamos con mucha incertidumbre: hay que tomar las mejores medidas. Se han realizado cambios importantes que tiene que ver con eso: mejorar la calidad de vida de la gente. Y defender lo nuestro. El tema es que los millones de argentinos accedan a precio razonable a los alimentos. No podemos solventar ganancias extraordinarias” , destacó.

Antes de concluir su gira por el interior, que lo llevó también a Carlos Tejedor, el gobernador volvió a marcar diferencias internas a la hora de referirse “al campo”.

"Borrar todo" Los WhatsApp comprometedores para cobrar todo lo posible después de perder las elecciones

“Cuando se habla de campo hay que considerar que no es un todo homogéneo, idéntico. Hay grandes y pequeños productores. Hay sojeros, ganaderos. Hay quienes se dedican al porcino. Al ovino. Hasta la apicultura. Son actividades distintas. Muchas veces cuando dicen que le está yendo bien al campo es al que más posibilidades tiene. Al gran exportador, a las cerealeras. Nosotros tenemos debilidad por lo productivo. En particular, por lo productivo rural”, aseguró

“Vemos que situación de las grandes exportadoras es bárbara. Una cosa son los pools de siembra, que son casi bancos y otra cosa son los chacareros. El productor rural. El que invierte. El que se levanta a las cinco de la mañana para dedicarse al campo. Es muy distinto”, dijo, ante una consulta del diario La Actualidad, de General Villegas.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.