Anuncios

Aviones Boeing 737 Max 9 de Alaska Airlines vuelven a volar

Un avión Boeing 737 Max 9 de Alaska Airlines aguarda la inspección en el hangar de la aerolínea en el Aeropuerto Internacional Seattle-Tacoma, en Washington, 10 de enero de 2024. (AP Foto/Lindsey Wasson, File)

Los aviones de pasajeros Boeing 737 Max 9 de Alaska Airlines volvieron al aire por primera vez desde que explotó un panel en el costado del fuselaje de un avión.

La aerolínea dijo en un comunicado que ha completado la inspección final de los aviones y que los vuelos se reanudaron con un trayecto de Seattle a San Diego el viernes por la tarde.

La Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA) aprobó el miércoles el proceso de inspección y mantenimiento de los aviones para que vuelvan a volar. Los técnicos de Alaska iniciaron sus inspecciones esa noche, afirmó la aerolínea.

La aerolínea añadió que espera finalizar las inspecciones para el fin de la semana próxima a fin de reanudar totalmente sus planes de vuelo. Las inspecciones toman hasta 12 horas para cada avión.

“Cada uno de nuestros 737-9 MAX regresará al servicio sólo cuando se completen las inspecciones rigurosas y se considere que cada avión está en condiciones de volar de acuerdo con los requisitos de la FAA”, detalló la aerolínea en un comunicado el viernes.

El primer vuelo de pasajeros de United en un Boeing MAX 9 desde que explotó el panel en el vuelo de Alaska Airlines partió de Newark, Nueva Jersey, a Las Vegas el sábado por la mañana. El vuelo transportaba a 175 pasajeros y seis miembros de la tripulación.

El presidente y director general de Boeing Commercial Airplanes, Stan Deal, dijo el viernes en un mensaje a los empleados de Boeing que el objetivo más inmediato de la compañía es ayudar a las aerolíneas a restablecer sus operaciones.

“Nuestro objetivo a largo plazo es mejorar nuestra calidad para que podamos recuperar la confianza de nuestros clientes, de nuestro regulador y del público que vuela”, escribió.

“Francamente, les hemos decepcionado y defraudado. Lamentamos profundamente los importantes trastornos y la frustración de nuestros clientes, algunos de los cuales han sido criticados pública e injustamente”, añadió.

La FAA ha detallado el proceso que deben seguir las compañías aéreas para inspeccionar —y, en caso necesario, reparar— los paneles denominados tapones de las puertas, uno de los cuales se desprendió en el vuelo 1282 de Alaska Airlines el 5 de enero.

Los tapones se utilizan para sellar los agujeros dejados para puertas adicionales en el Max 9 cuando un número inusualmente alto de asientos requiere más salidas por razones de seguridad.

Alaska Airlines dejó en tierra sus 65 Max 9 pocas horas después que uno de los dos tapones de la mitad trasera de la cabina del vuelo 1282 saliera volando por los aires a unos 4.900 metros (16.000 pies) sobre Oregon. La FAA inmovilizó todos los Max 9 de Estados Unidos al día siguiente del incidente.

Ningún pasajero resultó herido de gravedad.