Avicci, la estrella del Pop-House que se mató, cumpliría 33 años

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 8 (EL UNIVERSAL).- Cinco años antes de que el artista de música electrónica Avicii, fuese encontrado sin vida en su habitación en la ciudad de Omán, en Medio Oriente, el sueco lanzó uno de sus grandes éxitos "Wake me up", que en su primera estrofa narra la situación que, como tantos otros músicos, afrontaba debido a la fama.

"La vida me pasará si no abro los ojos / eso está bien para mi / Así que despiértame cuando todo termine", expresó Avicci en la canción que hasta este jueves, cuatro años después de su muerte, sigue siendo la más escuchada con más de mil millones de reproducciones en Spotify.

A pesar de su notable cansancio y las constantes muestras de fatiga y padecimientos de salud por el ritmo de vida del joven DJ, nadie, ni sus fans, ni su propia familia previno las intenciones que Avicci tenía de quitarse la vida.

El primer problema que apareció en la vida de Tim Bergling (verdadero nombre de Avicii), fue una pancreatitis presuntamente por exceso en el consumo de alcohol, lo cual comenzó a mermar su rendimiento en los escenarios.

"Beber se convirtió en una rutina para mí, pero es imposible seguir haciendo giras y tomando al mismo tiempo porque vas a colapsar, especialmente cuando estás tocando en 320 shows al año", compartió Avicii al diario Standard poco después de superar la pancreatitis.

Pero los doctores le hicieron la recomendación de realizarse una cirugía que no quiso aceptar. Un año después en el 2014 Avicii se vio obligado a realizar la operación dónde le extrañaron la vesícula biliar, esa sería su primera "pausa" de un año.

Sin embargo él mismo reconocería que no hubo descanso en ese lapso pues no dejo de trabajar, por la ambición de seguir en lo más alto.

"Estuve en el estudio 12 horas al día y luego volví a las giras. Es difícil decir que no en esta industria. Uno quiere tocar todo y estar en todas partes", también señaló a Standard.

Las giras para Avicii eran una forma de poder convivir con quiénes le rodeaban, ya que él era una persona más bien introvertida, contrario a lo que podría apreciarse en los escenarios.

"La escena no era para mí. No eran los espectáculos ni la música. Siempre eran las cosas que rodean eso, cosas que no se me daban naturalmente", expresó en 2016 previo a su retiro para Hollywood Reporter.

Dos años después durante una visita a Omán, Avicii se quitó la vida en su habitación de hotel.

Sí padre declaró después, que él jamás pensó que algo así ocurriría, compartió para CNN, incluso lo apoyaba constantemente con sus emociones.

"Cuando estaba en una mala situación, siempre solía llamarme, hablamos mucho de sus pensamientos sobre la vida, sus pensamientos sobre la meditación, el amor... tuvimos largas conversaciones, a menudo de una hora más o menos, sobre el océano", dijo Las Bergling un año después del fallecimiento de Tim.