Anuncios

Se estrella en Afganistán un avión privado ruso con seis personas; hay sobrevivientes

ISLAMABAD (AP) — Un avión privado ruso se estrelló en una remota zona rural de Afganistán con seis personas a bordo, pero el piloto y otros ocupantes de la nave sobrevivieron, informó el Talibán el domingo.

El siniestro ocurrió el sábado en una zona montañosa cerca del distrito de Zebak, en Badakhshan, según el vocero regional Zabihullah Amiri, que señaló que se había enviado un equipo de rescate a la zona. Zebak se encuentra unos 250 kilómetros (155 millas) al nordeste de la capital afgana, Kabul, en una zona escarpada y rural donde apenas viven unos pocos miles de personas.

El Ministerio de Transporte y Aviación Civil del Talibán emitió un comunicado online el domingo diciendo que el avión fue hallado en el distrito Kuf Ab, cerca del monte Aruz Koh.

“El piloto fue hallado por los cuerpos de búsqueda del Emirato Islámico de Afganistán”, dice el comunicado. “Según el piloto, cuatro personas incluyendo el piloto están vivas ... Continúan las tareas de búsqueda por los otros sobrevivientes”.

No hubo confirmación independiente de lo dicho por el Talibán. La agrupación también publicó un video de las montañas de la zona coronadas por nieve.

En Moscú, las autoridades de aviación civil dijeron que un Dassault Falcon 10 había desaparecido con cuatro tripulantes y dos pasajeros. La aeronave registrada en Rusia “dejó de comunicarse y desapareció de las pantallas de radar”, según las autoridades. Dijeron que el avión había despegado del aeropuerto internacional tailandés de U-Tapao–Rayong–Pattaya.

La aeronave operaba como ambulancia arrendada en un vuelo desde Gaya, India, a Tashkent, Uzbekistán, para luego dirigirse al aeropuerto internacional Zhukovsky en Moscú.

Funcionarios rusos dijeron que el avión fue fabricado en 1978 y pertenecía a Athletic Group LLC y a un particular. The Associated Press no pudo contactar en un primer momento con sus propietarios.

El Comité de Investigaciones de Rusia dijo luego que había abierto un caso penal en base a posible negligencia o violaciones de normas de seguridad aérea. Las normas estipulan que se abran ese tipo de expediente en casos de estrellamientos aéreos.

La vocera del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, Maria Zakharova, dijo que la embajada rusa en Afganistán está trabajando con funcionarios locales en el caso.

Abdul Wahid Rayan, vocero del Ministerio talibán de Información y Cultura, dijo en un comunicado que el avión era “propiedad de una compañía marroquí”. También responsables de aviación civil en India dijeron que la aeronave estaba registrada en Marruecos.

El avión había estado con una compañía de evacuaciones médicas basada en Marruecos. Sin embargo, un hombre que contestó el teléfono a un número asociado con la compañía dijo el domingo que la empresa ya no existía y que la nave ahora era propiedad de otros.

Rayan atribuyó el choque a un “problema de motor”, sin dar más detalles.

El principal vocero del Talibán, Zabihullah Mujahid, dijo que equipos de rescate de la fuerza aérea afgana estaban registrando la zona.

Datos de rastreo de vuelo de FlightRadar24 analizados por AP lo situaban por última vez al sur de la ciudad de Peshawar, Pakistán, en torno a las 1330 GMT del sábado.

En general, las aerolíneas internacionales han evitado Afganistán desde que el Talibán tomó el control del país en 2021. Los que lo sobrevuelan brevemente pasan a gran velocidad sobre el espacio aéreo afgano durante unos pocos minutos, pasando por el poco poblado corredor de Wakhan en la provincia de Badakhsan, una estrecha franja a este del país entre Tayikistán y Pakistán, antes de seguir su camino.

Por lo general las naves que van hacia ese corredor giran hacia el norte por Peshawar y siguen la frontera paquistaní antes de entrar brevemente en Afganistán. Zebak está cerca del comienzo del Corredor Wakhan.

Aunque es un país interior, la posición de Afganistán en Asia central lo sitúa en algunas de las rutas más directas para viajar de India a Europa y América. Después de que el Talibán llegara al poder, la aviación civil se interrumpió porque ya no había controladores en tierra gestionando el espacio aéreo. El temor al fuego antiaéreo, especialmente después de que el vuelo 17 de Malaysian Airlines fuera derribado sobre Ucrania en 2014, hizo que las autoridades en todo el mundo ordenaran a las compañías comerciales que se mantuvieran alejadas.

Aunque los países han sido suavizando las restricciones, el temor a sobrevolar el país persiste. Dos operadoras emiratíes reanudaron hace poco los vuelos comerciales a Kabul.

___

Gambrell reportó desde Jerusalén. La corresponsal Katie Marie Davies en Londres contribuyó a este despacho.