La aventura extramatrimonial de la princesa Margarita con un jardinero 17 años menor que ella

En el año 1960, el anuncio del matrimonio entre la princesa Margarita y el prestigioso fotógrafo Antony Armstrong-Jones tomó a la prensa británica por sorpresa y se convirtió en el primer casamiento real televisado.

El hecho de que él no tuviera título nobiliario alguno despertó críticas y sobretodo, la atracción del público. Pronto se convirtieron en la pareja más famosa de la sociedad inglesa de esa época, pero esto se fue transformando en un arma de doble filo.

Especialmente cuando la prensa empezó a sacar a la luz las aventuras del flamante conde de Snowdon. "Tony", como era conocido el fotógrafo, tenía un insaciable apetito sexual y estaba interesado tanto en mujeres como en hombres (lo que se confirmó tiempo después).

También se le atribuyeron varios romances a Margarita. Los rumores llegaron a vincularla con artistas como Mick Jagger o Peter Sellers. Aún así, su matrimonio con Lord Snowdon duró 18 años. El divorcio fue en 1978, pero fue dos años antes, en 1976, cuando se hizo evidente que el vínculo estaba roto.

Crisis matrimonial

A principios de los años 70, la doble vida de Tony era un secreto a voces, pero la princesa se vio afectada cuando se dio cuenta de que su marido estaba seriamente involucrado con otra mujer, la irlandesa Lucy Lindsay-Hogg.

En un viaje por Escocia en 1973, un matrimonio amigo le presentó a Roddy Llewellyn, un gracioso y cálido jardinero de 25 años. Este joven 17 años menor a ella terminó siendo todo lo que la princesa Margarita necesitaba en ese momento.

Los dos intentaron mantenerse lejos de la prensa y empezaron a coordinar viajes en conjunto para pasar tiempo juntos. Uno de los destinos preferidos de ambos era el Caribe. Margarita invitaba a Llewellyn a su casa de vacaciones ubicada en la isla de Mustique, en las Granadinas.

Allí fue donde un paparazzi los fotografió en 1976, y su romance tomó conocimiento público. En ese momento, el joven publicó un comunicado de prensa. El último capítulo de la tercera temporada de The Crown de Netflix se centra en este hecho.

"Lamento profundamente cualquier vergüenza causada a Su Majestad la Reina y a la familia real, por quienes deseo expresar el mayor respeto, admiración y lealtad. ¿Podrían los medios de comunicación, que nos han asediado, permitirnos continuar con nuestra vida laboral y privada sin más interferencias?", escribió Llewellyn.

A pesar de su preocupación, la misma reina Isabel admitiría años después que este romance había hecho realmente feliz a su hermana.

El escándalo mediático terminó llevando al divorcio, en 1978, de Margarita y Antony (quien se casó el mismo año con su amante). La relación entre la princesa Margarita y Roddy duró por 3 años más, y luego ambos tomaron caminos separados. El joven se convirtió en un reconocido paisajista, y se casó en 1981.

Aún así, siguieron siendo buenos amigos hasta la muerte de ella en el año 2002.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.