La aventura, la acción y la comedia: lo mejor de Richard Donner, un artesano de Hollywood en el mejor sentido del término

·6  min de lectura
El director Richard Donner charla con Mel Gibson en el set de Arma Mortal
Michael Ochs Archives

“Estar en su círculo era como pasar el rato con tu entrenador favorito, el profesor más inteligente, el motivador más feroz, el amigo más entrañable, el aliado más acérrimo y, por supuesto, con el mejor Goonie de todos”. Así despidió Steven Spielberg a su amigo y colega Richard Donner, una de las figuras más queridas de la industria de Hollywood, entre otras cosas porque pertenecía a ella por derecho, por identidad y por conocimiento. Eso explica que algunos de sus mejores exponentes, como Spielberg, hayan decidido recordarlo apenas se supo la noticia de su muerte, a los 91 años, con palabras mayores.

Lo que se viene en eltrece: qué pasará con Marcelo Tinelli

Todos reconocían en Donner el talento y el conocimiento avezado de lo que define en el cine a un gran artesano en la mejor acepción del término. Era un experto en el manejo de todas las cuestiones técnicas esenciales que definen a una buena película, conocía los secretos de una buena narración y tenía el ojo innato del productor. Ponía esa privilegiada mezcla de intuición y sabiduría profesional al servicio de un puñado de historias pensadas para el entretenimiento genuino y masivo. Un artesano como Donner sabía lo que había que hacer para llenar los cines. Basta con recorrer los mejores momentos de su filmografía para comprobarlo.

La vieja e inoxidable dupla de Arma Mortal está de regreso: Dany Glover y Mel Gibson, con Richard Donner en la dirección
La vieja e inoxidable dupla de Arma Mortal está de regreso: Dany Glover y Mel Gibson, con Richard Donner en la dirección


Danny Glover y Mel Gibson en Arma mortal, un modelo de acción y humor

Arma mortal (Lethal Weapon): nació en 1987 e inmediatamente se convirtió en modelo de las buddy movies, esas historias en las que dos personajes bien diferentes y que pueden convertirse en irreconciliables terminan unidos (por necesidad o convicción) en pos de una meta común. Aplicada al policial, la fórmula encontró aquí una de sus mejores expresiones. De un lado estaba Martin Riggs (Mel Gibson), detective de la policía de Los Angeles, cuya predisposición a los métodos violentos y heterodoxos se potencia a partir de una dolorosa tragedia personal. Por el otro, su veterano colega Roger Murtaugh (Danny Glover), atormentado por la cercanía del retiro. Los dos terminarán juntos, envueltos en complicadas aventuras llenas de un humor bastante irónico (y muchas veces oscuro) y una amistad que irá evolucionando en las tres secuelas (1989, 1992 y 1997). A ellas se suman nuevos personajes (interpretados por Joe Pesci, René Russo y Chris Rock) y un creciente espíritu de familia que adelanta todo lo que sucederá más tarde en otra serie notable, la de Rápidos y furiosos. Donner soñó en cerrar a lo grande la serie con una quinta película, siempre con Gibson y Glover, pero su muerte deja trunco por ahora el proyecto. Las cuatro películas de Arma Mortal están disponibles en HBO Max.

Superman I y II: Después de una larga búsqueda por parte de los productores Alexander e Ilya Salkind, Donner se hizo cargo del más ambicioso plan para llevar al Hombre de Acero de la historieta al cine gracias a su larga experiencia televisiva y a su indiscutido conocimiento de todos los secretos del oficio. Trabajó mucho para darle entidad y consistencia a un libro original que parecía inverosímil y supo llevar adelante lo que en su momento llegó a ser una de las películas más caras de la historia. Donner construyó un Superman a la altura de su historia, le dio vuelo (en todo sentido) en un certero viaje de la historieta al cine sin perder ni una gota de su identidad originaria y supo manejar con destreza admirable una producción inabarcable, que incluía a Marlon Brando cobrando casi cuatro millones de dólares por 20 minutos de aparición.

Christopher Reeve, en su película "Superman" en 1978.
Warner Bros. Studios


En Christopher Reeve Richard Donner encontró al Superman definitivo (Warner Bros. Studios/)

La llegada de Christopher Reeve resultó otro hallazgo. Ese actor casi desconocido se convirtió de la mano de Donner en el Superman definitivo. El director hizo Superman I y II al mismo tiempo, hasta que por irreconciliables diferencias con los productores fue despedido cuando había alcanzado las dos terceras partes de la complicadísima secuela y fue reemplazado por Richard Lester. Pero Donner, tras una laboriosa reconstrucción que le llevó muchísimo tiempo logró finalmente ponerle la firma a su secuela, que está dedicada a la memoria de Reeve, “sin el cual jamás hubiésemos creído que un hombre podría volar”. Superman I y II (la versión de Richard Donner) están disponibles en HBO Max.

Los Goonies (The Goonies): producida por Spielberg, escrita por Chris Columbus y estrenada en 1985, Los Goonies es una de las películas que mejor retratan el espíritu de los años 80. Tiene desde el origen el sello inconfundible de Spielberg y su mirada sobre el mundo, definida por la fantasía y el espíritu de aventura. Un grupo de chicos resueltos a impedir que sus hogares terminen destruidos (hay un inminente proyecto de demolición) salen a a la búsqueda de un supuesto tesoro escondido detrás de un mapa y del hallazgo de un mítico doblón español, camino directo al encuentro de un barco pirata con todas las de la ley. Un viaje a otro tiempo que sostiene la inocencia de los pequeños protagonistas y que los hace crecer en responsabilidades a través de un “bautismo de fuego” lleno de peripecias. En el elenco también hay descubrimientos. El más destacado es el de Josh Brolin, que con el tiempo se convertiría en uno de los grandes hombres duros del cine de la actualidad. Disponible en Amazon Prime Video y Movistar Play.

Corey Feldman, Sean Astin, Jonathan Ke Quan y 	Jeff Cohen, protagonistas de Los Goonies
Corey Feldman, Sean Astin, Jonathan Ke Quan y Jeff Cohen, protagonistas de Los Goonies


Los Goonies, pura aventura ochentosa

Maverick: la gran comedia del Oeste, que tuvo su estreno en 1994. Un tributo a la exitosa serie filmada entre 1957 y 1962 que le puso colores y detalles de genuina comedia al inconfundible sello del western. Más de un crítico observó que Donner tomó algunos elementos de Arma mortal (con la presencia protagónica de Mel Gibson en primer lugar) y los mezcló con detalles que ya estaban presentes en Butch Cassidy, cuyo guionista es el mismo (William Goldman). Muchas partidas de póker con maestros del engaño, una mujer decidida a sumarse a la aventura y al juego (Jodie Foster), el Maverick original (James Garner) como estupendo coprotagonista, algunos clásicos elementos del western muy bien aprovechados, excelentes secundarios (como el villano interpretado por James Coburn) y un espíritu festivo completan un disfrutable cuadro que también se pensó desde un principio para aprovechar el esplendor visual de la pantalla grande. Disponible en HBO Max.

El complot (Conspiracy Theory). Alcanza esta película estrenada en 1997 para demostrar que no hubo mejor director que Donner para extraer de Mel Gibson todo su potencial como actor. Aquí interpreta a un taxista neoyorquino y veterano de Vietnam tan convencido del poder de las teorías conspirativas que tiene razones para creer que se producirá un magnicidio en cualquier momento. Gibson se divierte a costa del personaje y lo llena de desbordes que Donner sabe frenar en el punto justo. También queda a la vista la química inmediata que se establece entre su personaje y el de Julia Roberts, impecable como una desconfiada fiscal que termina aceptando la verosimilitud de las especulaciones del taxista. Gibson fue el actor fetiche de Donner y este logrado thriller, más bien pequeño en comparación con otras obras mucho más ambiciosas, lo demuestra. Disponible en Movistar Play

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.