Anuncios

Avanza en Congreso CDMX iniciativa que castiga robo de coladeras

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 13 (EL UNIVERSAL).- La Comisión de Administración y Procuración de Justicia del Congreso de la Ciudad de México aprobó por unanimidad un dictamen para castigar con hasta siete años de prisión el robo de mobiliario urbano, como tapas de coladeras o cableado del Metro.

Asimismo, los legisladores avalaron penas de hasta 10.5 años de prisión para las personas que comentan estos robos y afecten el servicio en el Metro o en cualquier otro medio de transporte de la Ciudad.

En sesión virtual, la Comisión aprobó este dictamen, que esta misma semana podría ser discutido y avalado en el pleno.

El presidente de la Comisión, Octavio Rivero, detalló que este dictamen se integró con nueve iniciativas que se presentaron en la materia, entre la que se encuentra la enviada por la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, tras la muerte de las hermanas Sofía y Esmeralda, quienes murieron al caer en una coladera sin tapa en la alcaldía Iztacalco.

"Quiero reconocer la atención a la demanda ciudadana, por la vía legislativa, de la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, a quien desde este espacio le agradezco y aplaudo el envío de esta iniciativa para el presente dictamen, con lo que da muestra de su labor política y su vocación de servicio y atención a las peticiones, demandas y quejas que a diario le expresan los capitalinos", dijo Octavio Rivero.

De acuerdo con el documento aprobado, se impondrá de tres a siete años de prisión a quien robe equipamiento y mobiliario urbano de la Ciudad de México.

Se entenderá por equipamiento urbano al conjunto de inmuebles, instalaciones, construcciones y mobiliario urbano, destinados a prestar a la población servicios públicos como los de agua, luz, de seguridad ciudadana, protección civil y de transporte público.

En tanto, los legisladores definieron como mobiliario urbano a los elementos complementarios al equipamiento urbano, ya sean fijos, móviles, permanentes o temporales, ubicados en la vía pública o en espacios públicos, formando parte de la imagen de la Ciudad.

Las penas descritas con anterioridad aumentarán hasta en una mitad cuando dolosamente se modifique, obstruya, desvíe, perfore o altere cualquier tipo de maquinaria, instalación o infraestructura de los servicios hidráulicos o de energía eléctrica; y cuando dolosamente afecte o interrumpa el servicio de transporte público en la capital del país.

Además, también se agravarán cuando en el intento de robo o sustracción de tubos, conexiones, tapas de registro, accesorios u objetos de instalaciones hidráulicas, eléctricas, cableado, alumbrado público, gas o cualquier otro que forme parte del servicio público, afecte su funcionamiento o altere el estado original en el que se encontraba.

"El tema del robo y daño al mobiliario urbano cobró mucha atención en la vida pública de la capital, así como el sabotaje que se ha presentado en las instalaciones del sistema de transporte público, en especial en el Metro. Esta dictaminación evitará que dicho medio de transporte continúe presentando actos de sabotaje premeditado y sistemático", destacó Octavio Rivero.

Cabe destacar que el caso de Sofía y esmeralda conmocionaron a la opinión pública en la Ciudad, incluso la mamá de estas jóvenes llegó al Congreso capitalino, subió a tribuna y exigió justicia.