Anuncios

Australia pide a Israel "rendir cuentas" por la muerte de humanitaria australiana en Gaza

Sídney (Australia), 2 abr (EFE).- El primer ministro de Australia, Anthony Albanese, dijo este martes que ha pedido a Israel "rendir cuentas" por la muerte de una trabajadora humanitaria australiana en un supuesto ataque israelí en Gaza, en el que perecieron también otros tres humanitarios extranjeros y un palestino.

El Ejecutivo de Camberra ya se ha contactado "directamente" con el gobierno israelí y con el embajador de ese país en Australia, Amir Maimon, para esclarecer este suceso "completamente inaceptable" y que va "más allá de cualquier circunstancia razonable", explicó Albanese a periodistas en la ciudad de Brisbane.

"Australia espera una total rendición de cuentas por la muerte de trabajadores humanitarios que es inaceptable", remarcó el mandatario al insistir que se trata de "una tragedia que nunca debió ocurrir".

Se cree que se trata de los primeros trabajadores humanitarios extranjeros asesinados en la guerra de Gaza desde el 7 de octubre, y que ya se ha cobrado más de 32.800 víctimas, la mayoría mujeres y niños.

El ataque le costó la vida a un equipo humanitario de la organización sin ánimo de lucro World Central Kitchen (WCK) formado por un británico, un polaco, una australiana y un cuarto extranjero, además de un palestino en Deir al Balah, según informó la Oficina de Medios gazatí del Gobierno de Hamás.

Medios locales detallaron que el cuarto hombre fallecido era irlandés y que el gazatí muerto in situ en el ataque trabajaba como conductor del vehículo que fue bombardeado mientras circulaban por la costa gazatí.

Albanese identificó a la australiana como Zomi Frankcom, encargada de las operaciones de Asia de WCK.

Frankcom hacía "un trabajo de extraordinario valor" en Gaza y debió contar con la protección para desempeñar sus labores humanitarias, remarcó el mandatario oceánico.

"Me preocupa mucho la pérdida de vidas que se está produciendo en Gaza. Mi gobierno ha apoyado un alto el fuego sostenible. Hemos pedido la liberación de los rehenes y se han perdido demasiadas vidas inocentes, palestinas e israelíes, durante el conflicto entre Gaza y Hamás", subrayó Albanese previamente en una entrevista con la emisora pública ABC.

El ejército israelí dijo en un comunicado "estar realizando una revisión exhaustiva al más alto nivel para comprender las circunstancias de este trágico incidente", y reiteró que han trabajado "estrechamente" con WCK para repartir alimentos y ayuda humanitaria en Gaza.

Además, Estados Unidos también reclamó a Tel Aviv investigar rápidamente lo sucedido y se mostró "profundamente preocupado" por el ataque.

La ONG estadounidense World Central Kitchen participó el pasado 15 de marzo en la llegada a Gaza de 200 toneladas de alimento y agua, inaugurando un corredor marítimo a bordo del barco del Open Arms, y pese a los llamados de la comunidad internacional y otras organizaciones humanitarias de que solo la llegada masiva de alimento por tierra conseguirá paliar una hambruna inminente en Gaza.

(c) Agencia EFE