El coronavirus en un crucero dispara las alarmas, mientras la recesión amenaza a Singapur y Japón

Por David Stanway y Clare Baldwin
1 / 3

El coronavirus en un crucero dispara las alarmas, mientras la recesión amenaza a Singapur y Japón

Personas con máscaras faciales caminan por una estación de metro en Shanghái

Por David Stanway y Clare Baldwin

SHANGHÁI, 17 feb (Reuters) - Las autoridades se esforzaban el lunes por rastrear a cientos de pasajeros de un crucero dispersos por todo el mundo después de que una mujer estadounidense que había estado a bordo diera positivo en una prueba de coronavirus, lo que pone de relieve el peligro de que la epidemia se extienda por todo el mundo.

En toda China continental, las autoridades dijeron que el número total de casos aumentó en 2.048, hasta 70.548, con 1.770 muertes.

El número de nuevos casos registrados de coronavirus en la provincia china de Hubei, el epicentro de la epidemia, aumentó el lunes en más de 1.933, después de dos días de caídas, y se reportaron 100 muertes desde el domingo.

Casi el 90% de los nuevos casos se produjeron en Wuhan, una ciudad de 11 millones de habitantes donde se cree que se originó el virus, en un mercado de comercio ilegal de fauna silvestre a finales del año pasado.

Se han confirmado más de 500 infecciones fuera de China, la mayoría de ellas en personas que viajaron desde ciudades chinas, con cinco muertes: en Japón, Filipinas, Hong Kong, Taiwán y Francia.Datos publicados el lunes mostraron que Japón y Singapur bordean la recesión ante el impacto de la epidemia de coronavirus, que ha interrumpido el turismo y las cadenas de suministro en todo el mundo, mientras China imponía restricciones más severas para tratar de detener la propagación del virus.Holland America Line dijo que estaba trabajando con las autoridades y expertos en salud para rastrear a los pasajeros que desembarcaron de su crucero en Westerdam, Camboya, después de que una mujer estadounidense diera positivo en Malasia.

La línea de cruceros, que es propiedad del gigante de los cruceros Carnival Corp, dijo que ninguno de los otros 1.454 pasajeros y 802 tripulantes habían reportado ningún síntoma.

"Los huéspedes que ya han regresado a casa serán contactados por su departamento de salud local y se les proporcionará más información", dijo una declaración de la compañía.

El caso plantea interrogantes sobre la forma en que las compañías y los países deben gestionar la vigilancia y la cuarentena de las personas que pueden haber estado expuestas al nuevo virus, ya que la mujer había pasado en aislamiento el período de incubación normal, de 14 días.

Los pasajeros habían sido autorizados a viajar por las autoridades camboyanas después de los controles de salud cuando el crucero atracó el jueves. Había pasado dos semanas en el mar después de ser rechazado por Japón, Taiwán, Guam, Filipinas y Tailandia.

Pero el sábado, Malasia dijo que una mujer estadounidense que llegó a Kuala Lumpur en avión había dado positivo por el nuevo coronavirus.

Alrededor de 137 de los 145 pasajeros del vuelo fletado ya habían partido a otros países el domingo tras no mostrar ningún signo de enfermedad, según las autoridades malasias.

Decenas de los pasajeros de Westerdam habían volado a través de Tailandia y hacia otros países, dijeron las autoridades tailandesas.

Al menos 236 pasajeros y 747 tripulantes permanecían a bordo del crucero cerca de la ciudad portuaria camboyana de Sihanoukville, dijo Holland America. Otros se encontraban en hoteles de la capital Nom Pen.


REDUCEN El MARATÓN DE TOKIO

Los pasajeros estadounidenses fueron retirados de otro crucero el domingo para volar a casa después de estar en cuarentena durante dos semanas en Yokohama, en Japón. Catorce pasajeros dieron positivo en el test de coronavirus durante la evacuación, dijo el Departamento de Estado de Estados Unidos. [L4N2AH2CM]

Se confirmaron 70 nuevos casos de coronavirus a bordo del Diamond Princess del grupo Carnival Corp. en Yokohama. Los 3.700 pasajeros y la tripulación están retenidos desde el 3 de febrero. Unas 355 personas a bordo han dado positivo por la enfermedad, lo que supone con creces el mayor grupo de casos fuera de China.

Excepto por los 14 estadounidenses que dieron positivo mientras eran evacuados, aquellos con la enfermedad han sido trasladados al hospital en Japón y nadie del barco ha muerto. Alrededor de la mitad de los huéspedes a bordo son de Japón.

Australia evacuará a más de 200 de sus ciudadanos del barco, dijo el lunes el primer ministro Scott Morrison.

Los organizadores de la Maratón de Tokio han decidido limitar la carrera del 1 de marzo a los atletas de alto nivel, prohibiendo a 38.000 participantes que se habían inscrito para correr en una de las maratones más grandes del mundo, dijo a Reuters una persona con conocimiento del tema.

La agencia de la Casa Imperial de Japón dijo que cancelaría el discurso público de cumpleaños del Emperador Naruhito el 23 de febrero, el primero desde su coronación el año pasado. El evento atrae regularmente a decenas de miles de personas al interior del Palacio Imperial en el corazón de Tokio.

TEMOR A LA RECESIÓN Después de las festividades prolongadas del Año Nuevo Lunar, China necesita urgentemente volver al trabajo. Sin embargo, algunas ciudades permanecen cerradas, con calles desiertas y trabajadores nerviosos, mientras siguen en vigor a lo largo del país las prohibiciones de viaje y las órdenes de cuarentena.

Muchas fábricas aún no han reabierto sus puertas, interrumpiendo las cadenas de suministro en China y en el exterior, afectando a fabricantes de teléfonos inteligentes y empresas de automóviles.

El banco central de China redujo los tipos de interés de sus préstamos a medio plazo el lunes, una medida que se espera que allane el camino para una reducción de la tasa de interés de referencia el jueves, con el fin de reducir los costes de los créditos a empresas afectadas por el virus.

Pekín también ha anunciado planes para aplicar recortes de impuestos y tarifas para ayudar a las empresas. Aun así, muchos economistas prevén que el crecimiento económico de China se ralentizará y la agencia de calificación Moody's revisó el lunes a la baja sus previsiones de crecimiento del PIB de China para el año 2020 hasta el 5,2%. La cifra contrasta con el 5,7% de crecimiento que China necesitaría este año para cumplir con su objetivo a largo plazo de duplicar el PIB en la década (hasta 2020), según un economista del Gobierno. En Japón, se espera que los daños relacionados con el virus en la economía se manifiesten en el trimestre actual, acentuando los temores de recesión en la tercera economía más grande del mundo, que ya se está contrayendo al ritmo más rápido desde el segundo trimestre de 2014.

Singapur, muy dependiente del comercio exterior, ha rebajado su pronóstico de crecimiento económico para el año 2020 y se dispone a revelar el martes medidas para amortiguar el golpe de la epidemia. El primer ministro de Singapur, Lee Hsien Loong, dijo el viernes que la recesión era una posibilidad. MÁS RESTRICCIONES La provincia de Hubei y su capital, Wuhan, están en cuarentena y aisladas desde el 23 de enero, con el cierre de escuelas, fábricas y oficinas y la suspensión de gran parte de los viajes.

Pese a ello, las restricciones se incrementaron en Hubei el domingo con la prohibición del desplazamiento en vehículos, aparte de los servicios esenciales, y las empresas recibieron la orden de permanecer erradas hasta nuevo aviso.


(Información de David Stanway en Shanghái; Claire Baldwin en Sihanoukville; John Geddie and Aradhana Aravindan en Singapur; información adicional de Farah Master en Hong Kong, Sophie Yu en Pekín y Hilary Russ en Nueva York; escrito por Raju Gopalakrishnan; editado por Simon Cameron-Moore; traducido por Michael Susin en la redacción de Gdansk)