Aumenta el interés nacional por DeSantis, provocando una nueva ronda de rumores presidenciales

·6  min de lectura

Ron DeSantis insiste en que solo está centrado en tratar de ganar su contienda de reelección para gobernador este año.

Sin embargo, el resto del país parece dispuesto a especular sobre su futuro político.

El interés nacional en una hipotética candidatura presidencial de DeSantis se ha disparado en los últimos meses, atrayendo la atención de expertos, industriales famosos e incluso cierto expresidente republicano, todos debatiendo si el republicano de la Florida lanzará una candidatura a la Casa Blanca el próximo año.

Es un auge, dicen los principales republicanos, que ha ayudado a generar más interés por DeSantis entre las bases republicanas que por todos los otros posibles candidatos de 2024, excepto el expresidente Donald Trump. Y ha hecho que muchos de ellos se sienten y tomen nota, incluso mientras él hace campaña para ganar un segundo mandato como gobernador.

“El nombre que escucho con más frecuencia al hablar con la gente es Ron DeSantis”, dijo Scott Walker, ex gobernador de Wisconsin, quien dijo que el ex legislador fue un tema de conversación constante durante un reciente crucero que tomó con un gran grupo de compañeros conservadores.

“Lo que me dijeron todo el tiempo es que sienten que DeSantis tiene el tipo de agallas, el mismo tipo de columna vertebral que Trump, pero es la versión más nueva, más joven, más fresca”, añadió Walker. “Eso es lo que escucho repetidamente”.

Los republicanos subrayan que el interés por DeSantis tampoco se limita a las altas esferas de su partido, sino que se filtra tanto entre los votantes de base como entre los principales expertos. Eso parece confirmarse en las encuestas de los votantes del Partido Republicano sobre unas hipotéticas primarias en 2024, en las que el gobernador ha surgido como una clara segunda opción detrás de Trump.

Una encuesta publicada esta semana, realizada por The New York Times/Siena College, reveló que 49% de las personas que planean votar en las primarias presidenciales del Partido Republicano de 2024 dijeron que apoyaban a Trump. Sin embargo, el potencial candidato con la segunda mayor proporción de votos era DeSantis, con 25% de apoyo.

El siguiente competidor más cercano del gobernador, el senador Ted Cruz de Texas, registró solo 7% de apoyo en la encuesta, a pesar de haberse postulado ya una vez en una primaria presidencial del Partido Republicano, en 2016.

DeSantis también ha reunido una cantidad inusual de apoyo de donadores grandes y pequeños de más allá de la Florida. Desde que fue elegido gobernador en noviembre de 2018, más de 90,000 donaciones de personas con domicilios fuera del estado han llegado a su comité político Friends of Ron DeSantis y a la cuenta de su campaña de reelección, sumando más de $50 millones, más de un tercio de los aproximadamente $140 millones que ha recaudado en ese período.

“En las conversaciones que se tienen con los republicanos en la Florida, las conversaciones que yo tengo con la gente política fuera de la Florida, hay un verdadero deseo de ver lo que el gobernador va a hacer”, dijo Todd Reid, un estratega republicano con sede en la Florida y quien por mucho tiempo fue ayudante del senador Marco Rubio.

Las oleadas de interés en los candidatos, por muy intensas que parezcan, pueden ser efímeras, y los veteranos de la política advierten que no hay garantía de que las primeras señales de apoyo a DeSantis duren para cuando comiencen las primarias.

Y cualquier potencial candidatura a la presidencia probablemente lo pondría frente a Trump, el hombre cuyo respaldo lo ayudó originalmente a ganar la gobernación en 2018. A pesar de haber perdido las elecciones presidenciales de 2020, Trump conserva una sólida base de fans dentro del Partido Republicano, y ya está reflexionando públicamente sobre si debería anunciar una nueva campaña a finales de este año.

Las primarias republicanas de 2024 también pudieran presentar un campo lleno de antiguos incondicionales republicanos: Además del expresidente Trump, el ex vicepresidente Mike Pence, el ex secretario de Estado Mike Pompeo, el senador Tom Cotton de Arkansas, la ex gobernadora de Carolina del Sur Nikki Haley y el senador Rick Scott de la Florida son ampliamente considerados como candidatos a la nominación presidencial del Partido Republicano.

Cualquier candidatura de DeSantis dependería también, casi con toda seguridad, de que ganara la reelección este año. Los demócratas, de hecho, han comenzado a usar la percepción de la ambición de DeSantis por la Casa Blanca en su contra en su contienda.

“Le importa más postularse a la Casa Blanca que la casa de usted”, dijo Charlie Crist, candidato demócrata a la gobernación, en un anuncio publicado el jueves.

Crist busca la nominación demócrata junto con Nikki Fried, comisionada de Agricultura del estado.

Pero aunque nadie pueda predecir el futuro, los republicanos dicen que la popularidad de DeSantis entre los conservadores es real, al menos por ahora.

Peter Feaman, miembro del Comité Nacional Republicano de la Florida, dijo que DeSantis tiene más atractivo en la base del Partido Republicano que cualquier político republicano que haya visto, incluidos los ex gobernadores Jeb Bush, Charlie Crist y Rick Scott.

“He estado allí con Bush, Crist, Rick Scott y Ron DeSantis”, dijo Feaman. “Nunca he visto a alguien más popular entre los republicanos. Es increíble”.

Algunos republicanos están dando un paso inusual ahora para animar a DeSantis a entrar en la contienda presidencial. Ready for Ron, un comité de acción política, se formó en mayo para recolectar firmas de potenciales partidarios de DeSantis que, dependiendo de la decisión de la Comisión Federal de Elecciones, espera dar al gobernador si se lanza como candidato. Es similar a un esfuerzo, conocido como Ready for Hillary, lanzado antes de que Hillary Clinton anunciara su propia campaña presidencial en 2016.

“Un montón de factores diferentes contribuyen a su popularidad, y simplemente ha seguido creciendo”, dijo Lilian Rodríguez-Baz, asesora legal de Ready for Ron. “No ha ocurrido de la noche a la mañana”.

Los republicanos y los conservadores, sin embargo, no son los únicos que se han fijado en DeSantis.

El gobernador ha sido objeto de un perfil en la revista New Yorker publicada en junio, un tuit de apoyo condicional del industrial multimillonario Elon Musk y un anuncio de ataque de, entre todas las personas, el gobernador de California Gavin Newsom. El rival demócrata del otro lado del país emitió un anuncio criticando a DeSantis durante el fin de semana del 4 de Julio.

También fue criticado por la vicepresidenta Kamala Harris, quien el jueves en Orlando se mostró contraria al apoyo del gobernador a la restricción del derecho al aborto.

DeSantis se ha desentendido de las críticas.

“Todo el mundo quiere hablar de mí y de la Florida”, dijo la semana pasada. “Solo estoy sentado aquí, soy el pequeño y viejo yo haciendo mi trabajo”.

Walker, el ex gobernador de Wisconsin, dijo que animaría a DeSantis y a otros a meterse en las primarias presidenciales, incluso postulándose contra Trump.

“Será bueno tener un debate sobre el futuro del partido y el futuro del país”, dijo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.