Anuncios

¿Aumenta el boleto? El Gobierno alerta sobre una fuerte suba en los pasajes si Milei elimina el Ministerio de Transporte

Desde el Ministerio de Transporte de la Nación advierten que el boleto de colectivos podría tener un aumento importante si se elimina la cartera y los subsidios
Desde el Ministerio de Transporte de la Nación advierten que el boleto de colectivos podría tener un aumento importante si se elimina la cartera y los subsidios - Créditos: @Ricardo Pristupluk

El lanzamiento de un nuevo sistema de recarga de la tarjeta SUBE, a bordo de los colectivos, dejó una advertencia sobre lo que podría pasar con el precio de los boletos en caso de cumplirse algunas de las promesas de campaña de Javier Milei. En su “modelo motosierra” el candidato presidencial de La Libertad Avanza planea eliminar ministerios para reducir el gasto público, una situación que podría traer complicaciones, al menos, en la movilidad de las personas, según planteó el Gobierno.

Transporte; Obras Públicas; Ambiente y Desarrollo Sostenible; Ciencia, Tecnología e Innovación; Salud; Desarrollo Territorial y Hábitat; Trabajo; Educación; Mujeres, Géneros y Diversidad; Desarrollo Social; Turismo y Deportes y Cultura, serían los ministerios que desaparecerían si Milei asume en diciembre. Al menos esa es la proyección del candidato que propone una administración centrada en ocho carteras: Relaciones Exteriores, Capital Humano, Infraestructura, Justicia, Seguridad Interior, Defensa Nacional, Economía e Interior.

Tarjeta SUBE: en qué consiste el nuevo sistema de “carga a bordo” y cuándo se habilitaría en Buenos Aires

Pero el recorte podría afectar severamente a los pasajeros que se mueven a diario por todo el país en el transporte público porque, según advirtieron desde el Ministerio, con la potencial eliminación de la cartera se quitarían los subsidios y esto podría provocar un fuerte aumento del boleto.

“Ustedes vieron que hay algunos candidatos que quieren eliminar el Ministerio de Transporte. Veamos el resultado”, comenzó diciendo el ministro de Transporte, Diego Giuliano, en su paso por Reconquista, Santa Fe, donde lanzó la prueba piloto del sistema Carga a Bordo, para acreditar los saldos virtuales dentro de los colectivos. “La frase es simple, eliminar el Ministerio de Transporte y otros ministerios más. Pero en el caso de transporte significaría dejar al vecino con la tarifa sin subsidio y con la total desregulación del sistema. ¿Qué significa? Significa que la persona que se suba a un colectivo deberá pagar 600 pesos el boleto”, vaticinó el ministro.

El subsidio al transporte público nació después de la crisis económica y política de 2001 con una ayuda del Estado, menor a la actual, calculada a través de declaraciones juradas en las que las empresas informaban la cantidad de kilómetros que realizaban las unidades. El sistema fue, según describieron especialistas, ingresando en una peligrosa dependencia de esos fondos y el drenaje de subsidios comenzó a crecer a medida que se sucedieron los gobiernos. La dependencia para el funcionamiento del servicio tuvo un punto de quiebre en 2016 con los cambios en la estructura de costos que había sido creada tras la salida de Ricardo Jaime del área de Transporte.

Giuliano advirtió que el boleto podría llegar a los $600 si se eliminan los subsidios al Transporte
Giuliano advirtió que el boleto podría llegar a los $600 si se eliminan los subsidios al Transporte - Créditos: @Ricardo Pristupluk

Los subsidios, según explican desde las empresas de transporte, representan, desde hace más de 15 años, más que las tarifas. En los tres primeros gobiernos del kirchnerismo y en el del macrismo el costo del boleto se componía en un 70% de subsidio y un 30% de valor real; hoy el porcentaje es de 85% y de 15% con los cambios de hábitos después de la pandemia y la pérdida de un 20% de pasajeros.

Desde julio el costo mínimo del boleto en el área metropolitana de Buenos Aires (AMBA) es de $52,96 para tramos de hasta tres kilómetros y el importe va subiendo según la distancia recorrida: $59, de tres a seis kilómetros; $63,4, de 6 a 12 kms; $68,09, de 12 a 27 kms; y $72,61 para más de 27 kms. Los pasajeros usan al menos dos boletos en cada oportunidad que toman el transporte público, según el Ministerio de Transporte de la Nación, con un promedio de tres boletos, sobre todo, aquellas personas que unen la ciudad con la provincia de Buenos Aires.

Sobre estos números se aplica la tarifa social, un descuento del 55% para determinados grupos. Los beneficiarios son jubilados y pensionados; estudiantes del programa Progresar; personal de trabajo doméstico; veteranos de la Guerra de Malvinas; beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo, de la Asignación por Embarazo, del programa de Jóvenes con Más y Mejor trabajo, del seguro por desempleo, del seguro de capacitación y empleo, del programa Promover Igualdad de Oportunidades, del programa nacional Potenciar Trabajo, de pensiones no contributivas, y monotributistas sociales inscriptos en el Registro Nacional de Efectores de Desarrollo Local y Economía Social.

Además, solo en el AMBA, hay descuentos por la combinación de viajes con una reducción del 50% en el segundo traslado y del 75%, en el tercero. Este beneficio no aplica en el resto de las ciudades donde funciona la red SUBE.

SUBE cuestionada

Además de la propuesta de Milei de suprimir o unificar ministerios, otro candidato, en este caso, a jefe de Gobierno de la Ciudad, Jorge Macri, planteó deshacerse de la SUBE e instalar otro sistema para pagar los boletos de transporte público. “Mientras vemos candidatos que tiran la SUBE a un costado y plantean que el sistema se privatice a través de los bancos, nosotros modernizamos el sistema”, cargó Giuliano.

La escasez de puntos de carga de la tarjeta SUBE son cuestionados por los usuarios
La escasez de puntos de carga de la tarjeta SUBE son cuestionados por los usuarios - Créditos: @Fabián Marelli

“Con este modelo de Carga a Bordo el pasajero podrá cargar su tarjeta en los kioscos, en el home banking, a través del teléfono celular y, además, en el mismo colectivo”, señaló el funcionario en un mensaje que apuntó a Jorge Macri quien planteó eliminar la SUBE para instalar otro sistema. El candidato de Juntos por el Cambio propone pagar la tarifa mediante el teléfono celular o con tarjeta de crédito porque, según dijo en sus redes sociales, “el sistema SUBE quedó viejo” y “el mundo está yendo hacia otro lado”.

Los problemas para encontrar puntos de carga disponibles es una de las principales críticas de los usuarios del sistema. Según pudo comprobar LA NACION en base a la información oficial disponible, las bocas de carga se redujeron un 14% entre diciembre de 2019 y diciembre de 2022, el último dato disponible. Además, el uso de la carga virtual tuvo un crecimiento superior a los 25 puntos, al pasar del 14% en 2019 al 40% en lo que va de 2023, en una variable que cuenta las operaciones realizadas a través de la app Carga SUBE –que usan más de 1.200.000 de usuarios– o las billeteras electrónicas como Mercado Pago.

En 2019 la carga electrónica representaba el 7% de las cargas totales y en 2020 llegó al 13%. Un año más tarde fue del 19%, en 2022 se ubicó en el 22% y en lo que va de 2023 pegó el salto hasta llegar al 40%.