Audiencia de Barr ante cámara baja está en duda por disputa

El secretario de Justicia William Barr habla sobre la divulgación del informe expurgado del fiscal especial Robert Mueller durante una conferencia de prensa, el jueves 18 de abril del 2019, en el Departamento de Justicia en Washington. (AP Foto/Patrick Semansky)

WASHINGTON (AP) — El Departamento de Justicia ha informado a la Comisión de Asuntos Jurídicos de la cámara baja que el secretario de Justicia William Barr podría no asistir a la audiencia del jueves para revisar el informe del fiscal especial Robert Mueller si es que abogados del panel intentan interrogarlo.

La comisión, dirigida por demócratas, panea permitir que abogados de ambas partes interroguen a Barr después de la tradicional ronda de preguntas de los miembros del panel.

Funcionarios de Justicia también dijeron a la comisión que se oponen al plan de cambiar la reunión a formato de puertas cerradas si los miembros quieren hablar sobre las partes censuradas del informe de Mueller, según un alto asistente demócrata del panel, quien habló a condición de guardar el anonimato a fin de poder declarar sobre las comunicaciones confidenciales.

Debido a que Barr accedió a testificar, los legisladores “deberían ser quienes hagan las preguntas. Él sigue dispuesto a responder las preguntas de los miembros respecto al informe Mueller”, dijo Kerri Kupec, vocera del Departamento de Justicia.

Barr tiene programado testificar ante la Comisión de Asuntos Jurídicos del Senado el miércoles y ante el panel de la cámara baja el jueves. Se prevé que la comisión del Senado, de mayoría republicana, tenga las habituales rondas de preguntas por parte de los miembros.

Es inusual que abogados de una comisión interroguen a un testigo. Pero por lo general las comisiones pueden hacer sus propias reglas, y otros paneles han hecho excepciones similares. En la audiencia de confirmación del juez de la Corte Suprema Brett Kavanaugh el año pasado, por ejemplo, los republicanos de la Comisión de Asuntos Jurídicos del Senado contrataron a un fiscal independiente para interrogar a un testigo que había acusado a Kavanaugh de abuso sexual.

La disputa ocurre en una época en que las tensiones entre los demócratas de la cámara baja y el gobierno del presidente Donald Trump se han incrementado agudamente con relación al acceso total al informe de Mueller y a los testigos del gobierno que han rechazado los citatorios judiciales del Congreso para testificar. Los demócratas han estado esperando con ansiedad la audiencia con Barr, a la vez que tratan de complementar la investigación de Mueller con sus propias pesquisas sobre el presidente.

Los demócratas de la Cámara de Representantes han pedido al Departamento de Justicia que les dé la versión no censurada del informe de Mueller y materiales relevantes recabados durante la investigación. En respuesta, el Departamento de Justicia ha dicho que entregará el informe completo, excepto información del jurado investigador, a un grupo limitado de legisladores, oferta que los demócratas han rechazado hasta ahora. La disputa podría terminar en la corte.

El testimonio de Barr es voluntario, resaltó una portavoz del representante Doug Collins, el republicano de mayor rango en la comisión, y criticó a los demócratas por no leer el informe completo.

“Los demócratas aún no demuestran que sus exigencias no sean otra cosa que abusivas e ilógicas después de la transparencia y la buena voluntad que le ha mostrado el secretario de Justicia a nuestra comisión”, declaró Jessica Andrews.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.