Atucha: un operario murió por un choque eléctrico en la central nuclear y los sindicatos lanzaron un paro

·3  min de lectura
Centrales nucleares Atucha I y Atucha II
Tras la muerte de una trabajador en la planta de Atucha, los sindicatos iniciaron una medida de fuerza. - Créditos: @Gentileza: Nucleoeléctrica

Un trabajador de 30 años murió este miércoles en la planta nuclear Atucha I, ubicada en Zárate, a causa de un choque eléctrico. A raíz del hecho, los sindicatos denunciaron irregularidades y lanzaron un paro en reclamo de mejores condiciones de seguridad, con fuertes críticas a las autoridades.

El comunicado oficial emitido por Nucloeléctrica Argentina S.A.
El comunicado oficial emitido por Nucloeléctrica Argentina S.A.

De acuerdo con el comunicado oficial difundido hoy por Nucloeléctrica Argentina S.A., Juan Salazar, que trabajaba hace seis meses en la planta, falleció luego de una descarga eléctrica generada por un choque eléctrico dentro de las instalaciones. El incidente le provocó quemaduras en el 90% del cuerpo y falleció más tarde en el hospital zonal.

Centrales nucleares Atucha I y Atucha II
Centrales nucleares Atucha I y Atucha II - Créditos: @Gentileza: Nucleoeléctrica

Tras el hecho, los sindicatos ATE, Luz y Fuerza Paraná, Uocra, y la Asociación de Profesionales Universitarios del Agua y la Energía Eléctrica (Apuaye) lanzaron un paro de actividades y se declararon en estado de asamblea permanente.

Los gremios reclaman mayores medidas de seguridad y reclamaron que se aparten a los responsables de lo ocurrido. En tanto, la conducción de la central, bajo la órbita de la empresa estatal Nucleoeléctrica, decretó asueto.

El secretario de la seccional ATE Zárate, Fernando Pérez explicó que Salazar debía realizar tareas de mantenimiento en las celdas de media tensión, aunque remarcó que ingresó a “una celda que no debería haber sido abierta y menos manipulada”, una situación que atribuyó a errores humanos de seguridad graves.

“Tenía que aspirar el polvillo para después entrar a hacer ajustes de mantenimiento preventivo, pero c uando arrimó la aspiradora, saltó el arco, se ionizó y se produjo una explosión que le incendió todo el cuerpo ”, afirmó Pérez.

El sindicato Luz y Fuerza emitió un comunicado en el que reclamó a Nucleoeléctrica una investigación profunda “que lleve a dejar completamente aclaradas todas las circunstancias que dieran como resultante este grave hecho.

No es la primera vez que sucede un hecho tan aberrante, que no debería suceder bajo ningún punto de vista en la Industria Nuclear, donde su valor principal ponderado es la Seguridad”, manifestó Luz y Fuerza.

El director del Instituto de Salud y Seguridad de los Trabajadores del sindicato ATE, Orestes Galeano, exigió revisiones internas. “Un sistema de seguridad que no prevea los posibles errores humanos, teniendo en cuenta que los seres humanos siempre nos equivocamos en algún momento, claramente no es un sistema de seguridad sustentable, ni seguro”, planteó.