Anuncios
Elecciones México 2024:

Cobertura Especial | LO ÚLTIMO

Ataques aéreos israelíes matan a 15 en Gaza; se intensifican combates en sur del enclave

DEIR AL-BALAH, Franja de Gaza (AP) — Incursiones aéreas israelíes sobre el campamento de refugiados en Nuseirat, en el centro de la Franja de Gaza durante la noche, causaron al menos 15 muertes, incluido un bebé de cinco meses, y las autoridades de salud del territorio afirman que la cifra de muertes desde el inicio de la guerra ha rebasado las 26.000.

En el sur de Gaza, las fuerzas israelíes penetraron en la ciudad de Jan Yunis, donde se han intensificado los combates. El mando militar israelí ordenó el viernes a los habitantes de tres barrios y el campamento de refugiados de Jan Yunis que se fueran a una zona costera.

El campamento, como otros en Gaza, fue creado por palestinos que huyeron o fueron expulsados de sus hogares durante la guerra de 1948 en torno a la creación del Estado de Israel y desde entonces se ha extendido hasta formar un barrio de la ciudad. El dirigente de Hamás en Gaza, Yehya Sinwar, y el comandante del ala militar del grupo, Mohammed Deif, crecieron en ese campamento.

En tanto, el tribunal supremo de Naciones Unidas no llegó a ordenar el viernes un cese de fuego en Gaza, como pide Sudáfrica, que ha acusado a Israel de genocidio en su ofensiva militar. En cambio, la Corte Internacional de Justicia de La Haya exigió a Israel que trate de contener las muertes y los daños. La corte también rechazó el pedido de Israel, que se opone a la acusación de genocidio, de desestimar la causa.

El Ministerio de Salud gazatí indicó el viernes que el número de palestinos muertos desde el inicio de la guerra ascendió a 26.083, con 64.487 heridos. La cifra no distingue entre combatientes y civiles, pero ha afirmado que dos tercios de los muertos eran mujeres y niños.

En las últimas 24 horas han muerto 183 personas y otras 377 resultaron heridas, dijo el vocero del ministerio, Ashraf al-Qidra, en un comunicado.

Israel lanzó la ofensiva contra Gaza después de la incursión sin precedentes de Hamás en Israel el 7 de octubre, en la que mató a unas 1.200 personas, en su mayoría civiles, y secuestró a unas 250. Israel dice que unos 130 rehenes permanecen Gaza luego de una serie de liberaciones durante un breve cese de fuego en noviembre, aunque se cree que alrededor de 30 han muerto. Israel atribuye a Hamás la muerte de tantos civiles por colocar a combatientes y armamento en barrios residenciales densamente poblados.