Atalanta golea 4-1 y brinda alegría a la afligida Bérgamo

DANIELLA MATAR
1 / 2

SERIE A

Duván Zapata celebra tras marcar el cuarto gol del Atalanta en el partido contra Sassuolo por la Serie A en Bérgamo, Italia, el domingo 21 de junio de 2020. (AP Foto/Luca Bruno)

MILÁN (AP) — El fútbol volvió a una de las ciudades más golpeadas por la pandemia de coronavirus, con un emotivo partido de la Serie A en el que Atalanta brindó el domingo una nota de alegría a la población de Bérgamo.

Con un doblete del delantero colombiano Duván Zapata, Atalanta venció 4-1 a Sassuolo. Fue su primer partido del torneo italiano en 122 días y el primero en Bérgamo desde el 15 de febrero.

“Son muchas las cosas que están pasando en el mundo y Bérgamo ha sufrido muy fuerte. Esta victoria fue para la ciudad, la gente, el club. Lo peor ha quedado atrás, vienen cambios", escribió el volante de Atalanta Marten de Roon en Twitter tras el partido.

Bérgamo fue una de las ciudades italianas más afectadas por la pandemia de coronavirus, una en la que se captaron imágenes de un convoy de camiones del ejército que sacaban féretros de la ciudad había sido desbordada.

Más de 16.000 personas han fallecido del virus en la región de Lombardía, donde se encuentra Bérgamo, y la pequeña ciudad fue uno de los epicentros del brote.

Se guardó un minuto del silencio previo al silbatazo inicial en recuerdo de los fallecidos por COVID-19, exhibiéndose un video de la ciudad durante la crisis y que fue acompañado por la canción “Rinascero, rinascerai” (Volveré a nacer, tu nacerás otra vez).

El técnico de Atalanta Gian Piero Gasperini, quien el mes pasado reveló que se contagió con el COVID-19, prometió previo al partido hacer sonreír nuevamente a la gente de Bérgamo.

“Una primera sonrisa. Es bonito decir que hemos vuelto y que empezamos desde donde habíamos parado", dijo Gasperini. “Obviamente que algunas no se borrarán. Pero el fútbol es un entretenimiento y una increíble pasión que hace que la gente pueda disfrutar otra vez”.

La Serie A volvió a la acción este fin de semana con cuatro partidos pendientes. Se jugaron dos el sábado y el Inter de Milán, con goles de Romelu Lukaku y el argentino Lautaro Martínez, venció 2-1 a Sampdoria al completar la jornada dominical.

Todos los duelos se escenificaron sin público. Algunos hinchas estuvieron afuera del estadio Gweiss de Atalanta y se pudieron escuchar sus cánticos despotricando contra los dirigentes de la liga.

“Nuestra mayor satisfacción será cuando nuestros aficionados podrán volver al estadio, porque jugar en estas condiciones realmente da pena”, señaló Gasparini. “Una victoria como la de hoy con la afición hubiera sido completamente distinto”:

Atalanta mantuvo su misma identidad de juego, 112 días de su último compromiso en la Serie A, con un vistoso estilo ofensivo.

La suerte del partido quedó cantada al descanso tras los goles del central albano Berat Djimsiti y el atacante Duván Zapata, más el tanto en propia puerta del volante de Sassuolo Mehdi Bourabia.

Zapata acabó la noche con dos conquistas al anotar a los 66 minutos.

Atalanta reclamó un penal que no fue avalado por el videoarbitraje. Gasperini se enojó tanto que fue expulsado por la reacción.

Bourabia se redimió por su autogol al marcar el descuento para los visitantes en la prolongación.

Atalanta se mantuvo en el cuarto puesto de la tabla, seis puntos por encima de la Roma, en la lucha por la última plaza en la próxima Liga de Campeones. El equipo está disputando su primera campaña en la Champions.

Muchos expertos señalaron el partido de octavos de final entre Atalanta y Valencia, el 19 de febrero en Milán, cómo uno de los focos del brote en Bérgamo. La prensa local le ha denominado como el “Partido Cero”.

GESTO ANTIRACISTA

Lukaku, delantero belga de raza negra, mostró su apoyo al movimiento Black Lives Matter ahincándose tras anotar el primer gol del Inter a los 10 minutos, culmina una bonita jugada colectiva.

“Este a toda la gente que está luchando contra la injusticia. Estoy contra ustedes”, escribió Lukaku en sus redes sociales.