Anuncios

El atacante del atentado de Algeciras no estaba en el radar de las autoridades por radicalización

Yasine Kanjaa, un joven marroquí de 25 años que vivía en un piso okupado en el centro de la ciudad gaditana, actuó guiado por una "voluntad terrorista", según las autoridades