Anuncios

Asumirá gobernador interino de NL en medio de guerra judicial

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 1 (EL UNIVERSAL).- En medio de una guerra de amparos y resoluciones judiciales, así como de descalificaciones y acusaciones, se prevé que en el primer minuto del sábado asuma el cargo de gobernador interino de Nuevo León, Luis Enrique Orozco, designado por la mayoría del PRI y PAN en el Congreso del estado.

El gobernador constitucional y en funciones, Samuel García, regresó al cargo por tres días para arropar al secretario de Gobierno, Javier Navarro, para buscar que se quedara al frente de la administración durante seis meses, tiempo en que él realizará la campaña presidencial como aspirante de Movimiento Ciudadano.

El enroque de cambio de gobernador se realiza en medio de un clima de tensión, inicialmente por el eventual uso de la policía estatal para impedir el acceso del gobernador interino, pero un fallo judicial ordenó no utilizar la fuerza pública para blindar Palacio de Gobierno.

Asimismo, el panorama se complica para el precandidato presidencial, luego de que el Tribunal Superior de Justicia de Nuevo León ordenó al gobernador Samuel García que no puede hacer uso de su licencia que se le otorgó para separarse del cargo, ni salir del estado, hasta que no se resuelva el asunto del gobernador interino de Nuevo León.

La resolución del magistrado Alberto Ortega Peza, de la Primera Sala del Tribunal Superior, señala que el gobernador no se separe de su cargo ni salga del estado, es decir no puede hacer uso de su licencia hasta que no se defina quién se quedará de manera definitiva como gobernador interino, por lo que no podrá retomar su campaña presidencial este sábado.

El amparo fue promovido por el presidente del Congreso de Nuevo León, Mauro Guerra Villarreal.

Samuel García, precandidato presidencial, calificó al gobernador interino designado el pasado miércoles por el Congreso local como "espurio".

No vamos a permitir un gobernador interino espurio", advirtió el mandatario en funciones, Samuel García quien convocó a cerrar filas ante lo que calificó de imposición de Luis Enrique Orozco por parte del PRIAN.

En vísperas de la toma de posesión del gobernador interino designado por el Congreso local dijo que "no vamos a permitir que 26 diputados del PRI y PAN, títeres de estos mafiosos se pongan en contra de 780 mil neoleoneses que sacaron a la vieja política".

A las 6 de la tarde, Samuel García, tendrá lo que se espera sea su último acto público antes de irse de licencia por seis meses a la campaña presidencial, ello si existe algún amparo judicial que revierta la prohibición de que salga de Nuevo León.