Los astrónomos resuelven el misterio de los anillos faltantes de Júpiter

·2  min de lectura
Júpiter debería tener anillos al igual que Saturno  (Stephen Kane/UCR)
Júpiter debería tener anillos al igual que Saturno (Stephen Kane/UCR)

Los científicos descubrieron por qué Júpiter no tiene anillos como su vecino gigante gaseoso, Saturno.

Los anillos de Saturno están hechos en gran parte de hielo, algunos de los cuales pueden provenir de cometas que también están hechos de hielo.

“Durante mucho tiempo me ha preocupado por qué Júpiter no tiene anillos aún más sorprendentes que avergonzarían a los de Saturno”, dijo Stephen Kane, astrofísico de la Universidad de California en Riverside.

“Si Júpiter los tuviera, nos parecerían aún más brillantes, porque el planeta está mucho más cerca que Saturno”.

La razón de la ausencia de los anillos de Júpiter es relativamente simple: sus enormes lunas impiden que se formen. De hecho, el planeta tiene anillos más pequeños, al igual que Neptuno y Urano, pero no son tan grandes como los de Saturno y, por lo tanto, son difíciles de ver con los equipos tradicionales de observación de estrellas.

Los investigadores realizaron una simulación por computadora de las órbitas de Júpiter y las cuatro lunas principales que lo rodean: Io, Europa, Ganímedes y Calisto.

“Descubrimos que las lunas galileanas de Júpiter, una de las cuales es la luna más grande de nuestro sistema solar, destruirían muy rápido cualquier anillo grande que pudiera formarse”, explicó el profesor Kane. “Los planetas masivos forman lunas masivas, lo que les impide tener anillos sustanciales”. Como tal, es poco probable que Júpiter haya tenido anillos durante su vida.

Los anillos de Júpiter son apenas visibles en las imágenes recientes publicadas por el Telescopio Espacial James Webb, el cual también reveló fotos de las nebulosas Carina y Rueda del Sur, una colección de galaxias conocidas como el Cuarteto de Stephen y un espectro de luz del exoplaneta WASP-96b.

“No sabíamos que estos anillos efímeros existían hasta que pasó la nave espacial Voyager porque no podíamos verlos”, detalló el profesor Kane, quien tiene la intención de simular las condiciones de Urano con el mismo propósito.

Algunos astrónomos creen que Urano se inclinó de costado como resultado de una colisión con otro cuerpo celeste, y sus anillos podrían ser los restos de ese impacto.

“Para nosotros los astrónomos, [los anillos] son las salpicaduras de sangre en las paredes de la escena del crimen. Cuando miramos los anillos de los planetas gigantes, son evidencia de que sucedió algo catastrófico que puso ese material allí”, comentó el profesor Kane.

Los resultados se publicarán pronto en la revista Planetary Science.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.