Una ONG de Nicaragua proponen una gran concertación por las reformas electorales

Agencia EFE
·2  min de lectura

Managua, 20 abr (EFE).- La Articulación de Movimientos Sociales de Nicaragua, compuesta por más de 60 ONG, propusieron este martes una gran oncertación de opositores frente a las reformas a la Ley Electoral impulsadas por el sandinismo, que identificaron como el inicio de un "fraude" que llevaría al presidente Daniel Ortega a su tercera reelección consecutiva.

Aunque los distintos grupos de la disidencia en Nicaragua se han expresado en contra del proyecto de reformas, hasta ahora únicamente los aspirantes a la Presidencia por la oposición se han unido, en un documento, para rechazar dicha propuesta.

Las organizaciones llamaron a "luchar juntos contra el régimen que cercena nuestros derechos humanos y libertades civiles, así como a rechazar conjuntamente las reformas Ormu (Ortega y la vicepresidenta Rosario Murillo) que eliminan la observación electoral, inhiben liderazgos, criminalizan campañas y movilizaciones, y metiendo a la Policía en las urnas".

"El fraude ya empezó. Es urgente una concertación opositora para movilizarnos, recuperar libertades y rechazar la confiscación de las elecciones", indicó la Articulación, en su propuesta pública.

La Articulación pidió a la Unidad Nacional Azul y Blanco, a la Coalición Nacional, y a la Alianza Ciudadana "suspender sus (elecciones) primarias y campañas electorales, como parte de una verdadera concertación opositora, para luchar por la libertad de los presos políticos, recuperar nuestras libertades, y lograr reformas electorales reales, de lo contrario nadie tendrá condiciones para competir contra el régimen en lo electoral".

Las elecciones generales de Nicaragua, programadas para el 7 de noviembre próximo, serán trascendentales porque de estas dependerá que Ortega, al que los opositores llaman "dictador", extienda o no 42 años de dominio casi absoluto de la política nicaragüense.

La Articulación sugirió que la concertación sirva para "advertir a la comunidad internacional, y de manera particular a los Estados miembros de la OEA (Organización de los Estados Americanos), que con esta última acción (reformas de ley) el régimen evidencia su voluntad de llevar a cabo una farsa electoral que conduce a la perpetuación de la dictadura".

Nicaragua vive una crisis sociopolítica que recién cumplió tres años, y que ha cobrado la vida de cientos de personas, mientras que más de 103.000 han huido al exilio, como producto de los ataques armados del Gobierno contra críticos de Ortega, según organismos humanitarios.

(c) Agencia EFE