El asesor de Biden dice que no planea confinar el país mientras estados de la costa oeste aconsejan no viajar

Por Doina Chiacu y Sharon Bernstein
·3  min de lectura
Un profesional de la salud pasa junto a una ambulancia en el distrito de Manhattan, Nueva York

El asesor de Biden dice que no planea confinar el país mientras estados de la costa oeste aconsejan no viajar

Un profesional de la salud pasa junto a una ambulancia en el distrito de Manhattan, Nueva York

Por Doina Chiacu y Sharon Bernstein

WASHINGTON, 14 nov (Reuters) - El principal asesor sobre el coronavirus del presidente electo Joe Biden dijo el viernes que no había planes de llevar a cabo un confinamiento total a nivel nacional para frenar la creciente pandemia de COVID-19, mientras que tres estados de la costa oeste de EEUU pidieron conjuntamente el cese de los viajes no esenciales.

La advertencia contra el tránsito innecesario llegó cuando el aumento diario de casos de COVID-19 en Estados Unidos subió a un récord de más de 177.000 el viernes, el cuarto día consecutivo que se ha establecido un nuevo récord histórico, según un recuento de Reuters de cifras de las agencias de salud pública de EEUU.

California, Oregón y Washington instaron a los residentes a evitar aventurarse fuera del estado, mencionando la preocupación de los expertos en salud de que la próxima temporada de viajes en las festividades aceleraría los ya alarmantes picos de contagios y hospitalizaciones por COVID-19.

La gobernadora de Oregón, Kate Brown, dio el paso adicional de ordenar que las reuniones sociales se limiten a no más de seis personas, con efecto inmediato, una restricción que dijo estar dispuesta a hacer cumplir.

"No les pido, les digo, que detengan sus reuniones sociales... y sus fiestas en casa y que limiten sus interacciones sociales a seis personas o menos, no más de un núcleo familiar", dijo Brown.

De manera similar, el secretario de salud en funciones de Nuevo México, Billy Jiminez, extendió hasta finales de noviembre una prohibición de tres semanas a las reuniones de más de cinco personas que no vivan en el mismo hogar, junto con una directiva que aconseja a los residentes del estado a permanecer "en sus hogares para todas las actividades y servicios excepto los más esenciales".

La grave situación ha llevado a una creciente lista de gobiernos estatales y locales a reimponer las restricciones que suavizaron durante el descenso del verano en los brotes de COVID-19.

El mosaico de medidas del país probablemente permanecerá intacto después de la toma de posesión de Biden el 20 de enero, tras la derrota en las elecciones del presidente republicano Donald Trump, dijo el jefe de la junta consultiva del coronavirus de los demócratas.

"No estamos en un lugar en el que decimos que hay que confinar todo el país", dijo el Dr. Vivek Murthy, un ex cirujano general de EEUU, en el programa "Good Morning America" de la ABC.

"En este momento, la forma en que deberíamos pensar en esto es más bien una serie de restricciones que marcamos hacia arriba o hacia abajo dependiendo de lo mal que se esté propagando en una región específica", dijo.

PUNTOS DE REFERENCIA PREOCUPANTES

Al anunciar el comunicado que desaconseja los viajes de la Costa Oeste, el Secretario de Salud y Servicios Humanos de California, Dr. Mark Ghaly, dijo que se descartaba un mandato estricto por la preocupación de que la "fatiga por COVID" pudiera provocar una reacción violenta, llevando a la gente a comportarse de manera menos segura.

El comunicado insta a los individuos que entran o regresan a los tres estados a que se pongan en autocuarentena durante 14 días, el supuesto período de incubación del virus.

Por su parte, Chicago ha instado a los residentes a permanecer en sus casas y evitar las visitas durante los próximos 30 días, incluido el Día de Acción de Gracias.

Los restaurantes de la ciudad de Nueva York fueron ordenados a cerrar a las 10 p.m., mientras que las escuelas públicas de Detroit suspendieron el aprendizaje presencial a partir del viernes.

(Información de Doina Chiacu en Washington y Sharon Bernstein en Sacramento; información adicional de Julie Steenhuysen en Chicago, Anurag Maan en Bangalore, Maria Caspani, Jonathan Allen y Peter Szekely en Nueva York u Omar Younis en Los Ángeles; escrito por Steve Gorman; editado por Bill Berkrot, Alistair Bell y Christian Schmollinger; traducido por Aida Peláez en la redacción de Gdansk)