Aubameyang y su esposa, víctimas de violento robo en su casa

·1  min de lectura
En foto del miércoles 24 de agosto del 2022, Pierre-Emerick Aubameyang del Barcelona celebra el primer gol en un encuentro amistoso ante el Manchester City. El lunes 29 de agosto del 2022, asaltan la casa de Aubameyang cuando él y su esposa se encontraban en el interior. El Barcelona asegura que están bien. (AP Foto/Joan Monfort) (ASSOCIATED PRESS)

BARCELONA (AP) — Un grupo de hombres enmascarados irrumpió en la casa del delantero del Barcelona Pierre-Emerick Aubameyang, le golearon y robaron en la madrugada el lunes, informó el club.

El Barcelona confirmó el incidente y aseguró que el jugador y su esposa están bien.

Las autoridades le informaron al diario El País que Aubameyang recibió un golpe y le obligaron a abrir una caja fuerte en donde la pareja guarda sus joyas. Presuntamente los atacantes lo amenazaron a él y su esposa con armas y barras de fierro.

Las autoridades aseguraron que al menos cuatro hombres ingresaron a la casa y escaparon en un vehículo.

El internacional gabonés de 33 años de edad firmó con el Barça a comienzos de año tras etapas con el Borussia Dortmund de la Bundesliga y el Arsenal de la Liga Premier.

Aubameyang no jugó en la victoria del domingo del Barcelona 4-0 ante el Valladolid. Se encuentra entre los jugadores que podrían ser vendidos a otros clubes para liberar la masa salarial.

Hace dos semanas, un individuo le arrebató el reloj que el delantero Robert Lewandowski llevaba en el brazo cuando llegaba al entrenamiento en la ciudad deportiva del club. El polaco recién se incorporó al Barça tras ser transferido por el Bayern Múnich.

Los robos en casas de los futbolistas en España son frecuentes aunque los crímenes usualmente suceden cuando los deportistas y sus familias están fuera en los encuentros. Casemiro, Álvaro Morata, Gerard Piqué, Samuel Umtiti, Jordi Alba y el exentrenador del Real Madrid Zinedine Zidane han sido víctimas de asaltos.

Hace algunos años, la policía española desmanteló una banda que había estado asaltando las casas de los jugadores durante los partidos.