As del pitcheo de los Miami Marlins no encuentra el faro de la victoria en la Bahía de San Francisco

·2  min de lectura
Kelley L Cox/USA TODAY Sports

Los Marlins lucharon a brazo partido para no perder de vista a los Gigantes, pero el impulso no les alcanzó. Sandy Alcántara continuó con su transitar intermitente y no pudo establecer su dominio en el inicio de una gira por San Francisco.

Cuando Miami tomó a delantera en la parte alta de la sexta entrada del viernes, parecía que todo cambiaba a su favor, pero los Gigantes anotaron tres carreras y expulsaron a Alcántara en la mitad de ese mismo episodio para tomar una ventaja que no abandonarían para imponerse 4-3 en el Oracle Park.

De esta manera, los peces cayeron a 23-22, vieron interrumpida su racha de cuatro victorias consecutivas y por segunda vez esta temporada perdieron un partido decidido por una carrera.

El novato Casey Schmitt coronó una sexta entrada de tres carreras con un sencillo impulsor y los Gigantes dieron continuidad a la inconsistente temporada del actual ganador del Premio Cy Young

Tratando de ganar por primera vez desde el 4 de abril, Alcántara (1-5) disfrutó una ventaja de 2-1 en el sexto, pero perjudicó su propia causa, primero caminando a LaMonte Wade Jr. y luego realizó un tiro malo a primera sobre batazo de Thairo Estrada, poniendo corredores en segunda y tercera.

Elevados de sacrificio de J.D. Davis y Michael Conforto pusieron arriba a los Gigantes una ventaja de 3-2, pero con dos outs en la pizarra. Alcántara, en este punto, sólo necesitaba otro más para limitar el daño y no lo consiguió.

Mitch Haniger mantuvo el rally de los Gigantes en marcha con un sencillo que rebotó en el extremo del guante de Jean Segura y Mike Yastrzemski llegó a la inicial con una base por bolas antes de que Schmitt bateara un sencillo impulsor por el lado izquierdo para poner punto final a la labor de Alcántara después de 100 lanzamientos.

El dominicano enfrentó a siete bateadores en la sexta entrada, cediendo tres hits, dos bases por bolas y dos flys de sacrificio. Todo ese daño se produjo la tercera vez que se enfrentó a la alineación de los Gigantes, continuando una tendencia difícil para Alcántara a principios de esta temporada.

Bryan De La Cruz impulsó las tres carreras de los Marlins, primero con un doblete de dos carreras en la sexta que remolcó a Jorge Soler y a Luis Arraez, y luego con un jonrón solitario en la octava para elevar a 13 partidos su racha de imparables.