Todo lo que debes saber sobre la estación lunar Gateway de NASA

·5  min de lectura
Recreación artística de la estación espacial Gateway orbitando la Luna
Recreación artística de la estación espacial Gateway orbitando la Luna

Durante las últimas semanas todos hemos estado muy atentos al nuevo programa espacial Artemisa, el programa que nos llevará de regreso a la Luna y al lanzamiento del que será el cohete más potente de la historia, el SLS. Desafortunadamente, los dos primeros intentos de lanzamiento se tuvieron que cancelar debido a sendas fugas de hidrógeno en la primera etpa del cohete y ahora estamos a la espera de nuevas ventanas de lanzamiento que podrían alagarse incluso hasta finales de octubre. No obstante, este parón nos ha dado tiempo a conocer mejor toda la arquitectura de vuelo de las primeras misiones de Artemisa, así como descubrir algunas de sus elementos clave, como por ejemplo la búsqueda de lugares adecuados para establecer la primera base permanente en la Luna, (Artemis Base Camp).

Curiosamente, uno de estos “elementos clave” del programa Artemisa ha pasado bastante más desapercibido a pesar de ser uno de los puntos más interesantes (y también controvertidos) de todo el proyecto: la construcción de una estación espacial orbitando la Luna. Se ha denominado Plataforma Orbital Lunar Gateway, aunque ya todos la conocemos simplemente como Gateway.

En palabras de la propia NASA, la estación Gateway es, junto con el cohete SLS y la nave espacial Orion, una parte fundamental de los planes de exploración de la agencia en los próximos años y se convertirá en “la primera estación espacial de la humanidad en órbita lunar para apoyar los planes de exploración del espacio profundo. A medida que los astronautas se preparan para las misiones a la superficie lunar, necesitarán entregas de carga crítica presurizada y no presurizada, instrumental científico, suministros así como materiales de recolección de muestras y otros artículos”.

No obstante, esta insólita estación espacial alrededor de la Luna tiene un calendario muy abierto y tanto sus plazos como su estructura final sigue sin definirse claramente… todo dependerá, como suele ser habitual, del presupuesto disponible.

Por ahora se han confirmado dos módulos:

  • El Elemento de Propulsión y Energía (PPE, por sus siglas en inglés) que será el primer módulo de esta futura Gateway y servirá para generar la energía necesaria mediante paneles solares para que los astronautas puedan vivir en la estación. También será el módulo encargado de propulsar y dirigir la estación gracias a sus motores de iones. Su lanzamiento está previsto para este mismo año 2022, pero es más que probable que sufra retrasos.

  • El Módulo de Habitación Mínima (MHM), también llamado Puesto de avanzada y Logística (HALO) cuya construcción corre a cargo de la empresa privada Northrop Grumman Innovation Systems y que debería lanzarse a finales de 2023. Este módulo incluirá los puertos de acoplamiento, radiadores, baterías y antenas de comunicación. También será el primer módulo de vivienda que, en teoría, podrá acoger a una tripulación de cuatro astronautas durante al menos 30 días.

Posteriormente, el plan incluye otros módulos para trabajos científicos, ampliación de vivienda, capacidad de realizar paseos espaciales sobre la Luna o incluso reabastecimiento de combustible para naves espaciales en ruta hacia otros destinos. En definitiva, la idea general de Gateway es servir de “estación de servicio”, casi como un hotel-gasolinera espacial orbitando nuestro satélite.

Infografía con los posibles módulos de la estación Gateway y las agencias implicadas en su desarrollo
Infografía con los posibles módulos de la estación Gateway y las agencias implicadas en su desarrollo

Aun así toda esta infraestructura alrededor de la Luna, añadida a una base permanente en la superficie, está resultando bastante confusa y polémica. Muchos expertos señalan que el esfuerzo que requiere esta estación no se corresponde con las prestaciones reales que puede ofrecer. Es conveniente apuntar que esta estación Gateway surge como un proyecto internacional liderado por Estados Unidos en el que participan todas las demás agencias espaciales (a excepción de Rusia y de China) y que, por tanto, posee otros elementos (económicos, políticos y de diseño) que no deberíamos olvidar.

“Aquí hay una historia política interesante”, nos explica Daniel Marín, astrofísico y divulgador científico. “La estación Gateway nació para dar un sentido al cohete SLS y a la nave Orión que provienen del programa Constelación, un proyecto surgido en la Administración Bush pero que terminó siendo cancelado durante el gobierno de Obama. Durante aquellos años se cancelaron muchos programas espaciales (incluyendo el de transbordadores), sin embargo el Congreso de Estados Unidos aprobó mantener los proyectos del SLS y de la nave Orion, pero con el Constelación cancelado, se hizo necesario buscar un objetivo para estos dos elementos”.

Así pues nos encontramos con lo contrario que ocurrió con el programa Apolo. En aquel entonces, el presidente Kennedy fijó un objetivo (la Luna) y la agencia tuvo que diseñar y construir los elementos para cumplir ese objetivo. En esta ocasión es al revés: NASA ya tenía un cohete y una nave, y tuvo que buscar un objetivo acorde a ellos... y así surgió el proyecto de estación lunar Gateway.

Sea como sea, Gateway es un proyecto interesante y lleno de posibilidades. Al fin y al cabo, su nombre significa Puerta a las Estrellas y, con suerte (y un presupuesto adecuado), podría terminar convirtiéndose en esa improvisada estación de servicio que ayude a completar misiones más ambiciosas en el Sistema Solar… solo el tiempo lo dirá.

Más artículos y noticias interesantes sobre la vuelta a la Luna en Yahoo:

Referencias científicas y más información:

Página oficial de la estación GATEWAY en NASA

Gracias al astrofísico Daniel Marín por su ayuda en este artículo.