Anuncios

Arrestan a entrenador de gimnasia en Key Biscayne y lo acusan de abuso sexual de menores

Oscar Olea, un experimentado entrenador de gimnasia en Key Biscayne que fue acusado hace 12 años de conducta sexual inapropiada con sus jóvenes estudiantes pero que nunca había sido procesado formalmente, está bajo custodia en la cárcel de Miami-Dade.

Su arresto el miércoles por la tarde se produjo semanas después de que una investigación del Miami Herald revelara acusaciones latentes durante mucho tiempo de dos de sus exalumnas, ahora mujeres adultas.

Olea fue arrestado bajo dos órdenes de arresto que citan actos sexuales con un menor, según los registros de la cárcel de Miami-Dade, cada una con una fianza de $25,000.

Hace 12 años, las familias de dos de sus estudiantes, citados como víctimas anónimas en las dos órdenes judiciales, acudieron por separado a la policía de Key Biscayne con quejas. Una dijo que su hija había sido violada por Olea. La otra, cuyo hija tenía 13 años, presentó cartas de amor entre la niña y el entrenador, que tenía una edad alrededor de los 20 años. Para proteger al entrenador, la niña de 13 años negó a su mamá que estuvieran teniendo relaciones sexuales.

Las familias se mostraron reacias en ese momento a someter a sus hijas a los rigores del sistema de justicia penal. No se presentaron cargos. Hasta hace poco, Olea continuó entrenando a niñas en su estudio en Key Biscayne y en otras instalaciones en Kendall.

La policía volvió a examinar el caso de Olea después de que el Herald publicó su investigación.

Cuando una periodista del Miami Herald le preguntó en enero mientras entrenaba en un gimnasio de Kendall, Olea, de 38 años, dijo: “No puedo darles la espalda a las chicas mientras trabajo”.

Casi al mismo tiempo, su abogada, Beatriz Llorente, “negó todas y cada una de las acusaciones de conducta sexual inapropiada” en una lista proporcionada por el Herald.

Las presuntas víctimas de abuso sexual contactan a la policía

Las exalumnas, ahora adultas, que no han sido identificadas porque son presuntas víctimas de abuso sexual, se comunicaron con la policía después de que se publicó la investigación del Herald.

La joven de 13 años, que ahora tiene más de 20 años, le dijo al Herald que Olea había abusado sexualmente de ella repetidamente. Según entrevistas con el Miami Herald y una de las órdenes de arresto, Olea actuó como un hermano mayor para ella durante un período difícil de su vida cuando sus padres estaban en el proceso de un divorcio.

Pero finalmente la relación fraternal terminó cuando durante sus lecciones privadas de gimnasia él comenzó a besarla y tocarla, según dijo tanto la mujer como la orden judicial. Esto sucedió alrededor de 10 veces durante un período de meses.

Olea la violó en el gimnasio American Gymsters en Key Biscayne durante lecciones privadas de gimnasia, ella le dijo más tarde al Herald. También dijo que él la obligó a tener relaciones sexuales en su casa y en su automóvil.

“Tenía miedo de gritar y llamar la atención porque sabía que me metería en problemas”, le dijo al Herald.

Según la orden de arresto, en un momento ella temió que pudiera estar embarazada y él la llevó a un centro médico en Coral Gables, donde uno de los amigos de Olea le realizó una prueba. El resultado fue negativo.

En declaraciones al Herald después del arresto de Olea, la mujer dijo: “Estoy feliz, estoy emocionada…. Me siento aliviado.”

Ella le dijo al Herald que estaba agradecida de que la policía esta vez investigara en profundidad a Olea, pero señaló que no apreciaba la forma en que se manejaron las quejas en el pasado.

El jefe de policía de Key Biscayne, Francis Sousa, dijo que no se podían presentar cargos 12 años antes porque las víctimas no querían continuar con el proceso. Sousa no era jefe policial en ese momento.

Olea no ha sido empleado de American Gymsters por años. En los últimos años, ha dirigido su propio estudio en Key Biscayne, llamado Flipout Workout.

El segundo cargo involucra a una mujer que ahora tiene 30 años y que ahora vive fuera del estado y cuya madre le dijo al Herald que su hija había sido violada por Olea cuando tenía 17 años.

Según la otra orden de arresto, la víctima dijo a la policía que cuando tenía 16 años, notó que Olea la tocaba de manera inapropiada, en las nalgas y los senos, mientras la ayudaba a realizar ciertos movimientos de gimnasia.

Olea supuestamente se burlaría de ella por ser virgen. “No le agradarás a nadie porque no sabes lo que estás haciendo porque nunca tuviste relaciones sexuales”, recordó que él le dijo, según la orden judicial.

También le mostró una foto de él besando a otra menor para ponerla celosa, le dijo a la policía.

Un día, durante lo que Olea llamó un “juego” en el que la penetraría con el dedo, sacó un condón y dijo “ya lo vamos a hacer”, y procedió a tener sexo vaginal, según la orden.

La víctima recordó “sentirse horrorizada” y “enloquecida”, dice la orden.

La mujer le dijo a la policía que ella y Olea habían tenido relaciones sexuales dos veces en American Gymsters, un gimnasio de Key Biscayne donde Olea trabajó durante un tiempo, y una vez en el departamento de la madre de Olea en Key Biscayne.

Contactada para hacer comentarios, la madre de la víctima, que anteriormente le había dicho al Herald que su hija había sido violada por Olea antes de que fuera a la policía, dijo que se sentía aliviada de que finalmente hubiera sido arrestado.

Una tercera mujer que hizo acusaciones contactó recientemente a la policía de Key Biscayne para afirmar que Olea había tenido relaciones sexuales con ella cuando ella tenía tan solo 16 años y él era ocho años mayor. No era estudiante de gimnasia pero había sido compañera de trabajo en el centro recreativo del pueblo, donde Olea enseñó durante un tiempo. Ella también le había contado su historia al Herald anteriormente.

“Definitivamente le tengo resentimiento”, dijo.

Su denuncia no fue mencionada en las órdenes de arresto

La investigación previa

Antes de la investigación que condujo al arresto de Olea, él había llamado la atención de la policía en relación con un conjunto diferente de denuncias. Dos familias habían denunciado que sus hijas, de 4 y 7 años, habían sido tocadas de forma inapropiada y Olea les había hablado de manera sexual.

Las autoridades abrieron una investigación en septiembre de 2023 y la cerraron en enero, sin presentar cargos formales.

“Estoy feliz de que ya él no esté en las calles, pero me entristece que haya tardado tanto”, dijo el padre de la niña de 7 años. “Nosotros, como comunidad, debemos hacer un mejor trabajo para proteger a nuestras niñas”.

Chuck Rabin, redactor del Miami Herald, contribuyó a este artículo.