Anuncios

Armenia congela su participación en el bloque de seguridad liderado por Rusia

FOTO DE ARCHIVO. El primer ministro armenio, Nikol Pashinyan, asiste a una reunión del Consejo Intergubernamental Euroasiático de los países de la Unión Económica Euroasiática en Almaty, Kazajistán

22 feb (Reuters) - Armenia ha congelado su participación en la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC), liderada por Rusia, porque el pacto le ha fallado al país, dijo el primer ministro Nikol Pashinián en una entrevista emitida el jueves.

Pashinián también afirmó que Azerbaiyán, país con el que Armenia ha librado dos guerras en las últimas tres décadas, no respetaba los principios necesarios para firmar un tratado de paz a largo plazo, y sugirió que Azerbaiyán se estaba preparando para lanzar otro ataque.

Pashinián dijo a la cadena de televisión France 24 que el pacto de la OTSC, dominado por Rusia, le había fallado a Armenia.

"El Tratado de Seguridad Colectiva no ha cumplido sus objetivos en lo que respecta a Armenia, sobre todo en 2021 y 2022. Y no podíamos dejar que eso ocurriera sin tomar nota", dijo Pashinián a través de un intérprete.

"Ahora, en la práctica, hemos congelado nuestra participación en este tratado. En cuanto a lo que venga después, tendremos que verlo", añadió.

Dijo que por el momento no se hablaba de cerrar una base rusa en Armenia. Eso estaba sujeto a diferentes tratados.

En los últimos meses, Pashinián ha expresado su descontento con los antiguos vínculos de Armenia con Rusia y ha afirmado que Armenia ya no puede confiar en Rusia para garantizar sus necesidades de defensa. Ha sugerido que su pertenencia a la OTSC está bajo revisión.

Otros antiguos miembros soviéticos de la OTSC son Bielorrusia, Kazajistán, Kirguistán y Tayikistán.

Azerbaiyán recuperó franjas de territorio en 2020 en la segunda guerra por el disputado territorio de Nagorno-Karabaj, poblado principalmente por armenios étnicos pero reconocido internacionalmente como parte de Azerbaiyán.

El año pasado, el ejército azerbaiyano tomó el control del territorio, lo que provocó que la mayoría de sus residentes se marcharan a Armenia.

En sus declaraciones, Pashinián afirmó que las perspectivas de firmar un tratado de paz a largo plazo se habían visto perjudicadas por comentarios del presidente azerbaiyano, Ilham Aliyev, que Armenia interpretó como una reivindicación de amplias zonas del territorio armenio.

"Si Azerbaiyán no reconoce los principios de integridad territorial e inviolabilidad de las fronteras, simplemente no será posible", dijo a France 24.

"Azerbaiyán está utilizando la situación para alimentar su retórica. Eso lleva a pensar que Azerbaiyán se está preparando para un nuevo ataque contra Armenia", añadió.

Los elementos clave para garantizar un tratado son la demarcación de las fronteras y el establecimiento de corredores regionales de transporte que a menudo atraviesan el territorio de los dos países.

Aliyev también ha planteado la cuestión de determinar el control de los enclaves étnicos a ambos lados de la frontera.

Pashinián y Aliyev han discutido los avances hacia un tratado de paz en varias reuniones, incluidas las conversaciones mantenidas la semana pasada en la Conferencia de Seguridad de Múnich.

(Reporte de Ron Popeski; edtiado por Miral Fahmy; editado en español por Mireia Merino)