Argentina considera controlados los incendios en el delta del río Paraná

·2  min de lectura

Buenos Aires, 31 ago (EFE).- El Gobierno argentino informó este miércoles que los incendios declarados en el delta del río Paraná, cuyo denso humo alcanzó la capital del país la semana pasada, están contenidos y controlados, sin que se hayan registrado focos activos en las últimas horas.

El Ministerio de Ambiente señaló en un comunicado que el incendio del municipio de Gualeguay (provincia de Entre Ríos) fue "contenido" por parte de los brigadistas, mientras que el foco declarado en el pueblo de Baradero (provincia de Buenos Aires), que hasta este martes permanecía activo, ya está extinguido.

Para los seis focos de incendio que permanecen controlados y contenidos en las provincias de Buenos Aires y Entre Ríos, el Gobierno mantiene operativos tres aviones hidrantes, cinco helicópteros con helibalde, dos aviones observadores y cuatro helicópteros para traslado de personal pertenecientes al Ministerio de Defensa.

En tanto, más de 150 brigadistas y personal de apoyo convocados por el Servicio Nacional de Manejo del Fuego (SNMF) continuarán su despliegue en esta zona.

El ministro argentino de Ambiente, Juan Cabandié, recorrió este martes la zona afectada por los incendios y destacó que en los últimos días se apagaron entre "cuatro y cinco focos nuevos por jornada".

"Esto no es una cuestión de estar en contra de ninguna unidad productiva y menos del sector agropecuario. Lo que nosotros no podemos comprender es que lo hagan de esta manera, que se incendien pajonales para ampliar la superficie de ganado en perjuicio de 10 millones de habitantes", afirmó Cabandié, en declaraciones recogidas por la cartera ministerial.

"Hubo presencia policial y se logró apresar o detener a siete personas y eso seguramente significó una medida ejemplar para que aquellos que están acostumbrados a iniciar focos no lo hagan o lo piensen dos veces", agregó el ministro.

La Justicia argentina investiga si los incendios de pastizales en la zona del delta del río Paraná son intencionales, tras las denuncias de que fueron iniciados para permitir ciertas actividades agropecuarias, como la ganadería.

La magnitud de los incendios, cuyo humo oscureció durante varios días el cielo de Buenos Aires, obligó al Gobierno nacional a desplegar efectivos de las fuerzas armadas en la zona.

"No podemos tolerar que continúen incendios en el delta que afectan al ambiente y a la salud de millones de argentinos y argentinas. No vamos a permanecer pasivos ante acciones descalificables que generan desastres ecológicos", aseguró el presidente argentino, Alberto Fernández, al anunciar el envío de personal militar el pasado 20 de agosto.

(c) Agencia EFE