Anuncios

Argentina anuncia medidas económicas para contrarrestar la subida de precios

BUENOS AIRES (AP) — Argentina ajustará las tasas de interés para frenar la dolarización de su economía, el Banco Central tendrá más libertad para controlar la divisa extranjera y se acelerarán los acuerdos con el FMI.

Esas son algunas de las medidas adelantadas el domingo por el ministerio de Economía del país, que anunciará más iniciativas durante la semana, tras conocerse una de las peores cifras inflacionarias el viernes.

El Banco Central de Argentina ajustará la tasa, aumentará "la intervención en mercado de cambios y va a administrar el ritmo del crawl” la devaluación progresiva del peso argentino, señaló la información del ministerio de Economía el domingo.

Es una carrera por contener los precios en el país, que subieron un 8,4% en abril respecto al mes anterior, con una variación acumulada de 32% en lo que va de año y una inflación interanual de un 108,8%.

Ello sitúa a Argentina como el segundo lugar en la clasificación del Banco Mundial de países con mayor inflación alimentaria después del Líbano.

El equipo del ministro de Economía, Sergio Massa, pasó reunido todo el sábado y adelantó un paquete de medidas económicas para controlar la subida de precios.

Analistas económicos destacaron que el índice de precios al consumidor de abril es la tasa de inflación mensual más alta desde abril de 2002, cuando la suba de los precios superó el 10%.

El ministerio anunció la aceleración de los acuerdos con el FMI, los swap de China (Massa viajara a Beijing el 29 de mayo) y el esquema de garantías del denominado bloque BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) para las importaciones e intercambio de monedas con Brasil.

Habrá incentivos para sostener el nivel de consumo interno promoviendo el consumo de productos de origen nacional, como disminuciones a las tasas de interés para tarjetas de crédito o el incremento de los reintegros a sectores vulnerables para consumos con tarjeta de débito.

Habrá también medidas para sostener el nivel de actividad económica del país, como alivios fiscales para pequeñas y medianas empresas, eliminación de aranceles y generación de normas de dumping y protección para mejorar la competitividad y reducir los precios de las importaciones de ciertos productos.

Se acelerará la aprobación para la importación de bienes de capital y se creará un nueva Unidad de Análisis de Operaciones de Comercio para coordinar con otros organismos nacionales y poder responder más rápidamente a las subidas y cambios de precios y acelerar el comercio exterior, entre otras medidas.

Además el Mercado Central adoptará un nuevo rol como importador directo de alimentos con el objetivo de reducir el precio efectivo de venta al público de productos frescos como frutas, verduras, hortalizas y carnes así como productos secos no perecederos.

La disparada de los precios incrementó la pobreza, que en la actualidad afecta a casi 40% de la población, es decir unos 18,5 millones de personas. La pobreza infantil subió a 54,2%, abarcando a seis millones de menores de 15 años.

La inflación es una de las principales preocupaciones de los argentinos junto a la inseguridad, según las encuestas de opinión pública difundidas de cara a las elecciones presidenciales de octubre, en las que el actual presidente Alberto Fernández no se presentará.

La larga sequía que vive el país perjudicó los cultivos mermando la entrada de divisas, lo que se une a la fuerte depreciación del peso en los mercados financieros en un contexto de estrictos controles de capital.