Arabia Saudita recorta a la mitad su producción de crudo y gas tras los ataques con drones

LA NACION

El suministro de petróleo en el mundo puede resultar severamente afectado en el corto plazo tras un ataque con drones ocurrido este sábado en dos instalaciones petroleras propiedad de la empresa estatal Aramco de Arabia Saudita.

El ministro saudita de Energía, Abdulaziz bin Salman, dijo que los ataques habían reducido su producción de crudo en 5,7 millones de barriles diarios, aproximadamente la mitad de lo que extrae ese país en condiciones normales.

De acuerdo con varios medios sauditas, la acción provocó importantes incendios en la refinería de Abqaiq, la principal planta del país, y en el campo petrolero de Khurais.

Las autoridades locales señalaron que el fuego ya fue controlado en ambas instalaciones y que no había pérdidas humanas que lamentar.

En declaraciones difundidas por la estatal Agencia de Prensa Saudita, Bin Salman dijo que la suspensión de la producción era temporal y que sus clientes suplirán parte del suministro faltante con el uso de sus reservas de crudo.

Explicó que los ataques también llevaron al cese de la producción de unos 700.000 barriles diarios de condensado de gas natural, asociados a la producción petrolera.

Los rebeldes hutíes de Yemen, que llevan varios años en guerra en ese país en contra de una coalición internacional liderada por Arabia Saudita, se atribuyeron la autoría de los ataques.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, culpó a Irán, restando credibilidad a la autoría de los hutíes.

Si los rebeldes fueran responsables de los ataques, sus drones habrían tenido que volar cientos de kilómetros desde Yemen al centro de Arabia Saudita, donde se encuentran las instalaciones.

Un lugar estratégico

Este ataque en Arabia Saudita afecta una de las instalaciones petroleras más importantes del planeta. El campo de Khurais produce en torno a 1% de todo el petróleo que se consume en el mundo, mientras que la refinería de Abqaiq tiene una capacidad para procesar hasta 7% del suministro global.

"Dadas sus dimensiones, incluso una interrupción breve o parcial en sus operaciones puede afectar a la compañía y al suministro de petróleo mundial", advierte Katie Prescott, corresponsal de negocios de la BBC.

"Este país produce 10% del crudo que se extrae en el planeta. Reducirlo a la mitad podría tener un efecto significativo en el precio del petróleo el lunes, cuando abran los mercados", agregó.

Aramco no es solamente el mayor productor de petróleo del mundo, sino además el que genera más beneficios.

Jason Bordoff, director del Centro sobre Políticas Globales de Energía de la Universidad de Columbia, advirtió que estos sucesos podrán tener un efecto importante en los precios del petróleo.

"Abqaiq es probablemente la instalación más crucial en el mundo para el suministro de petróleo. Los precios saltarán tras este ataque", explicó.

"Si la interrupción en la producción saudita es prolongada, parece probable y sensato que los miembros de la Agencia Internacional de Energía (IEA, por sus siglas en inglés) liberen crudo de su reserva estratégica", dijo a la agencia Reuters.

¿Qué dijo Pompeo?

En un tuit, Pompeo dijo que "no había evidencias" de que los drones hubieran llegado de Yemen. Describió el asalto como "un ataque sin precedentes contra el suministro de energía mundial".

"Hacemos un llamado a todas las naciones para que condenen pública e inequívocamente los ataques de Irán", agregó Pompeo. Dijo que Estados Unidos trabajaría con sus aliados para garantizar que los mercados de energía permanecieran bien abastecidos.

La Casa Blanca dijo que Trump había ofrecido apoyo estadounidense a Arabia Saudita para defenderse.

La respuesta de Irán

Irán ha desestimado las acusaciones hechas por Estados Unidos.

Un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores iraní dijo que los comentarios hechos por el Secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, no tenían sentido.

Guerra en Yemen

Un vocero del grupo de los hutíes en Yemen señaló que había desplegado una flota de 10 aviones no tripulados -drones- para perpetrar el ataque.

Yahya Sarea le dijo a la cadena al Masira TV, propiedad de los hutíes y que opera en Beirut, que habría más ataques de este tipo en el futuro.

Agregó que el ataque de este sábado ha sido una de las mayores operaciones que se han realizado dentro de Arabia Saudita y fue ejecutada "en cooperación con gente honorable dentro del reino de Arabia Saudita".

Por su parte, las autoridades sauditas no comentaron sobre los posibles autores del ataque.

"Hacia las 4:00 de la mañana (hora local), los equipos de seguridad de Aramco debieron enfrentarse a dos incendios en las plantas de Abqaiq y Khurais producidos por drones", reportó la agencia real saudita de prensa.

"Los dos incendios han sido controlados", agregaron.