Anuncios

AP EXPLICA: ¿Qué significa para Bukele tener el control total del Congreso?

SAN SALVADOR (AP) — Cuando Nayib Bukele ganó la elección presidencial de El Salvador en 2019 prometió cambiar la antigua forma de hacer política y dejar en el pasado los acuerdos bajo la mesa para recibir el apoyo de la oposición. Ahora su reelección, con un respaldo popular de más del 84%, ha venido aparejada de una victoria por amplia mayoría de su partido Nuevas Ideas en el Congreso, lo que le permitirá gobernar sin los condicionamientos de sus rivales.

En su primer mandato, Bukele entró a gobernar con una Asamblea controlada por la oposición en la que los representantes de la derechista Alianza Republicana Nacionalista (Arena), del exguerrillero Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) y del Partido Demócrata Cristiano (PDC) se unieron para confrontar al oficialismo.

Le negaron la mayoría de las iniciativas que presentó y bloquearon préstamos para financiar su plan de seguridad contra las pandillas. El enfrentamiento con el Congreso se elevó al punto que los partidos políticos opositores hasta plantearon destituir a Bukele alegando incapacidad mental para gobernar en febrero de 2021.

Pero el Legislativo volvió a elecciones ese mismo mes —son cada tres años y no siempre coinciden con las presidenciales, como ocurrió este año— y entonces el voto popular dio mayoría al oficialismo. Nuevas Ideas obtuvo 56 de 84 escaños. Y ahora controla 54 de 60 asientos, tras una reforma de Bukele para reducir el número de asambleístas.

AP explica qué significa y qué puede hacer el presidente de El Salvador al tener el control total del Congreso.

LA OPOSICIÓN, REDUCIDA A SOLO TRES ESCAÑOS EN EL CONGRESO

Antes de las elecciones de febrero, en junio de 2023, el Congreso aprobó una propuesta impulsada por Bukele y cuestionada por la oposición para reducir el número legisladores. De 84 bancas pasaron a ser 60.

Tras la confirmación oficial de resultados electorales, el partido oficialista Nuevas Ideas se hizo con el control de 54 asientos, otros tres están en manos de sus aliados —el Partido de Concertación Nacional tiene dos y el PDC, uno—, mientras que la oposición quedó reducida a tres escaños.

Arena se quedó con dos y VAMOS, con uno. El FMLN no obtuvo representación parlamentaria.

Ese reparto permite a Nuevas Ideas tener la mayoría simple —la mitad más uno, 31—, así como las dos mayorías calificadas —dos tercios, 40 y tres cuartos, 45—, lo que permitirá al oficialismo aprobar sus iniciativas sin obstáculos por al menos tres años más.

¿PUEDE REFORMAR LA CONSTITUCIÓN PARA PERMITIR LA REELECCIÓN?

La actual Asamblea Legislativa, que tendrá mandato hasta el 30 de abril de 2024, podrá acordar por mayoría simple —31 diputados— llevar adelante una reforma constitucional. No obstante, para que esa reforma tome forma y sea decretada, la siguiente Asamblea, la que se instalará del 1 de mayo de 2024 al 30 de abril de 2027, debe ratificarla con el voto de los dos tercios —40— de los diputados electos.

Sin embargo, para el tema de la reelección, abogados constitucionalistas defienden que la Constitución tiene claramente establecido que no se puede reformar lo que tiene que ver con la alternancia en el ejercicio de la presidencia y que es un tema que no puede ser abordado en un proceso de reforma constitucional.

Si bien está prohibido por la Constitución salvadoreña que haya reelección presidencial inmediata, Bukele pudo volver a presentarse por un pronunciamiento de la Corte Suprema de Justicia, nombrada por su partido, que ordenó al Tribunal Supremo Electoral que permitiera su inscripción.

Bukele no ha manifestado su intención de reformar la Constitución para habilitar un tercer mandato, pero su vicepresidente Félix Ulloa dejó abierta la posibilidad de cambiar la Carta Magna en una entrevista con AP.

“Si cambia la Constitución y él (Bukele) quiere hacerlo y la Constitución se la habilita, supongo que estará habilitado”, dijo Ulloa. Y añadió que la Constitución actual permite un primer y un segundo término. “El tercero no lo permite la actual. No estoy diciendo que si cambia no puede ser”.

¿QUÉ DECISIONES PODRÁ ADOPTAR EL GOBIERNO DESDE LA ASAMBLEA?

Con sus 54 diputados, el partido de gobierno podrá —sin necesitar el apoyo de sus aliados ni de la oposición— aprobar préstamos, autorizar emisión de deuda, tratados internacionales, renovar el régimen de excepción, elegir al fiscal general y al procurador para la Defensa de los Derechos Humanos, así como a los magistrados de la Corte de Cuentas, Corte Suprema de Justicia y del Tribunal Supremo Electoral.

El 4 de febrero, aún sin resultados oficiales que confirmaran su victoria, el mandatario dijo que se necesita seguir con el régimen de excepción hasta sacar de las calles al último de los pandilleros.

“Estamos a punto de ganar la guerra contra las pandillas, pasando de ser literalmente —no es una exageración, una hipérbole—, literalmente pasamos de ser el país mas inseguro del mundo a ser el país más seguro de todo el hemisferio occidental”.

¿QUÉ AUTORIDADES DE CONTROL PUEDE NOMBRAR O REMOVER?

Cuando Nuevas Ideas ganó la mayoría en la Asamblea de 2021, el primer día de sesión legislativa los diputados destituyeron a los cinco magistrados titulares y suplentes de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, así como al fiscal general, Raúl Melara. La misma noche eligieron y juramentaron a los reemplazos.

Las autoridades salientes tuvieron episodios de confrontación previa con el presidente. En el caso de la Sala de lo Constitucional, bloqueó algunas de sus decisiones como la detención de personas que se saltaran la cuarentena durante la pandemia de COVID-19. También se enfrentó al fiscal Melara, a quien Bukele señaló por ser afín al partido opositor Arena, y tuvo marcadas diferencias con la Corte de Cuentas y el Procurador para la Defensa de los Derechos Humanos.

La Asamblea puede destituir a las autoridades de control con el apoyo de dos tercios de los diputados —40 votos— y siempre que haya causales específicas establecidas en la ley, como el abuso de autoridad o que sean condenados por un delito.

¿QUÉ NO PODRÁ CAMBIAR LA NUEVA ASAMBLEA?

Sin importar que el partido Nuevas Ideas tenga el control del Congreso, la Constitución establece una cláusula pétrea para garantizar el sistema de gobierno en El Salvador, que dice que es “republicano, democrático y representativo”.

De ninguna manera se puede modificar, salvo convocando a una Asamblea constituyente y elaborando una nueva Carta Magna.