Anuncios

AP Explica: La huelga de actores de Hollywood llega a su día 100

LOS ÁNGELES (AP) — Cuando los guionistas están ocupados volviendo al trabajo, los actores de cine y televisión siguen en protestas, y la huelga más larga de su historia está a punto de llegar a los 100 días el sábado, después de que se rompieran las negociaciones con los estudios.

A continuación, un vistazo al pleito laboral.

DENTRO DE LAS NEGOCIACIONES FALLIDAS

Las esperanzas eran grandes y los líderes del Sindicato de Actores de la Pantalla-Federación Estadounidense de Artistas de Televisión y Radio (SAG-AFTRA por sus siglas en inglés) se mostraron cautelosamente optimistas cuando reanudaron las negociaciones el 2 de octubre por primera vez desde que comenzó la huelga dos meses y medio antes.

El mismo grupo de directores ejecutivos de los estudios más grandes había llegado a un acuerdo importante poco más de una semana antes con los guionistas en huelga, cuyos líderes celebraron logros en muchas de las peticiones que compartían con los actores: salarios a largo plazo, garantías laborales y control sobre el uso de la inteligencia artificial (IA).

Pero las negociaciones de los actores fueron tibias, con días libres entre sesiones y sin informes de progreso. Luego, los estudios las interrumpieron abruptamente el 11 de octubre, argumentando que las exigencias de los actores eran exorbitantemente costosas y que ambas partes estaban demasiado en desacuerdo como para continuar.

“Sólo nos reunimos con ellos un par de veces, el lunes, medio día el miércoles, medio día el viernes. Para eso estaban disponibles”, dijo la presidenta del SAG-AFTRA, Fran Drescher, a The Associated Press poco después de que se frenaran las negociaciones. “Luego, la semana pasada, era lunes y medio día el miércoles. Y después “Adiós, adiós. Nunca he conocido personas que realmente no entiendan lo que significan las negociaciones. ¿Por qué te alejas de la mesa?”.

Las razones, según la Alianza de Productores de Cine y Televisión (AMPTP) incluyen una demanda sindical de una tarifa por cada suscriptor de servicios de streaming.

“SAG-AFTRA dio un ultimátum a las empresas miembros: o aceptaban una propuesta de impuesto a los suscriptores, así como a todos los demás elementos abiertos, o de lo contrario la huelga continuaría”, dijo la AMPTP en un comunicado a AP. Las empresas respondieron al ultimátum de SAG-AFTRA que, lamentablemente, el impuesto a los suscriptores representa una carga económica insostenible”.

El codirector ejecutivo de Netflix, Ted Sarandos, uno de los ejecutivos que participó en las sesiones de negociación, dijo el miércoles en una conferencia telefónica sobre resultados de Netflix que “desafortunadamente, esto realmente rompió nuestro impulso”.

Los líderes de SAG-AFTRA señalaron que era ridículo calificar esta demanda como si fuera un impuesto a los clientes, y dijeron que eran los propios ejecutivos quienes querían pasar de un modelo basado en la popularidad de un programa a uno basado en el número de suscriptores.

“Hicimos grandes avances en su dirección que simplemente han sido ignorados y no respondidos”, dijo a la AP Duncan Crabtree-Ireland, director ejecutivo nacional y principal negociador de SAG-AFTRA. “Hicimos cambios a nuestra propuesta sobre IA. Hicimos cambios importantes a lo que solía ser nuestra propuesta de participación en los ingresos del streaming”, dijo Crabtree-Ireland.

Los estudios dijeron que las propuestas de SAG-AFTRA les costarían unos insostenibles 800 millones de dólares al año. El sindicato dijo que esa cifra estaba bastante sobreestimada.

Más tarde, la AMPTP respondió que la cifra se basaba en una solicitud sindical de 1 dólar por cliente al año, que se redujo a 57 centavos después de que SAG-AFTRA cambiara su evaluación para eliminar programación no relevante como noticias y deportes.

¿QUÉ SIGUE PARA LOS ACTORES EN HUELGA?

Los actores se adentran a un territorio desconocido, sin un final a la vista. Su sindicato nunca ha estado en huelga durante tanto tiempo, ni ha estado en huelga desde antes de que nacieran muchos de sus miembros. Ni siquiera sus dirigentes veteranos, como Crabtree-Ireland, que pertenece al sindicato desde hace 20 años, se han encontrado en estas circunstancias.

Como lo hicieron durante meses antes de que se interrumpieran las negociaciones, los miembros y líderes se manifestarán, harán protestas y hablarán públicamente hasta que los estudios den señales de estar dispuestos a sentarse a la mesa nuevamente. Nadie sabe cuánto tiempo llevará eso. SAG-AFTRA dice que está dispuesto a reanudar las charlas en cualquier momento, pero eso no cambiará sus demandas.

“Creo que piensan que nos vamos a acobardar”, dijo Drescher. “Pero eso nunca sucederá porque estamos en una encrucijada y debemos mantener el rumbo”.

La alianza de estudios dijo en un comunicado después de que se interrumpieron las negociaciones que habían hecho ofertas generosas, pero fueron rechazados en todas las áreas en disputa. “Esperamos que SAG-AFTRA reconsidere y vuelva pronto a negociaciones productivas”, dice el comunicado.

Los guionistas tuvieron su propio comienzo en falso con los estudios, lo que puede dar cierta esperanza de una salida. Su sindicato intentó reiniciar las negociaciones con los estudios a mediados de agosto, más de tres meses después de iniciada la huelga. Esas negociaciones no llegaron a ningún sitio y se interrumpieron a los pocos días. Un mes después, la alianza de estudios volvió a convocar a la mesa. Ese diálogo despegó y la mayoría de sus demandas se cumplieron después de cinco días maratónicos que resultaron en un acuerdo tentativo que sus miembros votaron para aprobar casi por unanimidad.

¿CÓMO SE DESARROLLARON LAS HUELGAS DE ACTORES ANTERIORES?

Las huelgas de los actores de Hollywood han sido menos frecuentes y más breves que las de los guionistas. El SAG (añadieron el “AFTRA” en una fusión de 2011) se ha declarado en huelga contra los estudios de cine y televisión sólo tres veces en su historia.

En cada caso, la tecnología emergente alimentó la disputa. En 1960, la vez anterior que actores y guionistas hicieron una huelga simultánea, el tema central fue que los actores buscaban una remuneración cuando su trabajo cinematográfico se transmitía por televisión, una compensación que la industria llama ahora regalías. El sindicato, encabezado por el futuro presidente estadounidense Ronald Reagan, era entonces una entidad más pequeña y mucho menos formal. La votación a favor de la huelga tuvo lugar en la casa de los actores Tony Curtis y Janet Leigh, los padres de la actual integrante del SAG-AFTRA y una de sus principales impulsoras, Jamie Lee Curtis.

A la mitad de la huelga, los actores y los estudios pidieron una tregua para que todos pudieran asistir a los Premios de la Academia, una medida prohibida según las reglas sindicales actuales. El presentador Bob Hope calificó la ceremonia como “la reunión de huelga más glamorosa de Hollywood”.

Al final, se llegó a un acuerdo en el que SAG abandonó las demandas de derechos de regalías por películas pasadas a cambio de una donación a su fondo de pensiones, junto con una fórmula de pago cuando películas futuras se emitieran por televisión. Su paro laboral de 42 días comenzó y terminó dentro del lapso de la huelga de escritores, que fue mucho más larga.

La huelga de 1980 fue la más larga de los actores de cine y televisión, hasta 2023. En ese entonces buscaban un pago por su trabajo incluido en casetes de vídeo domésticos y televisión por cable, junto con aumentos significativos en la compensación mínima por sus papeles. Se logró un acuerdo tentativo con avances significativos, pero con concesiones importantes de ambas partes. Los dirigentes sindicales declararon terminada la huelga después de 67 días, aunque muchos miembros estaban descontentos y se resistieron a regresar a trabajar. Pasó casi un mes antes de que los líderes pudieran reunir suficientes votos para ratificar el acuerdo.

En esa huelga, los premios Emmy quedaron en medio de la disputa. La Academia de Televisión celebró una ceremonia, pero después de que los actores iniciaran una campaña de boicot, sólo un ganador, Powers Boothe, estuvo allí para aceptar su trofeo.

Otras áreas del sindicato de actores también se han declarado en huelga, incluidos varios desacuerdos prolongados por el contrato de comerciales de televisión. Una huelga de 2016-2017 de los actores de doblaje de videojuegos del sindicato duró 11 meses. Esa sección del sindicato podría volver a huelga pronto si no se llega a un nuevo acuerdo contractual.

¿QUÉ PASARÁ CON LAS PELÍCULAS Y LOS PROGRAMAS DE TELEVISIÓN?

El regreso de los guionistas ha hecho que la maquinaria de producción de Hollywood vuelva a funcionar, con salas llenas de escritores creando nuevas temporadas de programas que habían sido suspendidas y guionistas de cine terminando sus historias. Pero el producto terminado esperará al final de la huelga de actores y la producción de muchos programas de televisión y decenas de películas seguirá suspendida, incluidas “Wicked”, “Deadpool 3” y “Mission Impossible – Dead Reckoning Part 2”.

Los Emmy, cuyas nominaciones se anunciaron el mismo día que se convocó a la huelga de actores, optaron esta vez por esperar a las estrellas y trasladar su ceremonia de septiembre a enero, aunque esa fecha también podría verse amenazada.

Falta mucho para que se celebren los Oscar en marzo, pero en los años sin huelga las campañas para ganarlos suelen estar en marcha por estas fechas. Con algunas excepciones (producciones que no son de estudio y aprobadas por el sindicato), los artistas tienen prohibido promover sus películas en ruedas de prensa o en alfombras rojas. El director Martin Scorsese ha dado entrevistas sobre su nueva candidata al Oscar, “Killers of the Flower Moon” (“Los asesinos de la luna”). Leonardo DiCaprio, protagonista del filme y miembro de SAG-AFTRA, no lo ha hecho.