Anuncio de pizza de Gorbachov en 1997 resumió su trayectoria

·2  min de lectura
GORBACHOV-DECESO (AP)
GORBACHOV-DECESO (AP)

Podríamos decir que es una rebanada de la vida. El comercial de televisión que Mijaíl Gorbachov hizo para Pizza Hut hace 25 años podría ser un resumen de 60 segundos de su carrera: alegre y sombría a la vez.

En el anuncio transmitido en 1997, Gorbachov sale comiendo en uno de los restaurantes de la cadena en Moscú, donde lo ven comensales de otra mesa y comienzan a discutir con él sobre sus logros como líder de la Unión Soviética.

Nos dio libertad y oportunidad, dice un hombre joven. Nos dejó problemas económicos e inestabilidad política, responde un hombre más adulto.

Una mujer anciana agrega: “Gracias a él tenemos muchas cosas, como Pizza Hut”. Al final, el hombre que lo criticaba se levanta de la mesa y brinda por él con una rebanada de pizza.

Aunque tiene un filtro color rosa, fue una historia resumida de los avances de Rusia y las crecientes comodidades para los consumidores rusos, pese a los problemas. Más sombríamente, muestra una figura mundial que alguna vez destacó como líder mundial y con un Premio Nobel de la Paz reducido a un chelín por un intruso occidental.

Pizza Hut abrió su primer local en Moscú en 1990, una de las primeras de una ola de empresas occidentales que aprovecharon las reformas emblemáticas de Gorbachov. No era la primera vez que los rusos tenían pizza, pero al igual que con la apertura de McDonald’s unos meses antes, la presencia de una importante marca occidental fue alentadora para quienes querían que la Unión Soviética estuviera más integrada al mundo.

Esa no era una visión universal. Incluso hoy, algunos rusos se quejan de que la avalancha de negocios occidentales en el país diluye su cultura y explota a los consumidores.

Gorbachov murió el martes a la edad de 91 años, y el tiempo de Pizza Hut en Rusia se acaba. La corporación que es dueña de la marca ha anunciado que transferirá los activos de la franquicia a un operador ruso, que cambiará el nombre de la marca local, como parte de sus esfuerzos por salir de Rusia como respuesta a la guerra en Ucrania.