Quién es Anika Chebrolu, la científica de 14 años que descubrió un posible tratamiento para el Covid-19

LA NACION
·2  min de lectura

Anika Chebrolu, la joven científica estadounidense que acaba de ganar el primer puesto en el concurso 3M Young Scientist Challenge del 2020, está en el octavo grado de la escuela secundaria Nelson de Frisco, Texas. Es una fanática de Internet, de los experimentos científicos, adicta a la información y, aunque tiene 14 años, habla como si tuviera unos cuantos más.

Anika es una experta en dos temas de suma relevancia, que se volvieron cruciales por la irrupción de la pandemia de Covid-19: el virus de la influenza -o gripe común- y el descubrimiento de nuevas drogas.

Gracias a la combinación de sus conocimientos en ambas áreas, y tras poner el foco en el SARS-CoV-2, la joven descubrió una molécula que puede adherirse a la "corona" característica de la proteína del virus y cambiar su forma. De esa manera, se inhibe su infectividad.

Aquí puedes conocer más detalles del descubrimiento de la adolescente

En palabras de la doctora Mahfuza Ali, la mentora de Anika en el proyecto para jóvenes científicos, "lo que hizo es asombroso". "Era un proyecto muy complejo. Siendo una científica, yo era muy curiosa sobre qué estaban haciendo las generaciones más jóvenes. Y me emocionaba cada vez que me contaba sobre su progreso", subrayó.

"Tuvimos muchas discusiones y tratamos de proveerle todos los materiales que necesitaba, especialmente los servidores informáticos de alto rendimiento. Fue increíble ver su progreso, su entusiasmo y su tenacidad. Fue asombroso. Está más allá. Ni ocho científicos juntos pueden hacer lo que ella hizo", comentó Ali, con más de 35 años de carrera en la corporación 3M, a una periodista de Floor Talk, programa gestionado por la Bolsa de Nueva York.

Al ser consultada sobre qué hará con su premio de. 25.000 dólares, Anika Chebrolu contestó: "Sé que me dieron muchísimas oportunidades, pero hay muchos chicos alrededor del mundo que no tienen las mismas herramientas. Si así fuera, se podría lograr tanto más. Durante este verano empecé una organización sin fines de lucro llamada Academy Aid. Voy a donar algo de este dinero a esa organización y también usaré algo del dinero para continuar la investigación y el desarrollo de mi antiviral, para convertirlo en una droga potente y efectiva".

La joven de 14 años no quiso dar mayores precisiones sobre el futuro de su carrera: "Todavía estoy en el proceso de decidir, pero definitivamente iré hacia algo relacionado con la medicina".

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR:

EN VIDEO: Por qué es una buena noticia que los virus más agresivos sean los menos contagiosos (y qué pasa con el coronavirus)