Anuncios

Andrés Guardado y su ejemplar lección a las 'vacas sagradas': ya no volverá a la Selección Mexicana

Andrés Guardado en el partido que enfrentó a México contra Argentina en Qatar 2022. (Khalil Bashar/Jam Media/Getty Images)
Andrés Guardado en el partido que enfrentó a México contra Argentina en Qatar 2022. (Khalil Bashar/Jam Media/Getty Images)

Pueden decir que se tardó, pero Andrés Guardado cumplió su palabra: Qatar 2022 fue su último torneo con la Selección Mexicana, tal y como lo había dicho antes de la justa. El mediocampista del Betis confirmó que su faceta como jugador del Tri ha terminado. Y lo hace a tiempo: ni antes ni después. Porque aunque tenía 36 años, seguía siendo un jugador diferencial para los aztecas. Por algo continúa en la élite del futbol a esa edad. Su mejor versión ya pasó, sí, pero eso no ha impedido que mantenga una cuota cumplidora: ha jugado 21 partidos esta temporada con el Betis, uno de los equipos más refrescantes del futbol español en la última época.

En entrevista con Marca, el excapitán de México habló de si ha tenido conversaciones con Diego Cocca, nuevo entrenador del seleccionado verde, y de si en el futuro podría incursionar como auxiliar técnico, opción que ve lejana, pero no descarta del todo, pues quiere ayudar de alguna forma al futbol mexicano. "Yo ya tuve oportunidad de hablar con él (Cocca) y como le dije estoy para ayudar. Ahora estoy de otro lado y si yo puedo ayudar en algo, cuenten conmigo. Soy el primer interesado en que las cosas salgan bien y si en algo puedo ayudar estaré dispuesto. Pero a día de hoy yo tengo mis objetivos personales, pero obviamente de cara a un futuro a largo, largo plazo sí me veo dentro de la selección mexicana ayudando desde otro ámbito", expresó Guardado.

No hay más para Guardado con el Tri. Su último Mundial expiró de manera nostálgica: sólo pudo jugar contra Argentina, y se tuvo que ir antes del primer tiempo por una lesión. De los cinco mundiales que disputó, únicamente en el de Qatar 2022 no pudo acompañar a la Selección a los Octavos de Final. Antes del desastre, su ilusión era hacer historia y alcanzar el afamado quinto partido. “Para mí, juego el Mundial (Qatar 2022) y mi participación en Selección se acaba. Es mi último sueño, mi último objetivo, y también no lo veo como decir, quiero ir porque quiero jugar cinco Mundiales. No. Para mí es mi última oportunidad para conseguir algo para mi selección", dijo en agosto de 2022 a Rondo Magazine.

Guardado, si estira su carrera, podría llegar al Mundial de 2026, tal y como pretende hacerlo Guillermo Ochoa, que quiere jugar su sexta Copa del Mundo a los 41 años. Y sus pasos son seguidos por Alfredo Talavera, que quiero seguir hasta los 43 años, y Héctor Herrera, que tendrá 36 años en 2026, los mismos que Guardado en 2022, pero con un desmejora en su rendimiento que hacen dudar si tan sólo en la actualidad merece seguir siendo considerado. Guardado ha sido constante y entendió que su rol de capitán le obligaba a seguir en el Tri un último proceso, porque además, de los jugadores que podían suplirlo ninguno había mostrado regularidad en la Selección ni tampoco habían dado el salto a Europa.

Ahora Luis Chávez se perfila como su sucesor en el mediocampo, pero el jugador de Pachuca está próximo a los 27 años y su explosión se dio en el último par de años. De cualquier modo, Guardado cumplió hasta donde pudo y jamás quiso dejar de competir en el máximo nivel. En el Betis se ha convertido en un ídolo, como antes lo fue en el PSV. México no cuenta con montones de referentes en el futbol de Europa, por eso debe valorarse más lo que ha hecho Guardado: se ha mantenido durante 16 años en ese nivel y ha demostrado la importancia de irse a tiempo.

"Le he contado mil veces que nunca fui el mejor de mi clase, por así decirlo, nunca fui el mejor de mi equipo, nunca era el más talentoso, pero la disciplina y el trabajo me llevaron a donde estoy", dijo en la misma entrevista Marca. Es el fin de la era de Andrés Guardado en el Tri, un jugador que lo dio todo de acuerdo con sus capacidad, al que difícilmente se le puede reprochar algo, y que también sirve como ejemplo de que hay momentos en los que hacerse a un lado, y con ello cumplir con su palabra, es el aporte más valioso.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

“¡Mira qué diferencia!” Llueven halagos a Armando Araiza con su nuevo look