Aníbal Fernández respaldó a la cúpula de la Policía Federal a pesar de las fallas en la custodia de Cristina Kirchner y dio su hipótesis del ataque

·5  min de lectura
El ministro de Seguridad, Aníbal Fernández
El ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, respaldó a la Policía Federal a pesar de las fallas en la custodia de la vicepresidenta Cristina Kirchner - Créditos: @Enrique Villegas

NUEVA YORK.- El ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, le brindó un respaldo sin fisuras al jefe de la Policía Federal, el comisario General Juan Carlos Hernández, en medio de los reclamos y las críticas por el operativo de seguridad el día del fallido atentado contra la vicepresidenta Cristina Kirchner. Durante una charla con la prensa argentina en Nueva York, el funcionario se mostró “absolutamente convencido” de que las cuatro personas que están siendo investigadas por la Justicia responden a un jefe, aún desconocido.

La Argentina votará en la ONU para que continúen las investigaciones por violaciones a los derechos humanos en Venezuela

Fernández criticó además al expresidente Mauricio Macri, quien dijo que era claro que el intento de magnicidio a la vicepresidenta era una obra de “una banda de loquitos”. Fernández rechazó esa hipótesis y dijo que ese análisis es “poco serio e irrespetuoso”.

El ministro de Seguridad acompañó al presidente Alberto Fernández en su gira por Estados Unidos, pero en Nueva York tuvo una agenda propia con reuniones con el aparato de seguridad norteamericano del Departamento de Justicia, con el que buscó estrechar la cooperación para combatir el narcotráfico, el lavado de dinero y otros delitos complejos.

Cristina Kirchner, al día siguiente del intento de asesinato, rodeada de policías y con el jefe de su custodia, Diego Carbone
Cristina Kirchner, al día siguiente del intento de asesinato, rodeada de policías y con el jefe de su custodia, Diego Carbone - Créditos: @Ignacio Sánchez

—¿Está conforme con Hernández? ¿Hernández está seguro en su cargo? Hay sectores del gobierno que no están conformes con su función.

—Y qué pueden saber. Si acá cualquiera opina. El tipo dice, “no estoy conforme”. Mira, me parece hasta loco cuando vos miras a [el técnico de River, Marcelo] Gallardo y decís, “y, no estoy de acuerdo con Gallardo”. Ocho años hace que es técnico de River y el tipo ganó todo. Es un tipo que juega, el primer entrenador moderno de la Argentina. No soy de River, eh, pero digo, como ejemplo, vale. Yo tengo jefes y subjefes que trabajan en función del marco que yo definí y que trabajan excelentemente bien. Todos los otros que opinan de otra manera…

— ¿Alguien hizo llegar observaciones puntuales?

— Lo saco re mil cagando si me llega a decir algo.

—¿Aunque sea Máximo Kirchner?

— Ya respondí.

— ¿Y a fin de año va a preservar en el cargo a la dupla Hernández y Osvaldo Mato?

— Mira, te lo voy a contestar de otra manera porque si no me meto en lo que no me tengo que meter. No tengo nada que me haga pensar que no. Pero además de eso no, que no vi, que no le gustó. A mí me importa un carajo, yo tengo una función que tengo que cumplir. Por eso la foto que les di a los que me las han pedido, ahí tenés clarito. ¿Estaban o no estaban? Estaban donde tenían que estar. La primera cápsula es de la Policía Federal. Después nosotros tenemos una bendición que son los compañeros que quieren estar solidarizándose, con afecto, en la forma que sea, que siempre están en ese lugar.

Fernández cree que las cuatro personas a quienes la Justicia investiga por el intento de magnicidio a la vicepresidenta Cristina Kirchner –Gabriel Carrizo, jefe de la banda de “los copitos”, Femando André Sabag Montiel, Brenda Uliarte y Agustina Mariel Díaz– carecían de la capacidad para diseñar y perpetrar el atentado y por lo tanto estáconvencido de que hay un organizador o un jefe arriba. “El que crea que esto fue un chiste está loco. Esto fue un atentado fallido”, afirmó.

–Si tuviera a cargo la pesquisa, sobre quién apuntaría. ¿Carrizo?

—Hoy tenés dos perfiles, un perfil de Carrizo y de Brenda y un segundo perfil con los otros.

—Díaz y Sabag Montiel.

—Y otros que pueden andar dando vueltas que ya veremos cómo sigue esa película. Todos estos no tienen ni estructura económica, ni capacidad intelectual, ni capacidad de cuadro para estar preparando una cosa de esas características.

—O sea arriba, en la categoría de jefe u organizador.

—Sí, totalmente.

—¿Está convencido?

—Absolutamente. Porque si vos prestas atención, he visto videos, millones, cuando vos miras hay actitudes que son de entrenamiento de alguien que tuvo formación. Alguien que tuvo formación.

Reunión de Gabinete en Casa de Gobierno. Aníbal Fernández
El ministro de Seguridad, Aníbal Fernández - Créditos: @Silvana Colombo

— O sea alguien entrenó…

—Intuyo que sí. Porque nadie sabe todavía si este pibe, o por lo menos yo no lo sé, si este pibe venía con el fierro encima o se lo alcanzan. Pero si lo lleva encima, se abrumó y no se acordó que tenía que montar la pistola.

—O sea que la hipótesis de Macri de que fue una banda de loquitos está equivocada...

—Eso es lo más poco serio e irrespetuoso. Porque por una casualidad no la mató como un perro. Y la segunda parte es ver si tuvieron un mínimo de entrenamiento, que se ve en esas cosas, se deteriora cuando no hay… A ver, tuvieron preparación, se dice qué hay que hacer, pero no de entrenamiento. Porque el entrenamiento una vez que se practicó 800 veces, sale solo. Por memoria sale, se va produciendo. Acá no se produjo. Si el arma la tenía y no la montó, era un tipo que estaba sin formación. Si el que se la dio es peor. El que podía estar con la cabeza fría es el que tiene que darle la pistola montada. Con lo cual estamos en presencia de una cosa, para mí, cada vez más tirando hacia arriba.

— O sea de Carrizo para abajo todos soldados que seguían órdenes.

— Manijeados. Porque todos los mensajes son todos con mucha…

—Animosidad

— Sí, mucha vocación de “la voy a matar” y no sé qué cosa, y todo ese tipo de cosas, pero son expresiones, no dicen nada.