Anuncios

AMLO realiza gira por Nuevo León

MONTERREY, NL., marzo 4 (EL UNIVERSAL).- El presidente Andrés Manuel López Obrador reveló que ya no le quería ni contestar el teléfono a Samuel García Sepúlveda, gobernador de Nuevo León, porque le estaba "llame y llame" para insistir en su apoyo para la instalación de Tesla en este estado.

Según video que compartió García Sepúlveda en sus redes sociales, el comentario lo hizo el presidente López Obrador durante un encuentro privado con trabajadores del Banco del Bienestar, este viernes por la noche, en las instalaciones de la Nave Lewis del Parque Fundidora.

En el video de poco más de un minuto de duración, López Obrador comentó que Samuel García fue el principal promotor para que se instalara en esta entidad la planta propiedad de Elon Musk, donde se van a producir carros eléctricos.

Sonriente y en tono de broma, López Obrador causó carcajadas en los asistentes al expresar: "Ya no le quería yo ni siquiera contestar el teléfono porque estaba (dale y dale). ¿Cómo ve Mariana? (Rodríguez, la esposa del gobernador). ¿Verdad que sí es perseverante este hombre?".

López Obrador aseguró que se logró que la nueva planta se establezca en Nuevo León, en el municipio de Santa Catarina, "porque también el dueño de Tesla, Elon Musk, se portó muy bien, hablé dos veces con él por videoconferencia".

Samuel García compartió el video con el siguiente mensaje: "Una disculpa presidente López Obrador, pero si algo nos caracteriza a los regios es que somos muy perseverantes para lograr lo que nos proponemos. Y para traer a Tesla hicimos TODO, hasta llamarle y llamarle para conseguir su respaldo. Muchas gracias por su confianza y apoyo".

El Presidente inició el viernes, por la tarde-noche, una gira por Nuevo León, con un encuentro privado ante más de mil trabajadores del Banco del Bienestar, donde estuvieron el gobernador y su esposa, además de funcionarios del gabinete federal, como el secretario de la Defensa, Luis Crescencio Sandoval y Leticia Ramírez Amaya, secretaria de Educación.

Este sábado por la mañana, antes de partir hacia un recorrido por las obras del acueducto El Cuchillo II, y posteriormente a supervisar los avances de la presa Libertad, López Obrador dialogó con el empresario Alfonso Romo, en el hotel donde se hospedó.