AMLO pone nerviosa a Delfina Gómez

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, agosto 29 (EL UNIVERSAL).- Al anunciar que el próximo 1 de septiembre Leticia Ramírez asumirá como nueva secretaria de Educación Pública, Delfina Gómez se puso nerviosa y evitó contestarle al Ejecutivo federal que iniciará campaña para la gubernatura del Estado de México por parte de Morena.

En el salón Tesorería y al final de la mañanera, el presidente López Obrador le pidió a Delfina Gómez que se acercara junto con Leticia Ramírez, todavía titular de Atención Ciudadana de Presidencia, para destacar que ambas son maestras de grupo "eso nunca se había visto, nunca en la historia".

"Vengan las dos. Son maestras, es un cambio también de fondo, miren el maestro Vasconcelos lo mejor, como promotor de la cultura, él permitió como secretario de Educación a Diego (Rivera), a todos los pintores, que se dediquen a pintar los murales de Palacio (Nacional), en la misma secretaria de Educación.

"En fin un hombre extraordinario, de primera el maestro Vasconcelos, como antes el maestro Justo Sierra, se llegó a decir que era "El Maestro de América" y así otros, Agustín Yáñez, muy buenos, de los últimos muy buenos secretarios, don Jesús Reyes Heroles, Torres Bodet, dos veces secretario de Educación, muy bueno, muy bueno, pero aquí estamos hablando de maestras de grupo, eso nunca se había visto, nunca en la historia.

"Todos desde luego eran maestros, pero universitarios, intelectuales de prestigio mundial, pero no maestros de educación básica", dijo.

Afirmó que el paso de Delfina Gómez y ahora con Leticia Ramírez es "un reconocimiento a las maestras, a los maestros de México, y lo han hecho muy bien porque tiene toda la sensibilidad para comprender a sus compañeras maestras, sus compañeros maestros, esto nos ayuda mucho", dijo mientras abrazaba a Delfina Gómez y a Leticia Ramírez.

"¿A dónde va usted?", preguntó el presidente López Obrador a Delfina Gómez.

Nerviosa, la todavía titular de la SEP, solo se limitó a sonreír y evitar responder al Mandatario federal.

"Aquí la queremos mucho", dijo el primer mandatario para tranquilizar a la candidata morenista, quien respondió "yo estoy también muy agradecida".