AMLO asegura que no se cruzará de brazos si hay sanciones por el T-MEC

·4  min de lectura

Ante el anuncio de que Canadá coincide con Estados Unidos en que los cambios a la política energética de México violan el T-MEC y podría tomar medidas al respecto, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que el dominio de México sobre los energéticos no está bajo negociación y que su gobierno no se cruzará de brazos ante posibles sanciones.

Durante su conferencia mañanera, López Obrador reafirmó que la política energética de México no viola el T-MEC y que la controversia está relacionada con intereses creados que reaccionaron cuando su gobierno les puso un alto.

“Yo tengo indicios de que esto tiene que ver con los intereses creados que se sienten afectados porque se dedicaron a saquear a México y que, como se les puso un alto, un hasta aquí, empezaron a hacer trabajo en Estados Unidos y logran esto, pero si no hay razón, nosotros no vamos a quedarnos con los brazos cruzados”, sentenció.

Acto seguido, el mandatario recurrió al nacionalismo al subrayar que el petróleo es de los mexicanos y, por lo tanto, no está bajo negociación.

“Podemos tener relaciones comerciales, pero nuestras políticas las definimos en México y tienen que ver con nuestra Constitución y con las leyes, por ejemplo en el tema energético nosotros no vamos a poner en negociación el dominio de la nación, del pueblo de México sobre el petróleo. Eso está clarísimo, el petróleo es de los mexicanos”, dijo.

Queja de Canadá

La controversia sobre las políticas energéticas implementadas por López Obrador ha subido de tono debido a que Canadá anunció que se sumará a la queja presentada por Estados Unidos.

“Estamos de acuerdo con EE.UU. en que estas políticas son inconsistentes con las obligaciones de México en el T-MEC”, puntualizó Alice Hansen, vocera de la ministra de Comercio de Canadá, Mary Ng.

Tanto Estados Unidos como Canadá acusan a México de implementar políticas discriminatorias que perjudican a sus empresas en favor de la CFE y de Pemex.

La Secretaría de Economía informó que ha recibido ambas quejas y que el gobierno de México está dispuesto a alcanzar una solución que sea satisfactoria para todas las partes involucradas durante la etapa de consultas.

Según la dependencia federal, en la etapa de consultas se trata de llegar a un acuerdo y para ello los países tienen un plazo de 75 días. Si no se logra un acuerdo, se establece un panel que tendría hasta 180 días para deliberar.

Si la resolución es a favor de Estados Unidos y Canadá, México tendría que pagar aranceles por sus exportaciones a esos países.

El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, informó que ya está en preparación el equipo que defenderá México en el proceso de consulta para la resolución de disputas del T-MEC.

Reacciones diversas

Por su parte, el embajador de Estados Unidos en México, Ken Salazar, manifestó que la controversia debe abordarse con determinación y seriedad para que se logre una solución rápida.

En su cuenta de Twitter, el diplomático destacó que el T-MEC ha resultado ampliamente beneficioso para los tres países firmantes:

“Líderes empresariales, laborales y políticos en Estados Unidos, México y Canadá visualizaron los beneficios del T-MEC para mejorar el comercio, salvaguardar derechos de los trabajadores y proteger el ambiente”, escribió el embajador.

Aunque los legisladores de Morena no han dudado en defender la política energética del gobierno federal, el exsecretario de Economía del gobierno pasado, Ildefonso Guajardo, que fue uno de los negociadores del T-MEC, no se manifestó tan seguro de que México pueda ganar y dijo que las consecuencias de perder la controversia serían muy graves para las exportaciones mexicanas.

Guajardo aclaró que el panel de consultas podría llamar también a inversionistas mexicanos “que están sufriendo las mismas consecuencias (que los estadounidenses y canadienses) pero debido a que son nacionales, no tienen otro recurso más que el aparato de justicia mexicano.

El CCE (Consejo Coordinador Empresarial) anunció, a su vez, que está en total disposición de colaborar con el gobierno para solucionar la controversia y enfatizó que el T-MEC es un instrumento fundamental para el crecimiento del país e indispensable para la creación de empleos e inversiones.

En su cuenta de Twitter, Gabriela Siller, directora de Análisis Económico y financiero de Banco BASE y académica del Tec de Monterrey, destacó esta importancia al señalar que “no es cualquier cosa lo que se juega con las consultas solicitadas por EEUU y Canadá en el marco del T-MEC. En los primeros cinco meses del año, el 80.04% de las exportaciones de México han sido a esos países”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.