Anuncios

Amán protesta a Israel por impedir el acceso de su embajador a la Explanada de las Mezquitas

Amán/Jerusalén, 17 ene (EFE).- El Ministerio de Exteriores jordano convocó este martes al embajador israelí en Jordania después de que la Policía de Israel impidiera el acceso al representante diplomático de Jordania en Tel Aviv a la Explanada de las Mezquitas, situada en Jerusalén Este.

El departamento jordano informó en un comunicado que convocó al embajador israelí "después de que un policía de la ocupación israelí impidiera el acceso del embajador de Jordania en Tel Aviv a la Mezquita de Al Aqsa", que se encuentra en la Explanada de las Mezquitas.

Asimismo, indicó que se mandó una "carta de protesta redactada enérgicamente" al representante diplomático de Israel "para que la transmita de inmediato a su Gobierno".

En la misiva, Amán recordó que Jordania es quien administra y custodia, a través del Ministerio de Auqaf, Asuntos Islámicos y Lugares Sagrados, la mezquita de Al Aqsa y los asuntos relacionados con la Explanada de las Mezquitas.

La Policía israelí dijo en un comunicado que "no se impidió la entrada del embajador" sino que se trató de una demora producto de que los agentes no reconocieron al grupo y solicitaron autorización a su comandante antes de dejarlos entrar.

También destacó que el "el embajador decidió irse por su propia voluntad" y que podría haber accedido al complejo de haber esperado unos minutos más.

Remarcó asimismo que "si el grupo hubiera llevado a cabo el procedimiento estándar de coordinación preliminar con la Policía, se habría evitado cualquier retraso en la entrada del embajador".

La explanada que alberga la Cúpula de la Roca y la mezquita de Al Aqsa está situada en Jerusalén Este, territorio que estuvo bajo control jordano hasta la ocupación israelí de 1967.

Desde entonces, Amán mantiene su custodia e Israel controla los accesos y visitas al lugar en virtud de un pacto ratificado en los acuerdos de paz entre ambos países de 1994. En esta coyuntura, la coordinación entre las propias autoridades del Waqf y las fuerzas de seguridad israelíes suele ser habitual.

(c) Agencia EFE