Alta participación marca plebiscito sobre nueva Constitución en Chile

Por Natalia A. Ramos Miranda
·3  min de lectura
Ciudadanos celebran resultado de plebiscito constitucional en Chile
Ciudadanos celebran resultado de plebiscito constitucional en Chile

Por Natalia A. Ramos Miranda

SANTIAGO, 26 oct (Reuters) - La autoridad electoral chilena informó que 7,5 millones de electores participaron el domingo dentro y fuera del país en el plebiscito que dio luz verde a la redacción de una nueva Constitución política, la participación más alta desde 2012 cuando el país sudamericano implementó el voto voluntario.

El Servicio Electoral (Servel) dijo que la participación se empinó al 50,9% del padrón electoral de 14,8 millones de votantes habilitados para sufragar, en una elección enmarcada por la pandemia de coronavirus y las restricciones adoptadas para frenar los contagios.

"Chile dio una demostración de civismo. La gran mayoría de los chilenos prefiere los caminos de la democracia y de la institucionalidad", dijo el lunes el ministro de Interior, Víctor Pérez, al hacer un balance de la jornada.

El domingo culminó con masivos festejos en Santiago y otras ciudades del país. Poco más de un centenar de personas fue detenida por desórdenes, delitos contra instalaciones públicas y robo, entre otras causas, informaron autoridades.

El proceso constitucional comenzó a tomar forma hace un año, cuando el gobierno del presidente Sebastián Piñera impulsó un amplio acuerdo político para encauzar la más masiva ola de protestas sociales en tres décadas. El plebiscito fue fijado inicialmente para abril pasado, pero la pandemia obligó a retrasarlo hasta octubre.

Los partidarios de la opción "apruebo" buscan terminar con la Constitución redactada en 1980, durante la dictadura de Augusto Pinochet.

Las protestas, muchas de ellas violentas, fueron intensas hasta fines del año pasado y comenzaron a perder fuerza hasta que en marzo se detuvieron debido a la irrupción del virus. Sin embargo, a medida que se inició el paulatino desconfinamiento, las manifestaciones comenzaron a volver.

Días atrás, a una semana del plebiscito, una manifestación inicialmente pacífica derivó en saqueos, enfrentamientos y violentos disturbios sobre todo en el centro de Santiago donde dos pequeñas iglesias fueron incendiadas.

LO QUE VIENE

De acuerdo al último balance del Servel en su sitio web, con un 99,85% de las mesas escrutadas, los chilenos aprobaron con un 78,27% de los votos iniciar el proceso para redactar una nueva carta magna, frente al 21,73% que se opuso.

"El proceso de reescritura de la Constitución y una serie de elecciones los próximos dos años plantean incertidumbres políticas que podrían frenar las perspectivas de inversión y recuperación económica", dijo Fitch Ratings en una nota.

Eso podría sumarse a "presiones" para un mayor gasto social y afectar ajustes fiscales, añadió la agencia, que hace poco bajó la calificación soberana del mayor productor mundial de cobre por lo que consideró un debilitamiento de las finanzas públicas debido a las mayores demandas sociales. [nL1N2H60WW]

Moody's, por su parte, resaltó la canalización institucional del descontento social a través de una nueva carta magna y dijo que veía un riesgo bajo de cambios significativos y fundamentales en el modelo chileno, uno de los más estables de la región.

"Hay un amplio apoyo público para preservar los aspectos fundamentales del modelo económico de Chile tales como libre mercado, derechos a la propiedad privada e independencia del Banco Central".

El órgano redactor del nuevo texto será una asamblea de 155 ciudadanos elegidos íntegramente para ese propósito, un hecho histórico en Chile. Estará conformada de manera paritaria por hombres y mujeres, pero aún se debate en el Congreso la participación de ciudadanos independientes, no vinculados a partidos políticos, y cupos reservados a pueblos originarios.

La elección de constituyentes será en abril y el órgano tendrá hasta 12 meses para redactar el nuevo texto, cuyas normas deberán ser aprobadas por dos tercios de los integrantes. La nueva carta será sometida a otro plebiscito y en caso de ser rechazada, seguirá vigente la Constitución actual, que ya ha sido reformada varias veces.

La participación en el plebiscito aprobatorio será obligatoria.

Durante la jornada el peso chileno cayó un 0,6% pero se recuperó para cerrar con un avance de 0,15%, sin ser afectado mayormente por la votación.

(Reporte de Natalia Ramos, editada por Gabriela Donoso y Rodrigo Charme)