Los alquileres suben y eso obliga a la gente de Chicago a hacer cambios en su estilo de vida o a buscar algo más asequible

·7  min de lectura

CHICAGO - Cuando empezó la pandemia, la fotógrafa y profesional de las relaciones públicas Micaeh Johnson se dio cuenta de que necesitaba un poco más de espacio para distanciarse socialmente en el apartamento que compartía con su hija, que ahora tiene siete años.

Así que alquiló una casa adosada de dos dormitorios y dos baños en el South Loop, cerca de McCormick Place, por 3,250 dólares al mes.

Johnson, directora de la agencia Simply Be. Agency de Chicago, había estado pagando 2,875 dólares de alquiler mensual por su apartamento de dos habitaciones en el South Loop, y el cambio a la casa adosada suponía un esfuerzo para su presupuesto mensual. Pero los ingresos suplementarios por el cuidado infantil que le proporcionó su empresa durante el COVID-19 le ayudaron. También le ayudó quedarse en casa y no viajar.

Pero una vez que la pandemia empezó a remitir y las cosas empezaron a abrirse, volvió a sentir la presión. Y entonces se estropeó la caldera de la casa.

"Pagábamos mucho por estar en el South Loop, y el propietario ni siquiera pestañeó cuando se estropeó la calefacción. Nos sentíamos aislados, mi presupuesto se agotaba y ya no tenía ni idea de lo que estaba pagando", dijo.

Cansada de la lucha, Johnson compró en diciembre de 2021 una casa de 1,700 pies cuadrados, con dos habitaciones y dos baños, en Logan Square, y solo paga 1,800 dólares al mes por la hipoteca.

Johnson no es la única que está lidiando con alquileres más altos. Los alquileres promedio en el área de Chicago han subido casi un 9% desde 2021, según el mercado de listados de apartamentos en línea Apartment List. La combinación de la inflación y la creciente demanda de unidades a medida que los consumidores salen de la pandemia ha hecho subir los alquileres, con pocas señales de que los precios vayan a revertirse pronto. Al mismo tiempo, muchos de los programas de ayuda al alquiler que se ofrecían durante el apogeo de la pandemia han terminado.

Algunas personas, como Johnson, han podido pasar a ser propietarios de una vivienda. Otros están cambiando su estilo de vida o buscando unidades más asequibles como forma de hacer frente al alza de los alquileres.

Alvin Griffin, de 46 años, se mudó a los suburbios de Homewood en 2017 para que su única hija pudiera recibir una buena educación en la preparatoria. Taylor es ahora estudiante de segundo año en la Preparatoria Comunitaria Homewood-Flossmoor, y Griffin no prevé dejar el área pronto.

Pero cuando el alquiler mensual que pagaba por una casa unifamiliar de tres dormitorios subió a 2,100 dólares el año pasado, frente a los 1,750 dólares que pagaba cuando se mudó, supo que tenía que encontrar una residencia más asequible sin salirse del distrito escolar de Homewood.

Le llevó dos meses encontrar el alquiler por el que ahora paga 1,500 dólares al mes. Y encontrar ese espacio no fue fácil.

"Yo diría que fue suerte", dijo el empleado de PepsiCo. "Una amiga mía estaba en Facebook hablando a todos de esta unidad de alquiler. La llamé y las cosas partieron de ahí".

Griffin dijo que el actual mercado de la vivienda es duro, pero que lo está afrontando de la mejor manera que sabe. Eso significa menos relaciones sociales, menos viajes y ningún auto nuevo. Todo el dinero que se ahorró con la mudanza va ahora al depósito de gasolina porque se desplaza a su trabajo en el centro de la ciudad.

William M. Bennett, profesor adjunto de bienes raíces en la Universidad de Northwestern, dijo que los propietarios se vieron obligados a "apresurarse y ofrecer concesiones" durante la pandemia, como ofrecer un alquiler reducido o unos meses de alquiler gratuitos, ya que la gente seguía insegura sobre "el beneficio de vivir en el entorno urbano durante una pandemia".

Pero el despliegue de las vacunas en 2021 y la vuelta al trabajo y al entretenimiento presencial han provocado un aumento de la demanda de unidades de alquiler. Y según un informe de la empresa de tasación Integra Realty Resources, las concesiones han sido "prácticamente eliminadas del mercado al llenarse la mayoría de los edificios".

"Creo que en la primera mitad de 2021 ... había una sensación general de que todos iban a volver a las oficinas como de costumbre en el verano de 2021", dijo Ron DeVries, director gerente senior de Integra. "Así que la gente que se mudó a su casa o se mudó fuera del estado temporalmente decidió: 'Bueno, mejor me voy a buscar un apartamento en el centro de nuevo'. ... Pero luego esa exigencia nunca se materializó... así que creo que será interesante ver lo que ocurre durante el próximo año".

Según DeVries, mientras que todos los submercados de la ciudad han visto picos en el alquiler, el mercado "más caliente" para el desarrollo en la actualidad es el West Loop, mientras que Bennett señaló el West Loop, así como River North y Fulton Market.

"Todos estos edificios están en o por encima de los alquileres en los que se encontraban antes de la llegada del COVID", dijo DeVries. "Así que tomaron una disminución del 20% o más en el alquiler, y casi todos estos edificios están ahora alquilando por encima de donde estaban antes del COVID. Así que hay una especie de recuperación en forma de V".

Kyle Stengle, director general de inversiones de Marcus & Millichap, empresa especializada en la venta y financiación de inmuebles comerciales, dijo que las unidades más pequeñas, como los estudios, fueron las más afectadas durante la pandemia, ya que la gente estaba "atrapada en el interior" con poco que hacer y con necesidad de más espacio.

Por su parte, el sector inmobiliario de lujo ha sido uno de los que más se ha recuperado en el último año.

"Los edificios de lujo son los primeros en recibir el golpe cuando el mercado empieza a decaer, pero también son los primeros en volver cuando el mercado se recupera", dijo DeVries.

La agente inmobiliaria Maria Smith afirma que el aumento de los alquileres es la razón por la que está viendo más viviendas compartidas entre familiares. Según ella, la escasa oferta, la mayor demanda, los impuestos sobre la propiedad y la inflación son las razones que explican el aumento de los alquileres.

"Los propietarios están subiendo los alquileres porque la luz cuesta más, el gas cuesta más, el agua cuesta más", dijo la ex propietaria de tres casas en Southland, que trata de educar a la gente en la compra de viviendas a través de videos cómicos en las redes sociales. "Estoy viendo que los hijos vuelven a vivir con sus padres. Veo a muchas familias que se unen para comprar edificios, de dos o tres pisos. Se juntan para comprar un edificio, mudarse a la unidad inferior y hacer que alguien de las otras unidades pague el alquiler. Esa es la forma en que la gente puede permitirse el lujo de comprar un inmueble, porque usan los alquileres para acceder a la hipoteca".

Según DeVries, el aumento de los alquileres se explica en parte por la escasez de unidades disponibles, así como por el fuerte año que tuvo el mercado en 2021.

En el futuro, no está claro si el aumento de la oferta de unidades aliviará los alquileres, ya que la inflación ha hecho subir los costos de construcción, y una vez que los inquilinos aterrizan en una unidad en el centro de la ciudad no están tan motivados a salir como en 2020.

"Incluso con estos alquileres más altos, es realmente difícil sacar las cuentas para los nuevos edificios por lo que no esperamos ver una hiper oferta", dijo DeVries.

Un reporte de Marcus & Millichap señala que por primera vez desde 2000, menos de 18,000 unidades estarán disponibles en el mercado del centro de la ciudad este año, y se espera que la tasa de vacantes sea menos de la mitad del nivel de 2019.

Con un "entorno inflacionario y problemas en la cadena de suministro", Bennett dijo que la alta demanda continua "pintará un cuadro en el que los alquileres y el mercado de apartamentos deberían seguir subiendo a un ritmo mucho más alto que la inflación" en el futuro previsible.

Por eso, Johnson dice que si una persona puede encontrar inventario, considere la posibilidad de comprar. "Sea creativo si necesita alquilar/vender en el futuro", dijo. "Las tasas son altas, pero puedes hacer una oferta más baja y refinanciar cuando las tasas bajen. Tuve la suerte de que cuando estaba al límite con el South Loop, encontré un gran hogar para nuestra familia con una casa que había estado en el mercado por un tiempo y mientras las tasas eran bajas. Ahora ya no nos sentimos como transeúntes en una ciudad en la que nacimos".