Anuncios

Alemania reducirá pena mínima por imágenes de abuso sexual infantil

El ministro de justicia alemán Marco Buschmann (i) con el ministro de finanzas Christian Lindner, en Berlín, el 7 de febrero de 2024. (Kay Nietfeld/dpa via AP)

BERLÍN (AP) — El gabinete alemán aprobó el miércoles planes de reducir la sentencia mínima de un año de cárcel por diseminar imágenes de abuso sexual infantil, modificando una norma que fue introducida hace menos de tres años pero que según funcionarios es demasiado rígida en la práctica.

La ley alemana actualmente estipula que todo el que “disemine contenido pornográfico infantil o lo hace disponible al público en general” debe recibir una pena de entre uno y 10 años de cárcel. Antes de la reforma aplicada por el gobierno anterior en julio de 2021, estipulaba penas de entre tres meses y cinco años.

El ministro de Justicia, Marco Buschmann, dijo que la pena máxima seguirá igual, pero que la pena mínima ha causado “numerosos problemas en su aplicación”.

“En particular, los que reciben ese material de manera involuntaria, por ejemplo, en un grupo de padres en WhatsApp, se arriesgan a una pena mínima de un año”, indicó Buschmann en un comunicado. Lo mismo, añadió, se aplica para maestros que descubren material pornográfico infantil en el celular de un estudiante y lo remiten para alertar a los padres afectados.

La nueva legislación, que aun necesita aprobación parlamentaria, reducirá la pena mínima nuevamente a seis meses. Buschmann señaló que así se restablecerá la capacidad de tribunales y fiscales de “reaccionar de manera flexible y proporcional según cada caso individual” y que investigadores, tribunales, procuradores estatales habían pedido el cambio.

Bajo la ley alemana, toda ofensa punible con un año de cárcel o más es considerada una felonía, mientras que las punibles con menos de eso son consideradas delitos menores.

La nueva legislación restablecerá la capacidad de las autoridades de cerrar casos con las penas mínimas. Añade que la posibilidad de tipificar ofensas como delitos menores es necesaria también para aplicar “la flexibilidad necesaria en la gran proporción de casos de infractores jóvenes”, ya que éstos muchas veces actúan más bien por “inexperiencia, curiosidad, sed de aventura o el deseo de impresionar” y no por impulso sexual.