Alemania redobla su logística ante un año electoral bajo el signo de la covid

Agencia EFE
·4  min de lectura

Berlín, 13 feb (EFE).- Alemania trata de redoblar su logística electoral, tanto para el voto por correo como el presencial, ante la maratón de comicios regionales y nacionales convocados este año, bajo el signo de la covid-19.

"Se nos han notificado algunos problemas para encontrar voluntarios en las mesas de votación. Corresponde a los poderes locales recurrir, si es preciso, a personal de la administración pública", comentó a Efe Stephan Danzer, subdirector de la Comisión Electoral de Renania Palatinado.

En ese "Land" del oeste de Alemania se celebran el 14 de marzo comicios regionales, lo mismo que en Baden-Württemberg (sur). Serán los primeros del año electoral alemán, en que renovarán sus cámaras regionales seis de los 16 "Länder" -estados federados-, además de celebrarse elecciones generales del 26 de septiembre.

Son varias las alcaldías que temen les falten de personal. En Alemania los puestos en las mesas de votación los cubren voluntarios que se registran para ese cometido; de no ser suficientes, se complementan con personal del sector público.

"Se han tomado todas las medidas higiénicas pertinentes para evitar contagios. Pero sí, es cierto, hay recelos por la covid a estar horas y horas en centros de votación", admite Danzer.

Renania Palatinado, como Baden Württemberg, tienen la incidencia acumulada más baja del país -51 contagios semanales por 100.000 habitantes, frente a los 60,1 de media alemana-.

Pero la canciller alemana, Angela Merkel, como los expertos de referencia, alertan de que las mutaciones más agresivas pueden dar al traste con el descenso continuado de la incidencia de las últimas semanas-el nivel máximo se registró el 22 de diciembre con 197,6 casos-.

El pasado día 10, la canciller alemana y los "Länder" acordaron prorrogar hasta el 7 de marzo el parón de la vida pública -están cerrados la restauración, el ocio, la cultura y los comercios no esenciales- ante el temor a la propagación de las mutaciones.

Las regionales apuntan a la continuidad política. Los sondeos pronostican que en Renania Palatinado seguirá como primera fuerza el Partido Socialdemócrata (SPD) y en Baden Württemberg se vaticina una victoria de los Verdes, la tercera consecutiva en el "Land".

Las incertidumbres proceden de la covid pese al impulso del voto postal. "Desde agosto de 2020 nos preparamos para que, si lo desean, el 100 % de los electores pueda votar por correo", afirma Danzer.

El voto presencial sigue garantizado. Las iniciativas de algunos distritos a favor del voto postal como única vía no prosperaron. Se estima que entre un 50 o un 60 % de los votantes recurrirá al correo -en las anteriores regionales fueron un 30 %-.

LA OPCIÓN DEL APLAZAMIENTO

Ni Renania Palatinado ni Baden Württemberg contemplaron aplazar los comicios. Sí lo hizo Turingia, en el este del país. Su gobierno regional, un tripartito entre Izquierda, SPD y Verdes, acordó el pasado enero -en consenso con la Unión Cristianodemócrata (CDU)- posponer los comicios a septiembre, coincidiendo con las generales.

Turingia tenía por entonces una incidencia semanal de 310 casos por 100.000 habitantes. Ahora bajó a 98,8 casos, pero sigue siendo la más alta de Alemania, tras duras restricciones y limitaciones a la movilidad -lo que no ha sucedido a escala nacional-.

Las regionales en Turingia se convocaron por anticipado, tras el terremoto político generado en ese "Land" por la elección en 2020 como jefe de gobierno de un liberal -Thomas Kemmerich- con los votos de la CDU y la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD).

Con ello se rompió el cordón sanitario en torno a la AfD y la propia Merkel llamó a revertir ese voto, en medio de una cadena de dimisiones en su partido. Hubo otro elección y la formación de un tripartito en minoría comprometido a convocar comicios anticipados.

BERLÍN APUNTA AL RECLUTAMIENTO FORZOSO

"Para septiembre esperamos que el miedo a la pandemia haya cedido; todo aquel que lo desee habrá recibido ya su vacuna. Pero probablemente tendremos que recurrir al reclutamiento forzoso", admiten desde la Comisión Electoral de la ciudad-estado de Berlín.

La directora del departamento, Petra Michaelis, advirtió ya esta semana que en el "Land" de la capital se precisarán 34.000 voluntarios, en lugar de los 21.000 habituales. Sus regionales coincidirán también con las generales del 26 de septiembre.

El reclutamiento forzoso entre la administración pública no es el "deseable" en un país donde el personal de las mesas se identifica como "Wahlhelfer" -"ayudante de votación"-. Tampoco ofrece garantías de que con ello se llenarán las vacantes, ya que las posibilidades de "excusarse" son muy amplias, admite esa fuente.

"No contemplamos el voto por correo como única opción. Solo sería justificable en caso de colapso o catástrofe sanitaria", explicó a Efe Heinz-Christoph Herbertz, de la Comisión Federal Electoral.

El voto por correo iba ya en ascenso antes de la covid. En las últimas generales llegó ya a un 28 % de media nacional. En las municipales de Baviera, en marzo del año pasado, se autorizó de forma excepcional el voto postal como única fórmula, ya que en esos momentos la vida pública quedó prácticamente suspendida.

Puede solicitarlo cualquier ciudadano sin tener que explicar sus razones para ello -hasta finales del siglo pasado sí era así-.

Gemma Casadevall

(c) Agencia EFE