Alec Baldwin estaba "al teléfono" durante el entrenamiento de armas de fuego del rodaje en el que una directora de fotografía murió por su disparo

Alec Baldwin
Alec Baldwin

El actor Alec Baldwin fue formalmente acusado de homicidio involuntario por disparar fatalmente a la directora de fotografía Halyna Hutchins en medio de una filmación, informaron este martes las autoridades en Estados Unidos.

Hutchins, que tenía 42 años, murió por el disparo de Baldwin, que se hizo con una pistola de utilería en octubre de 2021.

El actor ensayaba una escena para la película Rust cuando ocurrió el accidente en un rancho cercano a Santa Fe, Nuevo México.

La fiscalía de la ciudad acusó al intérprete de cometer en muchas instancias "actos extremadamente imprudentes".

Baldwin, por ejemplo, supuestamente estaba hablando por teléfono durante el entrenamiento de armas de fuego.

Hannah Gutiérrez-Reed, encargada de las armas en la película, también ha sido acusada de homicidio involuntario.

El accidente mortal ocurrió en un rancho en Nuevo México.
El rancho donde ocurrió el accidente mortal.

Baldwin es reconocido por sus actuaciones en películas como Glengarry Glen Ross ("El precio de la ambición") y The Hunt For Red October ("La caza al Octubre Rojo"), así como por su personificación en los últimos años de Donald Trump en el programa estadounidense Saturday Night Live.

Lo acusan de estar distraído

Baldwin estaba "distraído" hablando con miembros de su familia por su teléfono móvil durante el entrenamiento sobre cómo operar la pistola de utilería, escribió Robert Shilling, investigador especial de la oficina del fiscal de distrito, en una declaración de causa probable presentada con los cargos de homicidio involuntario.

Si Baldwin hubiera realizado los controles de seguridad obligatorios con la armera Hannah Gutiérrez-Reed y no hubiera apuntado con el arma a Hutchins, "la tragedia no habría ocurrido", argumentó Shilling.

"Esta desviación imprudente de los estándares, prácticas y protocolos conocidos causó directamente el tiroteo fatal", dijo.

"Baldwin sabía que la primera regla de la seguridad con las armas es nunca apuntar a alguien a quien no se tiene la intención de disparar", agregó Shilling.

Niega responsabilidad

Los abogados de Baldwin y Gutiérrez-Reed dijeron anteriormente que tenían la intención de luchar contra los cargos en los tribunales.

Los cargos se anunciaron por primera vez el 19 de enero y se presentaron oficialmente antes de la fecha límite de este martes.

Si son declarados culpables, Baldwin y Gutiérrez-Reed podrían enfrentar hasta 18 meses de prisión y una multa de US$5.000. Serán juzgados por un jurado, según los fiscales.

Hutchins murió en el hospital después de recibir el disparo en el pecho.

Baldwin ha negado previamente su responsabilidad por el tiroteo. Argumentó en entrevistas con los medios que no apretó el gatillo del arma y que simplemente se había "disparado".

Pero las fotos y los videos de los hechos muestran a Baldwin practicando desenvainar y disparar el arma con el dedo dentro del protector del gatillo y en el gatillo varias veces, dijeron los fiscales.

Además, los funcionarios del FBI descubrieron que el arma no se podía disparar sin apretar el gatillo, según un informe que la agencia envió a la oficina del sheriff del condado de Santa Fe.

Mientras tanto, el actor de 30 Rock presentó una demanda contra Gutiérrez-Reed y otras personas involucradas en la película, alegando que no revisaron el arma con cuidado.

Gutiérrez-Reed ha dicho que verificó que las rondas que cargó en el arma de utilería fueran simuladas antes de entregárselas al asistente de dirección de la película, Dave Halls, quien luego se las entregó a Baldwin y le dijo que era un arma descargada.

Baldwin en la gala del premio Robert F. Kennedy de derechos humanos en Nueva York.
Baldwin el pasado diciembre en la gala del premio Robert F. Kennedy de derechos humanos en Nueva York.
Halyna Hutchins
Halyna Hutchins, la directora de fotografía que murió en el incidente.

El director de cine Joel Souza también resultó herido en el suceso, aunque los fiscales indicaron que no se presentarán cargos en relación con eso.

Un acuerdo con la familia de la víctima

En octubre de 2022, Baldwin y la productora de la película llegaron a un acuerdo con la familia de la víctima por un importe que no se reveló.

El acuerdo llegó después de que el esposo de la directora de fotografía, Matthew Hutchins, presentara una demanda por homicidio culposo alegando violaciones de las normas de la industria cinematográfica.

"Todos creemos que la muerte de Halyna fue un terrible accidente", afirmó entonces su marido en un comunicado, en el que aseguró no tener interés alguno en buscar "recriminaciones o atribución de culpa".

La reanudación de la producción de la película estaba programada para este año, con Matthew Hutchins como productor ejecutivo.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.