Anuncios

Alberto Fernández busca apuntalar el modo campaña en los gobernadores, pero todavía genera dudas sobre su futuro

El presidente Alberto Fernández inauguró la ampliación de la Planta Depuradora de Líquidos Cloacales, Mendoza
El presidente Alberto Fernández inauguró la ampliación de la Planta Depuradora de Líquidos Cloacales, Mendoza - Créditos: @Captura

A la visita de hoy a Mendoza, Alberto Fernández sumará mañana otra a La Pampa, en medio de versiones de que podría ir a Chapadmalal este fin de semana. Un esquema de visitas con miras al año electoral, en el que Fernández busca “poner en valor” su gestión y mostrarse con gobernadores. Mientras tanto, genera dudas en su propio espacio político con los movimientos pendulares que oscilan entre un tono de campaña electoral y la falta de definiciones sobre qué hará en los próximos comicios.

En su entorno niegan que Fernández esté en modo campaña, pero en las distintas voces que componen el oficialismo se inclinan por lo contrario. “La gran duda es qué va a hacer. Si finalmente va a ir por la reelección o busca dejar bien parada su gestión para levantar otros candidatos del espacio, pero por el momento la visión compartida es que lo que hace es más campaña que otra cosa”, sintetizó un hombre del oficialismo que dialoga con las distintas terminales que componen el Frente de Todos.

Por lo pronto, con los mandatarios provinciales Fernández planea además de las visitas retomar contactos en los próximos días, como vino haciendo durante diciembre para “charlar la estrategia electoral de cada una de las provincias” , detallan cerca suyo en el primer piso de Casa Rosada. “El diálogo con los gobernadores es permanente y si bien las reuniones grupales (como las dos en las que se conversó la situación con la Corte Suprema) suman mucho, las bilaterales dan más posibilidades aún”, describen desde el entorno presidencial.

Mientras que después de lo que suceda este fin de semana en la costa Atlántica, Fernández se concentrará el lunes en su encuentro con su par brasileño, Luiz Inácio “Lula” da Silva y en la cumbre en Buenos Aires de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), luego volverá a realizar recorridas por el país. Así a Mendoza y La Pampa se sumarían en el correr de los días: Chaco, Catamarca y Entre Ríos.

El Presidente Alberto Fernández junto a ministras y funcionarias.
El Presidente Alberto Fernández junto a ministras y funcionarias.

Cerca de Fernández cuentan que ya en diciembre, con las bilaterales que mantuvo con mandatarios provinciales como Ricardo Quintela, Raúl Jalil, Gildo Insfrán, Gustavo Bordet y hasta Omar Perotti, de los más alejado de Casa Rosada, el mandatario ahondó en la estrategia electoral en cada una de las provincias .

Resaltan en esa línea que los jefes provinciales le “reconocen” a Fernández que “bajó dinero en obras sin importar el sello o bandera política”, al tiempo que buscan alejar las versiones que dan cuenta de que los gobernadores prefieren no mostrarse públicamente con él, bajo la premisa de que los perjudica públicamente. “Eso no es así. Él tiene muy buena relación con todos y mide bien en el interior. Los gobernadores agradecen las obras y el empleo porque acá hubo billetera sin castigo”, sostienen.

Precisamente en la obra pública es ahora donde el gobierno nacional busca orientar el foco para “poner en valor la gestión”. En los últimos días repartió entre los ministros la “caja de mensajes” en la que a través de 7 puntos resume lo que se hizo en el área y buscan que se comunique en cada ocasión posible. Entre ello está que la administración de Fernández “finalizó 2.838 obras públicas en todas las provincias, con una inversión de 247.294 millones de pesos”. Lo que explican que repercutió en un “fuerte impacto en la actividad de la construcción que ya supera los 450.000 empleos registrados”. Hacen hincapié también en que las “obras se construyeron en el 100% de los municipios del país y la Ciudad de Buenos Aires, y equivalen a un promedio de 2,5 obras finalizadas por día”.

En línea con lo que viene haciendo en sus últimas apariciones, como la del lunes, cuando contrapuso datos de su gestión en Ciencia y Tecnología con los que se registró en el período de Mauricio Macri, desde la administración de Fernández se recalca que cuando iniciaron la gestión “Obras Públicas solo contabilizaba 300 obras (70% paralizadas). Hoy hay 5.724 obras: 2.801 en ejecución y 85 en circuito”.

Para los próximos días la idea es avanzar con otras “cajas de mensajes” de diferentes carteras : salud y vivienda son algunas de ellas. “La idea es mostrar las que tienen cosas bien tangibles, que le cambiaron la vida a la gente de un modo directo”, detallan.

“Somos conscientes de que a la gente no le llega mucho de lo que se hizo, salvo que sea algo que lo tiene cerca. Sino no lo sabe. Por eso es importante mostrarlo y contarlo bien”, explican. Cerca de Fernández están convencidos que el espacio es competitivo y que “mucho más lo podemos ser si mostramos todo lo que hicimos. Porque imaginate que si eso lo hicimos con pandemia, imaginate sin”, preguntan.

Todo mientras en la práctica se eluden las definiciones sobre qué hará Fernández en adelante. Un futuro que por ahora no amenaza con definiciones. Mientras que el mandatario y su vice llevan tiempo sin hablarse, cerca de Fernández admiten que ni siquiera para el Congreso del PJ, previsto para fines de febrero, se esperan definiciones.